La Barrick no se debería ir sin antes remediar el daño

Lo advierten los vecinos para preservar el trabajo que debe realizar la minera, mientras hacen una colecta para costear un perito independiente.

La Barrick no se debería ir sin antes remediar el daño

En septiembre del 2015, la empresa minera Barrick Gold derramó cianuro sobre el Río Jáchal de San Juan. Foto publicada por Mendoza Post.

Sociedad Unidiversidad Derrame en Veladero / por Unidiversidad / Fuente: Asamblea Jáchal No Se Toca - Explícito Online / Publicado el 08 DE ABRIL 2016

Los vecinos de Jáchal han emprendido dos misiones: la primera, convencer a la población de que la Barrick debe remediar el ambiente, una tarea que llevará muchos años y para eso, debe emplear a los trabajadores actuales. La segunda es conseguir un perito independiente; con ese fin están haciendo una colecta.

La Asamblea "Jáchal No Se Toca" envió un comunicado de prensa a los medios en el que se plantea la situación de los vecinos jachalleros que quedarían sin trabajo, cobertura social ni otra posibilidad laboral ante el lema que la organización propone: “Cierre, remediación y prohibición”. En este sentido, exigen que, ante la posibilidad del cierre del proyecto Veladero, la minera Barrick Gold deberá hacer tareas de remediación ambiental que llevarán años de trabajo y para ello deberán emplear a los trabajadores actuales.
 

Colecta para un perito independiente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los vecinos de Jáchal difunden esta imagen para pedir colaboración. Imagen publicada en explicitoonline.com.

A su vez, los jachalleros iniciaron una campaña para recaudar fondos con el objetivo de financiar la intervención de un perito de parte, designado por el juez Sebastián Casanello, para evaluar el funcionamiento de la Barrick Gold en la mina de Veladero, en San Juan. La cifra necesaria rondaría los 100 mil pesos.

Robert Moran fue designado en el marco de un pedido de medida cautelar para el cierre preventivo de la Barrick. La idea es que se determinen las condiciones definitivas según las cuales está funcionando el establecimiento y si esas condiciones son las adecuadas para neutralizar los riesgos asociados a la actividad.

Los sanjuaninos deben pagarle al perito 7000 dólares. "En las luchas ambientales, los pueblos oprimidos son pobres, por eso es que te necesitamos para que nos ayudes a recaudar este dinero", expresaron por escrito.