Peligro de incendio: cómo prevenir una catástrofe ambiental

Sebastián Melchor, director de Recursos Naturales Renovables de la Secretaría de Ambiente de Mendoza, contó en "Like a las 10" que "el 99 % de los incendios son provocados por malas conductas de los seres humanos".

Sociedad Señal U Like a las 10 / Incendios en el pedemonte / por Unidiversidad / Publicado el 16 DE DICIEMBRE 2020

En el comienzo de la denominada “temporada de incendios”, Sebastián Melchor, director de Recursos Naturales Renovables de la Secretaría de Ambiente de Mendoza, explicó en Like a las 10 cómo se pueden prevenir los incendios y dejó algunos tips para evitar dolores de cabeza con el uso del fuego. Además, Melchor mostró su preocupación por “el crecimiento sostenido” de los incendios en los últimos años en la provincia y remarcó las políticas implementadas para intentar sofocarlos.

En primer lugar, Melchor señaló las prácticas que hay que evitar para no provocar un incendio: “Lo primero que hay que decir es que aquello que muchas veces algunos usan de excusa no existe más allá del laboratorio. Me refiero al efecto lupa, que algunos dicen que se puede generar en el ambiente al encontrar residuos de vidrios. Esa situación no ocurre en el 99 % de los casos con condiciones naturales y normales a cielo abierto. Ese 1 % lo dejamos como excepción a la regla”.

En conclusión, Melchor aseguró: “Cada vez que existe un foco de incendio, corresponde a una o un conjunto de personas con un comportamiento irresponsable en una zona en la que no debe hacer algo que está haciendo”. El director de Recursos Naturales Renovables remarcó que el comportamiento irresponsable “aumenta el desafío de trabajar en la conciencia de la gente” y, sobre todo, “generar los controles y penalidades correspondientes”.

También podés leer: Argentina: 2020 ya es el año con más focos de incendio del siglo

Por otra parte, el funcionario detalló cuáles son los lugares habilitados para crear fuego en la provincia: “Los únicos lugares permitidos para hacer fuego son los que cuentan con la infraestructura necesaria para no generar riesgos. Tales son los casos de los campings, las parrillas públicas y espacios destinados para esa tarea”. Al respecto, Melchor recordó que “en muchos casos, el incendio provocado no es intencional”, ya que mucha gente “disfruta de comer un asado al aire libre, en la montaña o al lado del río con su familia” y, sin darse cuenta, “se retira del lugar sin apagar correctamente el fuego”.

“Uno entiende que comer un asado al aire libre con la familia en el espacio libre es cultural. En ese sentido, hay que destacar la enorme cantidad de ciudadanos anónimos que realizan su tarea de manera responsable y ello impide que se creen muchos focos de incendio. Pero también hay que decir que existen muchas personas que tienen un comportamiento inadecuado, poniendo en riesgo no solo al medioambiente y la pérdida potencial económica, sino también la vida humana”, aseguró Melchor.

Finalmente, el funcionario de la Secretaría de Ambiente se refirió a los daños ambientales que provocan los incendios: “Hay distintos niveles de riesgos y de daños. Por ejemplo, el incendio que se provocó en el Cerro Arco generó que el ambiente de la zona no sea nunca más el que conocimos, ya que hay vegetación de muchos años que desapareció y los residuos post incendio quedan en el lugar por bastante tiempo”.

sociedad | provincial | nacional | incendios | personas | malas | costumbres | mendoza | diciembre | 2020