La UNCuyo cumplió el sueño del Hospital propio

En una concurrida ceremonia que contó con la presencia de autoridades universitarias, provinciales y nacionales, quedó inaugurado el Hospital Universitario, cuya primera etapa comenzará a prestar servicio a mediados de febrero próximo.  Destacaron el enfoque que se busca dar a la salud, de manera integral e integradora y la presencia de la Universidad en los verdaderos problemas de la población.  

La UNCuyo cumplió el sueño del Hospital propio

foto: Axel lloret

Sociedad Unidiversidad / Publicado el 21 DE DICIEMBRE 2010

Después de varios años de marchas y contramarchas, en la noche de ayer quedó finalmente inaugurado el Hospital Universitario.

Minutos después de las 20 comenzó la ceremonia de inauguración, encabezada por el rector Arturo Somoza, quien estuvo acompañado por el Gobernador de la Provincia, Celso Jaque, el viceministro de Salud de la Nación Eduardo Bustos Villar, autoridades legislativas, universitarias, eclesiásticas y militares. No faltaron los vecinos, quienes asistieron emocionados a la inauguración de una obra que dará un nuevo impulso a la zona.

Después de la proyección de un video institucional y de la actuación soberbia del Coro Universitario dirigido por Silvana Vallese,  y antes de la ceremonia académica y el tradicional corte de cintas, fue el momento de los discursos.

 Allí la directora del nosocomio, Sara Papa, enumeró las prestaciones que brindará el nuevo centro sanitario, a la vez que explicó que se elaborará historia clínica única y digitalizada por cada paciente, lo que incidirá de manera efectiva en el tratamiento integral que los profesionales deberán realizar sobre los enfermos.

Si bien en un principio la atención estará destinada a la comunidad universitaria, Papa explicó que se incluirá a los usuarios de los servicios de salud con cobertura a partir de acuerdos y convenios con entes financiadores de la salud, y sin cobertura a partir de acuerdos con el Estado Nacional y Provincial, además de los usuarios con capacidad de pago que opten privadamente por los servicios del hospital.

La flamante directora comentó que en la primera etapa el nosocomio funcionará como “hospital protegido”. Esta modalidad se basa en el trabajo a puertas cerradas, es decir, sin atención al público, como una instancia necesaria para testear todos los materiales y consolidar la organización interna del mismo.

Luego fue el turno del vicerector de la Uncuyo, Gustavo Kent, que destacó que la apertura del Hospital es “un quiebre en la salud pública”.

A su turno, el enviado desde el gobierno nacional, Bustos Villar, se declaró “profundamente gratificado” no sólo por la “reparación que significa la recuperación del antiguo hospital, como patrimonio mendocino”. Destacó, sobre todo, “el cambio de paradigma” con que la nueva gestión se propone enfocar la salud “de manera integral e integradora”, ya que “en la salud se encierra todo lo que nos acontece como personas… El hombre en su contexto histórico, con su familia y su entorno”.

Como institución formadora de profesionales “desde la mirada de la atención primaria”, definió al nuevo nosocomio como “un hospital sin paredes, que busca al paciente, a través de la prevención y la promoción de la salud”.

El funcionario manifestó que traía “el saludo y la felicitación de la presidenta Cristina Fernández por este nuevo instrumento al servicio de la comunidad”, así como el del titular del ministerio, Juan Luis Manzur, en cuyo nombre enfatizó que “cuentan con todo el apoyo del Gobierno Nacional”.

Finalmente, el rector Somoza  aseguró que “la Universidad no sólo recibió apoyos en su decisión de habilitar el Hospital Universitario, sino también advertencias, como la de un ex ministro de Salud, de que ‘no se metan con un hospital’. Pero la conclusión fue inevitable: si formamos profesionales médicos y de gestión, era nuestra obligación”.

En el contexto del Año del Bicentenario y como parte de las nuevas políticas acordadas por las Universidades Latinoamericanas, resaltó “la conciencia de que para América Latina la Universidad tiene una alta responsabilidad para contribuir a superar las problemáticas específicas de la región”.

El nuevo centro de salud está situado en las instalaciones del ex hospital ferroviario, cuya remodelación y adquisición de insumos demandó a la UNCuyo unos 25 millones de pesos. Le corresponderá también al  Ministerio de Educación de la Nación destinar fondos para los gastos futuros, clausula prevista en la partida destinada a hospitales universitarios que contempla el área.

Cuenta con equipamiento de alta tecnología inédita en Mendoza y presenta sistemas de comunicación ideados para que  la información circule de manera fluida con la intención de optimizar la asistencia y la labor institucional.

Entre otros servicios se brindará atención odontológica, ginecológica, obstétrica, clínica médica, quirúrgica y pediátrica.

Áreas fundamentales para la mejora de la salud como la internación y la rehabilitación también están previstas en el proyecto. La primera aun continúa en etapa de construcción, por lo que en el verano se continuará con su remodelación.

El hospital escuela de la UNCuyo será además un factor clave en la formación de estudiantes de Ciencias Médicas, entre otras carreras, pues tendrán un lugar garantizado y propio para realizar sus prácticas con la supervisión directa de sus docentes.

Después de una recorrida por las nuevas instalaciones, las autoridades y todos los presentes brindaron por el éxito del proyecto.