Lesa Humanidad: pedirán que revean cinco condenas

Lo confirmó el querellante por el MEDH, Pablo Salinas. Una de ellas será la del ex subsecretario de Seguridad, Carlos Rico Tejeiro.

Lesa Humanidad: pedirán que revean cinco condenas

El ex subsecretario de Seguridad, Carlos Rico Tejeiro, escucha la sentencia que se conoció ayer en Tribunales Federales. Foto: Los guerreros del destino.

Provincial

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018

El querellante por el Movimiento Ecuménico de Derechos Humanos (MEDH), Pablo Salinas, confirmó que presentará un recurso de casación por cinco condenas dictadas en el VI Juicio de Lesa Humanidad por entender que no se ajustan a la calificación de los delitos por los que encontraron culpables a 19 imputados.

Luego de dos años de audiencias, ayer concluyó el proceso con la lectura de la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal N.° 1, que preside Daniel Alberto Cisneros. Condenaron a 19 exintegrantes de la Policía de Mendoza, Policía Federal, Fuerza Aérea y Ejército por los crímenes, torturas y vejaciones que sufrieron 86 víctimas, que permanecieron ilegalmente detenidas en el D2, el Casino de Suboficiales y Campo Las Lajas.

Una sentencia con sabor agridulce

Las víctimas y la querella del VI Juicio de Lesa Humanidad consideraron que algunas condenas fueron bajas. Carlos Rico quedará en libertad. Se declaró a Campo Las Lajas centro clandestino y que las mujeres sufrieron violencia de género.

 

Recurso de Casación

El tribunal tiene 40 días hábiles para dar a conocer los fundamentos de las condenas contra los 19 represores, cinco de las cuales fueron a prisión perpetua. Luego de ese lapso, las partes estarán habilitadas para presentar recursos contra el fallo.

Salinas explicó que presentará un recurso de casación (básicamente, que un tribunal superior revea la condena) en los casos de Carlos Rico Tejeiro, Marcelo León Marchioni y José Luis Mirotta, que fueron condenados a cuatro años y seis meses de prisión. El tribunal ordenó la libertad de los tres, ya que cumplieron la mitad de su condena en prisión preventiva.

El querellante también interpondrá un recurso de casación en los casos de Miguel Ángel Salinas Ventura, que fue condenado a cinco años de prisión, y el de Carlos Eduardo Ledesma Luna, sentenciado a 22 años de prisión.

Salinas explicó que, si bien en todos los casos el tribunal determinó que se trató de crímenes de lesa humanidad cometidos en el contexto del delito internacional de genocidio, algunas condenas –a su entender– no se ajustaron a esa calificación.

El letrado destacó que los condenados tendrán el mismo plazo para apelar las sentencias, un derecho que les asiste en el marco de un juicio en el que se respetaron todas sus garantías constitucionales.

Pidieron que se declare a Las Lajas como centro clandestino de detención

Fue una de las solicitudes a la Justicia en la que coincidieron los querellantes, durante los alegatos en el VI Juicio por delitos de lesa humanidad. También reclamaron que los acusados rompan el pacto de silencio y digan dónde están los restos de ...

 

Una sentencia histórica

Más allá de los recursos de casación que presentará, Salinas aseguro que la sentencia fue histórica, ya que el tribunal entendió que todos los hechos analizados en el proceso son crímenes de lesa humanidad cometidos en el contexto del delito internacional de genocidio. Además declaró a Campo Las Lajas como centro clandestino de detención, reconoció que las mujeres secuestradas sufrieron violencia de género y determinó que las niñas y niños de las detenidas también fueron víctimas.

El querellante destacó especialmente la importancia del reconocimiento de Las Lajas como centro clandestino de detención, teniendo en cuenta que no estaba en el informe de Conadep y que fue descubierto por el MEDH. Dijo que esto posibilitará que la Fuerza Aérea no disponga del predio, ya que organismos de derechos humanos están en tratativas con el Gobierno nacional para que se convierta en un sitio para la memoria.

lesa humanidad represores genocidas torturas ilegal detención víctimas derechos humanos