Polémica en el Campus Olegario por el apagón "apolítico"

Fue durante el taller que brindaban Julia Mengolini y Gabriela Borrelli. Gonzalo Innocenti, uno de los dueños del lugar, fue quien apagó el micrófono a las dos periodistas.

Polémica en el Campus Olegario por el apagón "apolítico"

Julia Mengolini y Gabriela Borrelli iban a realizar el taller "Comunicación y contrahegemonía" en el Campus Olegario.

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 23 DE NOVIEMBRE DE 2018

Hacía varias semanas que se había anunciado el taller “Comunicación y contrahegemonía” que las reconocidas periodistas nacionales Julia Mengolini y Gabriela Borrelli dieron anoche en el Centro Cultural Israelita de Mendoza. Pero no era lo planeado: en teoría, la cita era en Campus Olegario, un reconocido espacio de coworking en Mendoza. Allí había comenzado una charla que duró sólo diez minutos, ya que uno de los dueños, Gonzalo Innocenti, apagó el micrófono que usaban las disertantes mientras estas lo usaban. Innocenti justificó esta acción alegando que el Campus es “apolítico”.

El evento con las referentes de Futurock fue organizado por el colectivo de músicas Suena Tremenda para este jueves 22 de noviembre a las 20. Sin embargo, a los diez minutos del inicio de la charla, mientras Borrelli hablaba, su micrófono fue apagado por uno de los dueños del lugar, Gonzalo Innocenti. Es que, según él, en el lugar no se puede hablar de política, aun si se trata de una charla sobre comunicación y contrahegemonía.

Según la crónica realizada por Ana Negri para Mendoza Post, tras cortar el micrófono de Borrelli, “se paró frente a las más de 150 personas presentes en el Campus Olegario y pidió que se retiraran”. Quienes habían asistido a escuchar a ambas especialistas se quedaron, junto a ellas, un rato en la entrada del Campus exigiendo respuesta a este acto de censura.

Desde Unidiversidad se intentó contactar a Innocenti, pero no hubo respuesta. Sin embargo, en las redes sociales, el dueño de Campus Olegario aseguró que no sabía quiénes eran las mujeres que habían ido a dar el taller y la charla ya que hace seis años que no ve noticias en los medios de comunicación ni vota. También dijo que está “a favor de empoderar a las mujeres”, pero que si se les ocurría (a las y los asistentes) una forma “más creativa” de hacerlo, entonces serían bienvenidos en el espacio ubicado en la Quinta Sección de Ciudad. Así fue como el taller se terminó realizando en el Centro Cultural Israelita.

 

 

Repudio

Varias personas y organizaciones se manifestaron y repudiaron el actuar del dueño del Campus Olegario. En su cuenta de Twitter, Mengolini explicó el hecho y aseguró que claramente “no les gustó lo que estaba diciendo. La derecha es intolerante por definición”. También denunció que cortar un micrófono es un violento acto de censura.

Por otro lado, desde Suena Tremenda emitieron un comunicado en el que lamentaron que Campus Olegario no sea un espacio que fomente la libertad de expresión, el intercambio de ideas, el trabajo y la construcción de redes solidarias sino que, por el contrario, opta por censurarlas.

“Lo personal es político, toda acción es política, y la censura es un claro acto político y de violación a la libertad de expresión. Desde Suena Tremenda trabajamos para generar espacios diversos, plurales, donde se respeten las diferencias. Estamos convencidas de que la libertad de expresión es la forma de construir cultura, una cultura no sexista, feminista, y como mujeres estamos comprometidas con la transformación de nuestra provincia, desde la responsabilidad sobre lo que decimos, pensamos, hacemos y vamos a seguir haciendo”, cierra el escrito.

sociedad campus olegario censura julia mengolini gabriela borrelli