Martín Miguel de Güemes, un prócer clave poco reconocido por la historia

Junto a sus gauchos, defendió la frontera norte del país de los ataques realistas, mientras en Buenos Aires se buscaba la manera de eliminarlo. A 200 años de su muerte, la historiadora Paola Figueroa repasó sus hitos en la pantalla de Señal U.

Sociedad

Atardecid@s

Cultura

Señal U

Unidiversidad

Publicado el 22 DE JUNIO DE 2021

Martín Miguel de Güemes nació en Salta, Virreinato del Río de la Plata, el 8 de febrero de 1785. Su padre fue tesorero de la Real hacienda de la corona española y su madre era descendiente del fundador de Jujuy, Francisco de Argañaraz y Murguía. Cursó sus estudios primarios en su ciudad natal, donde se vinculó también con las actividades rurales del establecimiento donde vivía su familia.

A los 14 años, Güemes se inició como militar y fue destinado a Buenos Aires. Participó de la defensa de la ciudad durante las primeras y segundas Invasiones Inglesas.

Tras la Revolución de Mayo, volvió a la ciudad de Salta, donde realizó acciones destinadas a interceptar las comunicaciones realistas y facilitar el avance de las fuerzas patriotas. En noviembre de 1810, venció en la batalla de Suipacha a los realistas. Tras las derrota de Huaqui, en 1811, sirvió como escolta de Juan Martín de Pueyrredón.

En 1814, San Martín le encomendó el mando de la Avanzada del Río Pasaje, lo que dio inicio a la denominada Guerra Gaucha, que consistía en pequeñas incursiones diarias por parte de milicias poco equipadas, pero que contaban con apoyo de la  población y que producían mucho daño en las tropas realistas.

En 1815, Güemes fue elegido gobernador de su provincia, cargo que ejerció hasta 1820. Poco tiempo después, se casó con Carmen Puch, con quien tuvo tres hijos. Su hermana Macacha Güemes tuvo un rol fundamental en su vida militar y política. A raíz del descontento generado por las contribuciones forzosas impuestas por Güemes, las clases altas lo depusieron en su ausencia, pero, luego de retornar la ciudad, este perdonó a los revolucionarios. Los realistas aprovecharon el contexto y tomaron la ciudad de Salta. Cuando Güemes se dirigió a combatirlos, recibió un balazo que le provocaría la muerte días más tarde, el 17 de junio de 1821, a los 36 años. Martín Miguel de Güemes fue el único general de toda la historia argentina caído en combate.

La historiadora Paola Figueroa dialogó con Atardecid@s sobre la participación clave de este personaje en la historia argentina y contó porqué no es tan reconocido como San Martín o Belgrano.

"La historia marca que Martín Miguel de Güemes fue un personaje clave para que se haya llevado a cabo la independencia de nuestro país y la de varios países latinoamericanos. El que no le dio mucha relevancia a su personaje a la hora de contar los hechos fue Bartolomé Mitre, que sí ponderó el trabajo de San Martín y Belgrano", explicó Figueroa. 

 

Mirá la nota completa a continuación.

sociedad argentina historia martín miguel de g