La mona Cecilia tiene novio

La chimpancé trasladada desde el ex-Zoo a un santuario brasileño formó pareja con Marcelino, un ejemplar nacido en el lugar, diez años menor que ella. Dicen que son inseparables.

La mona Cecilia tiene novio

La mona Cecilia consiguió compañero en el Santuario de Brasil. Se llama Marcelino y tiene diez años menos que ella. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza.

Sociedad Unidiversidad Mona Cecilia / por Unidiversidad / Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza / Publicado el 28 DE AGOSTO 2017

Cecilia, la chimpancé de 20 años de edad, trasladada del ex-Zoológico provincial al Santuario Natural de Simios en Sorocaba, Brasil, continúa en un estado de evolución sorprendente y ya tiene un compañero de vida, Marcelino. Así lo informaron desde ese espacio en un comunicado oficial.

Fue el propio secretario general del Proyecto Gran Simio Internacional, Pedro Ynterian, quien escribió: “La soledad para un chimpancé es la peor tortura”. El profesional también contó que “Cecilia buscaba desesperadamente una compañía”.

Los especialistas del santuario "administraron" la relación entre los chimpancés. "Una semana, Marcelino se quedaba con su madre y hermanos, y tres semanas se quedaba solo. Se relacionaban por las ventanas, pero no es la misma cosa que la vida en común. Marcelino también necesitaba de una compañía permanente. Cuando comenzamos la aproximación, percibimos el interés de Cecilia en el joven candidato. Ella pasaba un buen tiempo en la ventana hasta que él aparecía”.

También explicaron que “el viernes pasado (por el viernes 25 de agosto), decidimos abrir la puerta del recinto que los separaba y sucedió el encuentro. Al principio, como su padre dominador, él marcó el territorio, gritando y corriendo, sin demostrar intimidad. Cecilia intentaba por todos los medios atraerlo y buscar el contacto físico; cuando él más agitaba, ella huía gritando”.

“Los separamos durante una hora y ya sabían que estaban muy próximos a la intimidad. En el segundo encuentro, la aproximación sucedió y Cecilia asumió el papel de madre, y como Tata –la mamá de Marcelino–, comenzó a hacer grooming en él (sic), hasta que se rindió. Se abrazaron, se besaron y no se separaron más en las horas siguientes”.

Según dicen desde el Santuario, “Cecilia está fascinada con Marcelino y lo cubre de cariños constantemente. Y él en ningún momento la rechaza. Abrimos el acceso a otros dos recintos para que tengan más espacio. Sin embargo, ellos prefieren los túneles y los pasillos aéreos, donde su intimidad está más resguardada de la curiosidad humana”.

Cecilia, argentina y mendocina, y Marcelino, brasileño y sorocabano, inician una vida en común que mitigará la soledad y hará más aceptable la vida en cautiverio.  

El candidato

Marcelino es un chimpancé de diez años, nacido en el mismo santuario que alberga más de 50 simios de la misma especie. Es hijo de Peter y Tata, que también viven en esas instalaciones, y estaba desafiando la autoridad del padre, que ejerce una intensa dominación en la familia, algo que en la vida libre se resuelve de otra manera: cuando son adolescentes y existen conflictos, buscan otro destino.

sociedad | mona cecilia | novio | marcelino | santuario natural de simios en sorocaba | brasil