Las razones por las que el Opus Dei pierde poder dentro de la Iglesia Católica

El documento del papa Francisco, bajo el título “Ad charisma tuendum” (“Para tutelar el carisma”), “resta poder e independencia” a la poderosa organización dentro de la iglesia. Más de 40 exempleadas denunciaron al Opus Dei por explotación.

Las razones por las que el Opus Dei pierde poder dentro de la Iglesia Católica

Télam

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 04 DE AGOSTO DE 2022

Las nuevas normas dispuestas por el papa Francisco para endurecer controles sobre el Opus Dei y cambiar la naturaleza de su liderazgo entraron en vigencia tras la publicación de un decreto pontificio a finales de julio. A través del motu proprio titulado Ad charisma tuendum (Para proteger el carisma), Francisco consideró el 22 de julio "oportuno confiar al Dicasterio para el Clero la competencia para todo lo que corresponde a la Sede Apostólica en materia de Prelaturas personales, de las cuales la única hasta ahora erigida es la del Opus Dei".

En realidad, el Opus Dei ya había pasado a depender del Dicasterio para el Clero el 5 de junio, con la entrada en vigencia de la Constitución Apostólica Prediquen el Evangelio, que en su artículo 117 le da al organismo el control sobre las "prelaturas personales", de las que el movimiento conservador creado en 1928 es la única por el momento.

La norma también obliga al grupo vinculado a sectores conservadores de la Iglesia a presentar, cada año, "al Dicasterio para el Clero un informe sobre el estado de la Prelatura y sobre el desarrollo de su labor apostólica", y ya no con formato quinquenal como hasta ahora. Por otro lado, a partir de este jueves 4 de agosto, la autoridad del Opus Dei, conocida como prelado, ya no será obispo, ajustando a la teoría lo que se da en la actualidad con Fernando Ocáriz, que no ha recibido la ordenación episcopal.

"Deseando, por tanto, salvaguardar el carisma del Opus Dei y promover la acción evangelizadora que sus miembros llevan a cabo en el mundo, y debiendo al mismo tiempo adaptar las disposiciones relativas a la Prelatura a la nueva organización de la Curia Romana, ordeno que se observen las siguientes normas", señaló el Papa en su escrito de finales de julio.

El motu proprio también agregó en uno de sus seis artículos que, con base en estas modificaciones, los estatutos del Opus Dei "serán convenientemente adaptados". Esto se hará a través de propuestas de la propia institución, pero que deberá aprobar finalmente el Vaticano.

Más de 40 exempleadas denunciaron al Opus Dei por explotación

Un grupo de 43 mujeres de Argentina, Paraguay y Bolivia denunció en septiembre de 2021 a la organización ultraconservadora católica Opus Dei ante el Vaticano por trata de personas, explotación y reducción a la servidumbre.

Los encargados de la entidad les decían que tenían “vocación de santas”, que estaban llamadas a “servir a Dios” y les imponían hasta 15 horas diarias de trabajo, recogió la BBC.

Además, las víctimas permanecían aisladas en las residencias, con una rutina de oración y mortificaciones que incluía ducharse con agua fría y autoflagelarse. Las mujeres, que no acudieron todavía a la justicia, a la espera de recopilar más testimonios y pruebas, exigen una reparación económica y un reconocimiento público de la Iglesia Católica, según el abogado de las demandantes.

Fueron reclutadas entre familias de bajos recursos cuando tenían entre 12 y 16 años. Las trasladaron a la ciudad de Buenos Aires en las décadas de los años 70, 80 y 90 con la promesa de brindarles formación educativa.

Sin embargo, denunciaron que recibieron capacitación en quehaceres domésticos y las hicieron trabajar sin salario para integrantes de alta jerarquía y sacerdotes de la obra fundada por el cura español y santo Josemaría Escrivá de Balaguer.

Denuncia ante el Vaticano

La acusación presentada por las 43 víctimas ante las autoridades del Vaticano afirma que “hubo un plan proselitista” y que “lo hicieron con el conocimiento y consentimiento de las personas que ostentaban las facultades de organización y control”.

Por su parte, el Opus Dei se defendió de la denuncia. “No ha habido ninguna denuncia laboral formal en los últimos 40 años”, dijo el organismo a la BBC. “Y tampoco desde que se han realizado las acusaciones públicas, habiendo transcurrido casi un año (desde las denuncias) y a pesar de que la Prelatura siempre estuvo a total disposición de la Justicia”, añadió.

Alicia Torancio, una de las denunciantes, ingresó a la orden religiosa detrás de una hermana mayor que hoy también se sumó al reclamo de justicia. Entró en 1994 con 16 años y salió en 2007, cerca de cumplir 30. Dedicó 13 años de su vida al servicio del Opus Dei. En la actualidad, a los 44, las huellas de lo que experimentó todavía están presentes.

“Los últimos seis años estuve sumergida en una depresión terrible, ellos me trataron con psiquiatras de la obra y tuve un intento de suicidio. Me decían que esa era mi cruz, lo que tenía que pagar por los pecadores, y que con mi sufrimiento estaba sosteniendo las labores apostólicas. Solo me dejaron ir cuando no servía más para trabajar”, confesó Torancio, natural de Mercedes, ubicado a 700 kilómetros de Buenos Aires.

Según la mujer, a los 15 años y a través de su hermana consiguió trabajo en una residencia de varones perteneciente a la obra. Como estaba sola en Buenos Aires, le ofrecieron alojamiento en una residencia de mujeres, donde estaban las muchachas que estudiaban en el Instituto de Capacitación en Estudios Domésticos, el Icied, “la escuela de mucamas”.

“Cuando llegás ahí, te empiezan a hacer la cabeza. Te dicen que tienes vocación para ser santa, que puedes aportar al mundo a través de tu trabajo y que vas a ayudar a cambiar el mundo. Y yo era muy idealista”, lamentó Alicia.

Tras ser admitida en la obra, recibió una liga de alambre con puntas, el cilicio, y un látigo con un manojo de sogas trenzadas y enceradas. Aún posee las cicatrices del cilicio en el muslo. “Te infantilizaban todo el tiempo. Tenías que pedir permiso para las cosas más tontas y no tenías dinero para manejarte”, recordó Torancio.

“Tienen que reconocer públicamente lo que hicieron con nosotras”, reclamó Alicia, en nombre de las 43 demandantes. “Hay mujeres mayores con muchos problemas de salud por tanto trabajo y que ni siquiera pueden jubilarse”, concluyó.

¿Qué es el Opus Dei?

El Opus Dei es una prelatura personal, la única que existe actualmente en la Iglesia Católica. Fue fundada en España por San Josemaría Escrivá de Balaguer en 1928 y está presente en 68 países del mundo.

Una prelatura personal es una entidad al frente de la cual hay un pastor llamado "prelado", que puede ser obispo y que es nombrado por el Papa.

El prelado gobierna la institución como una jurisdicción, de un modo similar al que un obispo gobierna su diócesis o territorio asignado.

Opus Dei significa en latín "obra de Dios", por lo que familiarmente sus miembros se refieren a ella como “La Obra”. Su acento especial o carisma es la santificación a través del trabajo cotidiano.

En el Opus Dei hay sacerdotes, laicos célibes (los numerarios y agregados), y supernumerarios, que son los miembros casados.

Fuente: Télam / BBC

opus dei, iglesia católica, papa francisco,


El rey lloró

El rey lloró

Por Leandro Hidalgo, escritor y sociólogo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la ...

Fecha

17 DE JULIO DE 2024