Perpetua para el acusado por el femicidio de Ivana Millio

El jurado halló culpable a Julio Mendoza (32), que era la pareja de la víctima, hallada muerta a golpes en octubre de 2018 en San Martín.

Perpetua para el acusado por el femicidio de Ivana Millio

Imagen de Mendoza, el culpable. Foto: captura de pantalla

Sociedad

Ivana Milio

Unidiversidad

Publicado el 02 DE AGOSTO DE 2019

Julio Mendoza (32), acusado por el femicido de Ivana Milio (46) en octubre de 2018 en San Martín, fue sentenciado a prisión perpetua este viernes tras el veredicto del jurado. De esta manera, los 12 jurados que presenciaron el proceso oral en el este provincial hallaron culpable a Mendoza, que llegó al juicio con graves pruebas en su contra.

Pasado el mediodía, el jurado deliberó y luego emitió su veredicto por unanimidad. Tras escuchar la palabra “culpable”, el presidente del Tribunal, Armando Martínez, dispuso que la sentencia correspondiente es la de prisión perpetua por “homicidio agravado por mediar relación de pareja preexistente y por mediar violencia de género”.

Previamente, durante los alegatos, el fiscal Oscar Sívori había pedido esta pena contra Mendoza por matar a golpes a la empresaria Ivana Milio, que era su pareja, en octubre de 2018.

Durante la audiencia en el Palacio Judicial de San Martín, Sívori dijo estar "absolutamente convencido de que Mendoza mató a Ivana” y destacó que, en los momentos previos al femicidio, “había tomado alcohol con la víctima, estaba ebrio y en ese estado se ponía violento”. Mientras exhibía las fotos de la escena del crimen, el fiscal enumeró las pruebas que implican a Mendoza y detalló que, tras el hecho, al acusado le extrajeron del cuerpo cristales de la pantalla del televisor con el que golpeó a la mujer. También mostró fotos de las huellas que quedaron en la vivienda y de la mano quebrada, con los nudillos sangrando, del imputado.

Sívori recordó que los peritajes realizados sobre el auto de Milio, en el que Mendoza fue visto irse de la casa el día del hecho, indicaron que había manchas de sangre en el volante y en la alfombra, compatibles con las halladas en la escena del crimen.

“Una testigo contó que hubo violencia antes del ataque y le sugirió a Ivana que hiciera la denuncia, aunque ella le dijo que no porque amaba a Mendoza”, recordó el fiscal.

Por su parte, la defensa de Mendoza reclamó la absolución con base en el beneficio de la duda, al considerar que no existen elementos suficientes que acrediten su participación en el hecho. El abogado Francisco De Oro consideró que “el fiscal se encargó de probar que Mendoza estuvo en el lugar del hecho, lo que no significa que haya estado al momento del hecho”.

femicidios mendoza milio