Adicción al celular: qué es el "phubbing" y cómo afrontarlo

Se trata de una adicción que recrudeció en pandemia y que afecta a la mitad de los argentinos. Laura Jurkowski, psicóloga y especialista en adicción a las tecnologías, destacó que es una conducta que afecta tanto a los adultos, niños y adolescentes y que puede convertirse en una forma de “destrato”.

Adicción al celular: qué es el "phubbing" y cómo afrontarlo

Foto: Ilustrativa

Sociedad

Este Lejano Planeta

Radio U

Por Unidiversidad

Publicado el 06 DE DICIEMBRE DE 2021

El uso del celular tiene muchas ventajas, pero muchos usuarios se están convirtiendo en celular dependientes, al no poder estar un minuto sin su teléfono. Hoy en día, el uso de WhatsApp las redes sociales y el uso de internet ha crecido exponencialmente y su habitualidad ha cambiado nuestras formas de relacionarnos y comunicarnos.

En Este Lejano Planeta hablamos con Laura Jurkowski, psicóloga y especialista en adicción a las tecnologías, directora del Centro Reconectarse, quien nos cuenta las patologías que puede producir este tipo de trastornos de conducta.

“El celular se convirtió en algo fundamental en la vida de una persona. De la misma forma que se producen otros tipos de adicciones, el uso del celular se convierte en una adicción cuando pasa a ser una conducta compulsiva y que produce satisfacción. Es un impulso a usar el celular que no se puede controlar. Esta adicción al celular está afectando, fundamentalmente a jóvenes y adolescentes”.

“El problema es la conducta incontrolable y exagerada que hace que dejen de hacer otras actividades, como leer o hacer algún deporte, o conversar cara a cara con un amigo o familiar. Hay personas que utilizan el celular de manera adecuada pero hay otras que están todo el tiempo ‘controlando’ el aparatito, esperando cualquier señal del teléfono, y mirando permanentemente de manera compulsiva e incontrolada , independientemente de la actividad que esté realizando. Estas personas si no pueden usar su celular están nerviosas, ansiosas, angustiadas e irritables, y todo esto desaparece cuando pueden volver a usarlo”, continuó Jurkowski.

Reconectarse Centro de Tratamiento de Adicciones a la Tecnología

Se puede ver en la calle grupo de adolescentes, pero cada uno hablando por su propio celular, twitteando, o mandando mensajes de textos, escribiendo a una velocidad increíble. Muchos jóvenes dedican gran parte de su tiempo libre a manejar su celular, mandando mensajes de textos, jugando a video juegos, comunicándose, muchas veces con desconocidos, sacando fotos y videos que después los cuelgan de internet o escuchando música.

“Usan el celular a todas horas, de día y de noche y en todos los contextos, en el colegio, en el cine, en la calle, en la casa, en el colectivo, con los amigos. No se pueden separar del celular. Creen que sin el celular no podrían tener amigos, se creen más importantes, según el celular que tengan es un símbolo de status”, finalizó la Jurkowski.

Detrás de este uso excesivo suele haber problemas de autoestima o inseguridad, dificultad para relacionarse con las demás personas, asilamiento y otros problemas.

Posibles consecuencias de la adicción al celular:

  • Aislamiento y soledad
  • Alteraciones del estado de ánimo
  • Problemas de comunicación
  • Problemas en el lenguaje, ya que se detienen a escribir bien, sino que lo más importante es la velocidad
  • Peligro de contactarse con desconocidos, que pueden llevar a situaciones de riesgo.
  • Aumento de sensibilidad en relación al juicio y valoración de los demás, lo que aumenta la inseguridad.
  • Agresividad
  • Menor rendimiento escolar o laboral. SE pueden pasar horas chateando en lugar de estudiar, hacer otras actividades, y de relacionarse cara a cara con sus pares o familia.
  • Al estar hablando con alguien o en un grupo de personas, se pierde la atención en la conversación. Esto trae consecuencias en sus vínculos.
  • Signos de alerta de adicción al celular
  • Cambio de actitud: cuándo habla por celular se siente de una manera diferente que cuando lo hace cara a cara, por ejemplo no se siente tan tímido.
  • Está siempre con el celular, no lo deja para nada, lo lleva al baño, cuando está comiendo, cuando sale, etc.
  • Está todo el tiempo pendiente del celular, chequeando si llegaron mensajes, o mandando mensajes, a pesar de estar con amigos y/o familiares.
  • Cambio de hábitos en el sueño: cuando se despierta a la noche, o ni bien se levanta a la mañana chequea el celular. SE queda hasta muy tarde, perdiendo horas de sueño, chateando por el celular.
  • Nerviosismo cuando el celular no está disponible.

Audio

  • Entrevista con Laura Jurkowski.

    Psicóloga y directora de Reconectarse

Fuente: Reconectarse Centro de Tratamiento de Adicciones a la Tecnología

qué es la adicción al celular adicciones celulares tecnología pandemia salud