Mendoza tiene un plan

Los integrantes del Consejo de Ordenamiento Territorial aprobaron el borrador del Plan Provincial de Ordenamiento Territorial, un documento clave para que Mendoza crezca en forma sostenible. El documento se presentará el 27 de marzo en una audiencia pública. El vicerrector de la UNCUYO, José Rodríguez, recalcó la importancia que tuvo en el proceso la comunidad científica y la necesidad de la voluntad política para que  la ley se cumpla.

Mendoza tiene un plan

Imagen ilustrativa

Sociedad Unidiversidad por Verónica Gordillo / Publicado el 11 DE FEBRERO 2014


La pelea que la comunidad científica con la Universidad Nacional de Cuyo a la cabeza– emprendió hace años para evitar que los intereses económicos y la especulación inmobiliaria le ganaran a la planificación está dando sus frutos. En la primera sesión de este año del Consejo de Ordenamiento Territorial se presentó el documento preliminar del Plan Provincial de Ordenamiento Territorial, un documento clave que contendrá los lineamientos estratégicos para que Mendoza crezca en forma ordenada, equilibrada y sostenible.

Quince años atrás parecía impensado que Mendoza tuviera este plan, si se tiene en cuenta que los legisladores estuvieron a punto de aprobar un proyecto de ley que dejaba el control de decisiones fundamentales en manos privadas.

Fue la comunidad científica quien impidió la aprobación del proyecto en el que mandaban los privados. Elaboraron un nuevo borrador, que fue el que finalmente apoyaron los legisladores en 1999, después de muchas discusiones.

Pero aunque la Ley de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo se aprobó, aún no está en plena vigencia, ya que la norma prevé una serie de pasos que se fueron dando en los últimos años, como la conformación de un Consejo de Ordenamiento Territorial y de la Agencia de Ordenamiento Territorial, que está integrada por seis miembros pero que aún no tiene un presidente designado.  

El Plan, cuyo borrador se presentó ante los integrantes del Consejo, delineará un modelo de organización territorial. Se elaboró teniendo en cuenta tres componentes: el económico-social, el físico-biológico y el político-institucional.

Los lineamientos sobre los que trabajaron los científicos para avanzar en cada uno de estos componentes fueron: el equilibrio, ya que se sigue atrayendo población hacia el Gran Mendoza, donde se concentra la infraestructura y los servicios;  la equidad, ya que hasta el momento se priorizan unas zonas sobre otras, lo que favorece a algunos pobladores y perjudica a otros; por último, trabajaron sobre la idea de la sostenibilidad, relacionada con la utilización de los recursos, especialmente el agua que es una de las limitantes para cualquier actividad que se quiera emprender en la Provincia.

Los lineamientos de este modelo provincial serán tomados en cuenta por las comunas para elaborar sus propios planes de ordenamiento, un trabajo que algunas municipalidades tienen muy avanzado.


Tres comisiones

Además de presentar y analizar el borrador del plan, en la última sesión del Consejo sus integrantes que representan a entidades públicas, privadas, científicas y diversas organizaciones acordaron formar tres comisiones que en el plazo de un mes deben aprobar en forma definitiva el proyecto propuesto. La primera trabajará sobre la instrumentación del mismo, la segunda sobre los contenidos y la tercera sobre la reglamentación, que permitirá hacer efectivos todos los lineamientos contemplados.

Según la información aportada por el Ministerio de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales, el Plan de Ordenamiento Territorial se presentará en audiencia pública el 27 de marzo y será en ese encuentro donde la ciudadanía y todos los interesados podrán opinar y hacer sus aportes. Además, el propio gobernador, Francisco Pérez, anunció que el proyecto del plan se presentará el 1º de mayo en la Legislatura, durante la apertura de las sesiones ordinarias.

Previo a estos pasos, se abrió la consulta pública para opinar sobre el contenido del documento preliminar del Plan Provincial de Ordenamiento Territorial.

La aprobación del plan, junto con la puesta en marcha de medidas concretas que permitan cumplir con sus lineamientos, serán determinantes para que la Ley de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo, que se aprobó en 1999, entre en plena vigencia.


Voluntad política

El vicerrector de la UNCUYO, José Rodríguez,  participó en la sesión del Consejo en la que fue presentado el borrador del plan. Consultado por Radio Universidad, el ingeniero agrónomo recalcó que lo fundamental es que exista voluntad política del Gobierno para que la ley se apruebe y se ejecute. Y recordó que quien impulsó el proyecto fue la comunidad científica y, en especial, la casa de estudios de la que forma parte.

Rodríguez comentó que la aprobación del borrador del Plan de Ordenamiento Territorial fue un trabajo arduo, ya el Consejo está formado por un gran número de entidades públicas, privadas, empresariales y organizaciones civiles, y fue necesario buscar consensos en cada uno de los puntos que se abordaron.

El vicerrector recalcó, durante la entrevista en Radio Universidad, que el plan era claro en su esencia política: le da prioridad al uso del suelo para las actividades humanas, además de determinar hacia dónde debería crecer la ciudad, cuáles son los sectores frágiles que es necesario proteger, además de ordenar el uso del agua, un recurso estratégico y que en Mendoza resulta una limitante para cualquier actividad.

“Este es un plan de obras, urbanístico, de servicios, es un plan integral”, explicó el vicerrector.