Los querellantes pidieron condenas de 50 años para los sacerdotes

Así lo aseguraron Oscar Barrera y Leandro Lanci, al concluir sus alegatos. Solicitaron medidas restaurativas. El pedido supera los 45 años que había solicitado la fiscalía.

Los querellantes pidieron condenas de 50 años para los sacerdotes

Ya concluyeron los alegatos los querellantes y comenzó la defensora oficial,de los tres imputados. Foto: Prensa Poder Judicial

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Verónica Gordillo / Publicado el 14 DE NOVIEMBRE 2019

La querella pidió una condena de 50 años para los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) y de 30 para el jardinero Armando Gómez (49), acusados de abusar y corromper a los chicos y chicas sordas que asistían al Instituto Antonio Próvolo.

Durante una nueva audiencia del juicio contra los tres imputados, los querellantes Oscar Barrera y Leandro Lanci concluyeron sus alegatos con el pedido de pena. Esta fue superior a la que solicitaron los representantes del Ministerio Público Fiscal, que fue de 45 años para los sacerdotes y de 22 y medio para el jardinero.

En tanto, los querellantes por Xumek, Sergio Salinas y Lucas Lecour, solicitaron una pena de 50 años para Corbacho y de 15 para Corradi y Gómez, atendiendo a que representan a solo cinco denunciantes de los once que están en la causa.   

Próvolo: la fiscalía pidió condenas de 45 años para los dos sacerdotes

El jefe de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Alejandro Iturbide, pidió 45 años de prisión para los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59), acusados de abusar y corromper a los niños y niñas que asistían a la sede local del Instituto Antonio Próvolo.

 

Los fundamentos de la querella

Barrera explicó que, en el caso de Corradi y Corbacho, consideraron viable solicitar la pena máxima teniendo en cuenta los hechos por los que están acusados y –sobre todo– el poder que tenían como sacerdotes y la autoridad que detentaban en la jerarquía del Instituto. En cuanto a Gómez, Barrera explicó que solicitaron una pena menor, atendiendo a su discapacidad auditiva, a que no tiene antecedentes y sobre todo a que no ostentaba un puesto de liderazgo ni de autoridad alguna dentro de la estructura del Próvolo.

Próvolo: la sentencia será antes del 26 y estarán los sobrevivientes

Los sobrevivientes presenciarán la lectura de la sentencia que dictará el Tribunal antes del 26 de noviembre contra los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) y el jardinero Armando Gómez (49), acusados de cometer abusos sexuales y corromper a los chicos y chicas que estaban a su cuidado en el Instituto Próvolo.

 

Medidas reparativas

Además de la pena, los letrados solicitaron también al Tribunal que ordene poner en marcha medidas de reparación para los sobrevivientes, tal como lo hicieron los querellantes de Xumek. Entre ellas, que las autoridades de la Iglesia Católica pidan perdón a los denunciantes y que se coloque una placa en el predio del Próvolo recordando lo que sucedió, ya que actualmente ahí funcionan dependencias de la comuna de Luján de Cuyo.

Los querellantes también solicitaron medidas específicas relacionadas con la integración del colectivo de personas sordas. Las primeras son que se capacite a los trabajadores del Poder Judicial en lengua de señas y que se incorpore la figura de asesor de sordos en las escuelas.

Luego de los alegatos de la querella, expuso la asesora de menores del Ministerio Público y Pupilar, Beatriz Gamero, que compartió la necesidad de poner en marcha medidas restaurativas de los derechos de los chicos y chicas.

Gamero, que participa en el juicio en representación del único de los once denunciantes que aún es menor de edad, acompañó el pedido de colocar una placa recordatoria con los nombres de los sobrevivientes en la sede del Instituto, ya que en plena investigación judicial, la Iglesia Católica vendió la sede local a la Municipalidad de Luján de Cuyo.

Luego de un cuarto intermedio, comenzó el alegato de la defensora oficial de los tres imputados, Alicia Arlotta. Este alegato continuará mañana.