Comienzan a bajar los varados por el alud

Lograron habilitar una mano de la Ruta 7 para descomprimir la situación en alta montaña. Continúan las tareas de deslave. Cómo se asiste a los afectados.

Comienzan a bajar los varados por el alud

Foto: gentileza Gendarmería Nacional.

Sociedad

Aludes en alta montaña

Unidiversidad

Unidiversidad / Ernesto Gutiérrez

Publicado el 05 DE FEBRERO DE 2018

Tras el alud ocurrido en horas de la tarde del domingo 4 de febrero, y luego de que unas 1000 personas pasaran la noche en las villas cordilleranas en distintas situaciones de comodidad y seguridad, Gendarmería Nacional informó que Vialidad Nacional logró despejar la mano que "baja" de la montaña para permitir que los varados puedar retornar a Mendoza. El deslizamiento, de unos 100 metros de ancho por uno de alto, ocurrió en el kilómetro 1165 de la Ruta Nacional 7, a la altura de Quebrada Seca, entre Uspallata y Punta de Vacas.

 

Las intensas lluvias registradas en alta montaña ocasionaron el desborde en el río Mendoza, el cual avanzó sobre la calzada y cortó abruptamente el tránsito. Solamente se abrió el paso para aquellos vehículos que estaban más arriba del alud y que prefirieron regresar a Chile, mientras que alrededor de 1000 personas fueron reubicadas en Punta de Vacas (unas 600), Polvaredas (180) y Puente del Inca (unas 120). Mientras tanto, en el complejo fronterizo Roque Carranza (Horcones) fueron acogidas 75 personas en sus vehículos particulares y seis micros con 270 pasajeros. La situación obligó a la seccional Punta de Vacas de GN a desplegar un operativo de asistencia para alojar y alimentar a los varados, así como atenderlos desde el punto de vista sanitario.

Pese a que en un primer momento se dijo que el tránsito quedaría habilitado a partir de las 7 de hoy, el corredor internacional permanece cerrado. La circulación vehicular se encuentra interrumpida en ambos sentidos, a la altura de la refinería de YPF, en Luján de Cuyo (para quienes se dirigen hacia Chile), y a la altura de Guardia Vieja, Chile (para quienes pretenden cruzar a nuestro país). Lo único que se ha habilitado es una mano de la ruta para que los varados en alta montaña pueda descender.

 

 

Osvaldo Valle, vocero de Gendarmería Nacional, dijo a Unidiversidad: “En estos momentos están actuando las máquinas de Vialidad Nacional en el despeje del camino para que, con posterioridad, se evalúe la situación de la calzada y el Puente Ranchillo (ubicado a la altura del kilómetro 1159), ya que el cauce superó el nivel máximo. Se está verificando que el puente no haya sido afectado en su estructura y así poder habilitarlo cerca del mediodía”. Y agregó: “A esta hora se retoman las labores para intentar despejar la ruta en el sector comprendido entre Uspallata y Polvaredas. Se estima que los trabajos no estarían terminados antes del mediodía, eso siempre y cuando las condiciones meteorológicas no compliquen aún más la situación”, puesto que el pronóstico del tiempo prevé que esta tarde puedan registrarse nuevas tormentas.

 

 

alud mendoza alta montaña paso fronterizo evacuados