Norma Carleti: pidieron una autopsia psicológica y se armó polémica

Mientras Carlos Torres solicitó este estudio para determinar si la mujer asesinada sufría violencia de género, el abogado de los acusados, Pablo Cazabán, pidió la recusación del fiscal por "pérdida de objetividad y violencia moral".

Norma Carleti: pidieron una autopsia psicológica y se armó polémica

Sociedad Unidiversidad Norma Carleti / / Publicado el 19 DE SEPTIEMBRE 2018

El fiscal de Homicidios Carlos Torres, buscando resolver el caso de Norma Carleti, la mujer asesinada en Tunuyán, pidió una autopsia psicológica para conocer cuál era el perfil de la víctima y si se encontraba o no en un contexto de violencia de género. Mientras tanto, el abogado defensor de los acusados, Pablo Cazabán, solicitó el apartamiento de la causa del representante del Ministerio Público por "pérdida de objetividad y violencia moral".

La autopsia psicológica, conocida también como estudio retrospectivo de la víctima, se utiliza para reconstruir las últimas horas en la vida de una persona fallecida cuando se desconoce la causa de su muerte. Distintos especialistas entrevistan a las personas del entorno de la victima, sin que sea necesario que se trate solamente de los más allegados, para encontrar las huellas psicológicas que ayuden a conocer cómo era su estilo de vida mediante el análisis de sus relaciones, actividades, etcétera.

Esta técnica es la única autopsia que se realiza sin el cuerpo presente y el procedimiento busca recolectar la mayor información posible que permita verificar el motivo de la muerte o el estado psicológico de la persona. En este caso, la Justicia quiere determinar si la mujer asesinada con 50 puñaladas se encontraba o no en un contexto de violencia de género.

Sin embargo, la defensa recusó al fiscal del caso. El abogado de los acusados, Pablo Cazabán, argumentó al diario Los Andes: "Es en razón de que ha perdido toda objetividad en la investigación, atento la violencia moral devenida de la compulsa penal ordenada por el Tribunal Penal Colegiado 2”.

Por lo tanto, remarcó el letrado: "La manifiesta oposición de esta defensa es intervenir en todo acto que sea decretado por el doctor Carlos Torres como fiscal de esta causa y por tanto solicitamos la suspensión de toda audiencia y acto que vaya a celebrarse hasta tanto no se resuelva la recusación aquí planteada".

Pero, ¿en qué se basa Cazabán? A fines de junio, la jueza Teresa Di Bari ordenó la "inmediata libertad" de Juan Carlos Guerrero, padre de Kevin, acusado como autor material del crimen, tras declarar nulas las imputaciones en su contra y de su pareja, Susana Hurtado, como partícipes del homicidio, pero beneficiados no fueron liberados y, 35 horas después, el fiscal firmó una nueva imputación contra la pareja, ordenando que siguieran detenidos.

En ese momento, el abogado de los Guerrero denunció que Torres "había cometido el delito del artículo 143, inciso 1.°, del Código Penal, por privación ilegítima de libertad" contra Guerrero y Hurtado al no hacer efectiva la inmediata liberación.