La sala de internación del Hospital Universitario ya atiende otra vez a pacientes COVID-19

En centro de salud habilitó nuevamente su servicio de internación para casos de coronavirus de baja y mediana complejidad.

La sala de internación del Hospital Universitario ya atiende otra vez a pacientes COVID-19

Foto: Hospital Universitario

Sociedad Unidiversidad Rebrote COVID / por Unidiversidad / Publicado el 26 DE ABRIL 2021

Tras haber mantenido reuniones con las autoridades provinciales y tal como se había anunciado a fines de 2020, ante la posible demanda por una segunda ola de contagios, el Hospital Universitario volvió a ponerse a disposición del Ministerio de Salud y reabrió la Sala de Internación. Este lunes llegó el primer paciente con COVID-19 al área denominada “Dra. María Victoria Gómez de Erice”, que cuenta con 29 camas distribuidas en 15 habitaciones. La UNCUYO busca así colaborar con el sistema sanitario provincial a partir de la recepción de pacientes con coronavirus de baja y mediana complejidad.

Para minimizar la exposición del personal y, por lo tanto, el riesgo de contagio, se adquirieron bombas de infusión. Se trata de un equipo que suministra por goteo medicación al paciente y así reduce el ingreso de personal a la habitación.

Además, se prepararon habitaciones con sistema de video para monitorear casos complejos, como pueden ser los de personas con movilidad reducida o deterioro cognitivo. Otra característica de este sector que se acondicionó en 2020 a partir de un financiamiento de la Nación y con aportes de la misma universidad es la disposición de un sistema de oxígeno central para abastecer a todas las camas y de un tomógrafo computarizado las 24 horas.

 

Cómo es la atención

En cuanto al recurso humano, alrededor de 85 personas están afectadas exclusivamente a la atención en la Internación COVID. Por  un lado, el equipo interdisciplinario está integrado por profesionales de Medicina, Kinesiología, Nutrición, Enfermería, Fonoaudiología, Farmacia, Laboratorio y Diagnóstico por Imágenes. Por su parte, el equipo de apoyo abarca personal de administración, oficeros, camilleros y limpieza.

Por cuestiones de administración y organización, se estima el arribo diario de 8 pacientes con previa derivación de las obras sociales que han firmado convenio con el HU para tal fin.

 

El resto de los servicios, con normalidad

El trabajo de los últimos meses se concentró en dividir los circuitos internos. Ni la zona de Internación, ubicada en el primer piso, ni el personal que se desempeña en ella se vinculan con el resto de los servicios. Por otro lado, los pacientes que ingresan por Unidad de Demanda Espontánea con sospecha de COVID-19 tienen su recorrido exclusivo debidamente identificado y separado, de tal manera que no se relacionan con personas que asisten al hospital con turnos programados, al vacunatorio, al laboratorio o a otras actividades de rutina.