Para Asinmet, el sector metalúrgico recién mejorará en 2017

Luego de que se conociera el descuento de la tarifa eléctrica para las pymes, el titular de la entidad, Julio Totero, aseguró que ayuda pero no alcanza. Asimismo, pidió al Gobierno subsidios para el desarrollo de las energías renovables.

Para Asinmet, el sector metalúrgico recién mejorará en 2017

El golpe más duro que atravesó el sector fue cuando Impsa se declaró en crisis. Foto: Tuiuti.com.

Sociedad

Economía

Unidiversidad

Universidad/ Cristian Solís

Publicado el 13 DE JULIO DE 2016

Aunque la emergencia del sector eléctrico fue declarada a fines de 2015, recién ahora el Ministerio de Energía y Minería, que preside Juan José Aranguren, y el Ministerio de Producción, a cargo de Francisco Cabrera, empezaron a implementar medidas destinadas a mejorar ese panorama crítico. Se trata de un descuento de hasta el 20 % en la tarifa eléctrica para las pequeñas y medianas empresas del sector industrial que igualen o superen los 300 kilovatios de demanda. En Mendoza, la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Asinmet) consideró que la reglamentación “ayuda a la prosperidad del sector, pero que no alcanza para su recomposición total”.
 

El panorama industrial mendocino

Tras darse a conocer la rebaja tarifaria, el presidente de Asinmet, Julio Totero, analizó la medida y trazó sus diferencias con respecto a la gestión macrista. Según el titular del organismo, esta reglamentación ayuda pero no alcanza, puesto que la industria metalúrgica local viene atravesando una crisis desde hace cuatro años. De ahí que no sean tan optimistas con respecto a una mejora general del sector.

Para Totero, esta medida favorece directa e indirectamente al sector: por un lado, lo ayuda a incrementar el consumo y, por ende, a tornarlo más rentable; por otro lado, impulsa la generación de empleo al contar con más recursos para su desarrollo. De 15 mil puestos de trabajo, 2000 debieron ser cesanteados debido a la falta de subsidios por parte del Estado nacional. Es decir que el empleo descendió entre el 15 % y el 20 % en la actividad metalúrgica.

En sintonía con la crisis del sector, el presidente de Asinmet aseguró que el golpe más fuerte que recibieron, y del que les ha costado levantarse, fue cuando Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa) se declaró en crisis hace unos años. Como consecuencia de esa caída, el gigante de la metalmecánica, que era conocido por realizar contratos millonarios en todo el mundo, debió ajustar significativamente su plantilla de empleados.

Ya introduciéndose en la coyuntura, el titular del organismo consideró que la crítica de Mauricio Macri hace unos días acerca del desperdicio energético no se ajusta al sector que representa, sino que está dirigido a los usuarios particulares, cuyo consumo es desproporcionado. De acuerdo con Totero, la industria metalúrgica realiza un uso energético sumamente responsable.

En cuanto a los tarifazos dispuestos por el Ejecutivo, admitió que son necesarios, puesto que las cifras que se venían pagando eran “irrisorias”, pero que debían aplicarse “gradualmente” para que no se perjudicara la actividad del sector. Además, reclamó a Macri un incentivo económico al desarrollo de las energías renovables, así como al mejoramiento de la fundición, específicamente del bronce y del acero.
     

Datos sobre la resolución del descuento de la tarifa eléctrica

Entre las sociedades que se verán beneficiadas por la resolución en cuestión se encuentran las empresas de fabricación de hilados, tejidos y acabado de productos textiles; productos minerales no metálicos; fundición de metales; sustancias químicas básicas; fabricación de plástico e industrias básicas de hierro y acero, entre otras. De acuerdo con la normativa, que estará en vigencia por un lapso de ocho meses, la rebaja implicará –en términos económicos– un incremento en el nivel de subsidios por parte del Estado con miras a promover "una adaptación paulatina a la política de normalización del sector eléctrico”.

La normativa comprende a los usuarios que estén categorizados como Grandes Demandas de Distribuidores (Gran Usuario Distribución) que tengan una demanda de potencia igual o superior a los 300 KW. La rebaja sobre las cifras fijadas en abril pasado para el actual ciclo estacional –y las que se establezcan para el próximo– se aplicará a consumos en horas pico, en horas restantes y en horas de valle, con un límite de consumo: 10 mil megavatios por hora (MWh).

El descuento tarifario regirá desde el 1.º de junio hasta que se pongan en vigencia los precios estacionales de referencia de la Reprogramación Trimestral Definitiva perteneciente al próximo año (febrero-abril). Además, el beneficio alcanza a los grandes usuarios directos del Mercado Eléctrico Mayorista, puesto que figuran en la categoría de Grandes Usuarios Mayores, Menores o Particulares.

Asimismo, los descuentos serán aplicados en forma escalonada a las demandas de los usuarios beneficiarios de la siguiente manera: para los primeros 3000 MWh serán del 20 % sobre el precio de mercado vigente; para los siguientes 3000 MWh, el recorte será del 10 % sobre el precio de mercado vigente; y para los últimos 4000 MWh se aplicará una rebaja del 5 %.

asinmet impsa