Gilad Pereg: ¿qué es el trastorno esquizotípico de la personalidad?

Psiquiatras destacaron que, cuando llegó a la cárcel, su comportamiento era retraído pero “normal”. A las semanas, empezaron los episodios extraños. “La manipulación de parecer que no estaba en sus cabales fue la primera técnica que utilizó”, expresaron.

Gilad Pereg: ¿qué es el trastorno esquizotípico de la personalidad?

Foto: Prensa Poder Judicial

Sociedad

Crimen de las israelíes

Unidiversidad

Ángeles Balderrama

Publicado el 28 DE OCTUBRE DE 2021

Se llevó a cabo el tercer día de testimoniales del juicio por jurados contra Nicolás Gilad Pereg, acusado de asesinar a su madre, Phirya Saroussy, y su tía Lily Pereg. Este jueves, médicos psiquiatras lo diagnosticaron dentro del trastorno esquizotípico de la personalidad. Sin embargo, remarcaron que, al ingresar a la cárcel, su comportamiento era retraído pero “normal”. A las semanas, comenzó a exhibir su cuerpo, gritar o defecar en lugares que no correspondían. Además, una de las médicas psiquiatras resaltó que "la manipulación de parecer que no estaba en sus cabales fue la primera técnica que utilizó”.

“Desde el día uno de la entrevista, no observé ningún tipo de alteración que no pudiera comprender. Su juicio crítico estuvo conservado y en las entrevistas fue muy colaborador. Por otro lado, la conclusión a la que arribamos es que tiene un trastorno de personalidad que va construyendo desde que es pequeño. Es un trastorno esquizotípico, que altera especialmente la conducta y la afectividad, por lo cual carece de empatía. Pero, además, presentaba características de psicopatía, narcisismo, imposibilidad de sentir compasión ni autocrítica”, explicó la psicóloga del equipo del Cuerpo Médico Forense y especialista en criminología.

“Mantuvo una entrevista en inglés perfectamente, nunca maulló. Tenía un manejo cognitivo que le permitía saber cómo manejarse dependiendo del entrevistador. La manipulación de parecer que no estaba en sus cabales fue la primera técnica que utilizó, y me dibujó un gato. Que él actúe de este modo, que conteste como un gato ante preguntas muy simples, tiene que ver con su trastorno antisocial”, agregó la licenciada. En este sentido, aunque la jornada se inició de manera tranquila, con testigos que no demoraban más de cinco minutos en declarar y retirarse de la sala, con el transcurrir de las horas, los testimonios comenzaron a ser más llamativos. 

Para el médico Dalla Torre, psiquiatra del Servicio Penitenciario que cuenta con más de 21 años de servicio, durante las primeras semanas de la llegada de Gilad Pereg a la cárcel, su comportamiento era “retraído” pero dentro de la conducta normal. “A él lo conocí personalmente cuando ingresó el sábado 26 de enero. Desde el minuto cero, ingresó con hermetismo: no decía su nombre, no contestaba preguntas, no quería comer. Tenía una actitud retraída, poco comunicativo. Es difícil saber si esa persona estaba orientada porque no hablaba. Con el correr de las semanas, tuvo cambios en su comportamiento, expresaba su malestar por las condiciones de habitabilidad que tenía, empezó a ser más disruptivo”, explicó Dalla Torre.

Frente a la pregunta del Ministerio Público Fiscal: "¿Se manifestaba como gato?", el médico psiquiatra afirmó: “El tema de los maullidos demoró semanas, pero llegó un momento en el que no verbalizaba y solo se comunicaba con maullidos. Hasta el momento de la internación, no manifestó patologías, ni medicamentos que tomara ni nada de eso. La atención de él era normal, tal vez más volcada a interiorizarse en sí mismo”. 

Agregó: “En el caso de Pereg, entiendo que la mayoría de su comportamiento lo hace desde el entendimiento. Desde el primer momento, yo lo tomé como un trastorno esquizotípico de la personalidad; se trata de una persona aislada, con extravagancia, carga de autorreferencia, y se sentía perseguido. En general, en los desórdenes de personalidad, está conservado el juicio crítico”.

Más testimonios lo complican

Otra médica psiquiatra, integrante del Cuerpo Médico Forense con más de 20 años de experiencia y trabajos en el Hospital El Sauce y Carlos Pereyra, remarcó la misma situación que sus colegas.

“Evalué al señor Gil Pereg en conjunto con cuatro psiquiatras más. La evaluación psíquica consiste en una entrevista en el momento para conocer la voluntad, la memoria, todos los aspectos que hacen al funcionamiento. Cuando lo evaluamos, estaba vigil, lúcido, sin ningún tipo de problemas. Sí estaba descuidado en la higiene, pero podía mantener una conversación. No detectamos ideas delirantes ni alucinaciones. En ningún momento detectamos que tuviera una alteración del pensamiento”, dijo la médica psiquiatra.

En tanto, destacó que el juicio crítico de Gilad Pereg estaba conservado al momento de su evaluación. “Vimos que su juicio crítico estaba conservado, sabía lo que estaba bien y mal, y conocía las acciones. No puedo determinar que estaba fuera de sí mismo”, concluyó.

caso gil pereg qué es el trastorno de personalidad qué enfermedad tiene gil pereg