Mr Danger

A propósito de las tensiones del escenario internacional, Edición UNCuyo comparte la columna de Pedro Brieger. Corresponde a la participación en el programa  Marca de Radio, perteneciente al día 31 de agosto de 2013.

Mr Danger

Siria

Internacionales

Unidiversidad

Pedro Bieger

Publicado el 03 DE SEPTIEMBRE DE 2013

Estoy hojeando un libro de fotos sobre la masacre que llevó adelante Sadam Hussein en 1988 en Halabja, en el norte de Irak. Es un libro hecho por fotógrafos iraníes, porque en ese momento había una guerra entre Irán e Irak.

En 1980 Sadam Hussein era apoyado por Estados Unidos, y gran parte de las principales potencias occidentales. En ese momento el gran enemigo de la humanidad era Irán, no Hussein, que en ese momento era una carmelita descalza. En 1988, cuando viene una contraofensiva militar de los iraníes en toda la parte norte de Irak, Hussein decide utilizar armas químicas. No queda claro si murieron 2000, 2500 o 5000 personas, el dato es confuso.

Esto fue informado en su momento por la prensa internacional; en la estadounidense, europea, africana, y en la iraní, por supuesto. Pero, claro, los que denunciaban eran los iraníes, entonces mucho no se les creía.

El libro de fotos es estremecedor y difícil de mirar, porque esto tiene que ver con lo que está pasando en Siria. Acá se ven cadáveres de hombres, mujeres, niños, animales, absolutamente todo. Lo que más impactó a los periodistas iraníes que llegaron en ese momento fue que no eran bombardeos por aire. Las cosas estaban en pie, no había ninguna casa destruida. Lo que no había era vida en ese lugar.

Esto viene a cuento de lo que está pasando en Siria, porque en su momento, como Sadam Hussein era un aliado de las principales potencias, no hubo grandes condenas públicas, no fue tapa de todos los diarios del mundo.

Cuando hubo que demonizar a Hussein a principios de la década del 90 o después, en el año 2000, ahí sí, se convirtió en el Hitler de los nuevos tiempos, de la misma manera en que ahora se está demonizando a Bashar El Assad.

En la prensa israelí, abiertamente, hay artículos escritos por exfuncionarios que dicen que hay que matarlo, tirarle una bomba, y lo comparan con Hitler, con lo que pasó en su momento en Auschwitz, que es lo típico que se hace en Israel cada vez que se quiere demonizar a un dirigente árabe. ¿Quién se va a oponer a matar a Hitler para evitar que haga una masacre? ¿Quién se va a oponer a bombardear los trenes que van a Auschwitz? Nadie en su sano juicio. Van generando el clima de que hay del otro lado la peor bestia de la humanidad, como con Sadam Hussein; ahora lo están haciendo con Bashar El Assad.

Recién estaba mirando la cadena Russia Today (RT), que estaba tomando un informe de la Agencia Associated Press (AP) que dice que los rebeldes sirios le confirman que, en realidad, ellos recibieron armas químicas por parte de Arabia Saudita, tuvieron problemas al manipularlas o algún tipo de fuga, no queda muy claro lo que pasó, y que eso provocó la muerte de cientos de personas. No queda claro, no está chequeado, de la misma manera que no está chequeado si fue efectivamente el gobierno de Bashar El Assad el que utilizó armas químicas.

En la semana, Daniel Paz y Rudi graficaban al Premio Nobel de la Paz, Barak Obama, diciendo: “Mike, ¿recuerdas las armas químicas que decíamos que estaban en Irak, tuvimos que ir a buscarlas y no las encontramos? Bueno, ahora vamos a no encontrarlas en Siria”.

internacional guerra armas químicas invasión siria estados unidos naciones unidas