Malcolm X: 55 años después de su muerte

El crimen del activista musulmán sucedió en el norte de Manhattan, Estados Unidos, el 21 de febrero de 1965. El documental "Who killed Malcolm X?" podría reabrir la causa.

Malcolm X: 55 años después de su muerte

Foto: Télam

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: Infografía Télam / Publicado el 21 DE FEBRERO 2020

Malcolm Little, más conocido como Malcolm X fue un orador, ministro religioso y activista estadounidense. Por un lado, considerado ferviente defensor del derecho de los afroamericanos, por otro, un hombre racista y predicador de la violencia. En cualquier caso, una de las figuras más influyentes del panorama nacional en Estados Unidos en el siglo XX.

Nacido en Omaha (Nebraska), tuvo una infancia realmente dura. Él y su familia comenzaron su andadura huyendo del movimiento racista Ku Klux Klan. Perdió a su padre a la edad de 14 años en extrañas circunstancias, mientras su madre era ingresada en un centro psiquiátrico después de perder la custodia de sus hijos.

Con esta alocada vida, Malcolm se integró dentro del hampa, nombre que reciben las personas que viven de forma marginal y llevan a cabo actos delictivos. Fruto de ello paso diez años en prisión. Entre rejas descubrió algo por lo que luchar: la Nación del Islam. Una organización más religiosa que política y que apenas contaba con más de 100 seguidores.

Fue durante la predicación de la Nación del Islam cuando Malcolm alcanzó sus mayores cotas de popularidad, al mismo tiempo, que comenzaba a ser cuestionado por su radical visión del hombre negro y el hombre blanco. Para él, el Islam era la religión verdadera y solo para los negros, mientras que el cristianismo era para los blancos. No solo eso, sino que propuso la creación de un estado independiente al sur de Estados Unidos y poblado únicamente por negros. Solo permanecerían allí hasta que todos pudiesen volver a África.

No ayudó a su imagen su confesión de ser comunista. Por esta razón, el FBI abrió una investigación en 1959 para tratar de esclarecer si el rápido ascenso de Malcolm estaba ligado de alguna forma al Partido Comunista. De hecho, durante la visita de Fidel Castro, como miembro de la Asamblea General de Naciones Unidas, éste solicitó una reunión privada con Malcolm.

Su postura fue radicalizándose tanto hasta tal punto que llego a comparar el asesinato de John F. Kennedy con un pollo que vuelve a su casa a dormir. La relación con la Nación del Islam fue rompiéndose poco a poco, más después de que la sociedad mostrase sus condolencias a la familia de Kennedy, mientras Malcolm se burlaba. Se le prohibió hablar públicamente en nombre de la organización durante 90 días, aunque mantuvo su rango de ministro.

Pronto las tensiones entre la Nación del Islam y Malcolm X aumentaron tanto que llegaron a poner una bomba en su coche. Las amenazas continuaron y él y su familia tuvieron que abandonar su hogar, después de que una denuncia de Nación del Islam saliese vencedora reclamando la vivienda en Queens. La vivienda fue incendiada, aunque sobrevivieron.

Finalmente, el 21 de febrero de 1965, mientras Malcolm se encontraba dando un discurso estalló una trifulca entre el público que llamó la atención de los guardaespaldas. Momento que aprovechó un hombre para dispararle en el pecho con una escopeta recortada. Recibió 16 disparos en total, muriendo en el Centro Médico de la Universidad de Columbia.

Tres hombres fueron declarados culpables de asesinato en primer grado, aunque aún hay dudas sobre quienes fueron los autores.

Revisarán la investigación del crimen

La muerte de Malcolm X vuelve a estar en el punto de mira de la justicia a 55 años de su aniversario, a partir de los testimonios recogidos en un documental.

Pasados 55 años de aquella tarde sangrienta, el documental Who killed Malcolm X? (Quién mató a Malcolm X) de Netflix, estrenado el 7 de febrero pasado, sembró las suficientes dudas sobre si se cometió un error judicial en la condena de dos de los implicados, ya que el material plantea preguntas sobre sus coartadas.

A tal punto, que la fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr., comunicó esta semana que está revisando el caso tras el estreno del documental de seis capítulos.