Federico Accardi, el sueño cumplido y las deudas del Estado con el deporte adaptado

El futbolista mendocino de Los Murciélagos, ganador de la medalla de plata en los Juegos Paralímpicos, dialogó con "Atardecid@s" y manifestó su felicidad por la obtención de la segunda presea de su carrera.

Sociedad

Atardecid@s

Polideportivo

Señal U

Unidiversidad

Publicado el 28 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Federico Accardi, futbolista de Los Murciélagos y ganador de su segunda medalla paralímpica (plata), luego de haber obtenido el bronce en Río 2016, dialogó con Señal U y manifestó la felicidad por este logro. A la vez, agregó que en Mendoza existe un "bloqueo con el deporte adaptado" y expuso que desde el Gobierno de la provincia no recibe ningún tipo de acompañamiento. 

"Es complejo el camino, más para un deportista con discapacidad. Cuesta muchísimo, pero uno siempre se las va ingeniando para profesionalizar la actividad. Hay que hablar y trabajar para una concientización social, y eso equivale a muchos factores. La gente que maneja los deportes en la provincia, a mi parecer, no trabaja bien en el deporte adaptado", afirmó Accardi. 

Accardi es defensor, tiene 32 años y no conoce los colores: es ciego de nacimiento. Aun así, Federico elegiría no ver, si existiera la opción. Hoy es feliz con su vida y no necesita agregarle nada, según sus propias palabras. Eso sí: si hubiera podido abrir los ojos una sola vez, "esa vez habría sido la noche del 13 de agosto de 2014, cuando San Lorenzo levantó la Copa Libertadores".

Su historia con el club la heredó de su abuelo y la consolidó cuando conoció al Beto Acosta y a Pablo Michelini antes de un partido de San Lorenzo en Mendoza. Todavía no conoce el Nuevo Gasómetro, pero lo tiene como objetivo en el corto plazo. Para escuchar los partidos elige las "transmisiones televisivas, porque los relatores de radio exageran demasiado".

“La experiencia fue muy positiva, conseguimos plasmar el nivel alto de los entrenamientos”, explica el jugador de Los Murciélagos con la experiencia fresca del torneo en Japón, de escasa cobertura en los grandes medios periodísticos. Para Federico, tanto el arquero como el entrenador son sus ojos dentro de la cancha, ya que "ellos no tienen discapacidad visual y se visten de narradores en las distintas jugadas". 

Accardi trabaja en una empresa de transporte para personas discapacitadas y piensa desarrollar actividades políticas afines cuando se retire del fútbol adaptado. Su hobby es jugar a la Play Station convencional, aunque no puede explicar cómo lo hace. Está en pareja con Vanessa y juntos esperan a Bastian, su segundo hijo a punto de nacer. Vive en Mendoza, aunque viaja una vez por mes para entrenar con sus compañeros de la Selección en el Cenard.

deporte sociedad federico accardi murciélagos medalla plata juegos paralímpicos 2021