Polilla de la vid: advirtieron intención política en las fumigaciones

El titular del Iscamen, Alejandro Molero, sostuvo que las pulverizaciones son inocuas para la salud y asumió que hubo problemas de comunicación.

Polilla de la vid: advirtieron intención política en las fumigaciones

El Iscamen sigue sosteniendo que la pulverización de la vid no es perjudicial para la salud. Foto: Legión Este.

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad / Juan Stagnoli y Florencia Martínez

Publicado el 06 DE NOVIEMBRE DE 2017

El titular del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen), Alejandro Molero, dio explicaciones en la Legislatura sobre las pulverizaciones para combatir la plaga Lobesia Botrana, más conocida como polilla de la vid, que se están realizando en Mendoza y que generaron controversias con muchas voces en contra que consideran a esta práctica como peligrosa para la salud de las personas y de los animales. Para Molero, la polémica comenzó por "falta de comunicación" y "diferencias políticas".

Molero se reunió con la Comisión de Economía y Comercio Exterior de Senadores, luego de que distintas asociaciones y parte de la comunidad se pronunciaran en contra de las aplicaciones, y varios departamentos decidieran postergar las pulverizaciones aéreas contra la polilla de la vid, hasta se presente un estudio de impacto ambiental o "un consenso técnico sobre estas aplicaciones". Es que desde el 23 de octubre, en coordinación con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y con representantes de entidades vitivinícolas, el Iscamen avanza en la lucha contra la lobesia para la que el Gobierno Nacional envió 400 millones de pesos.

El titular de Iscamen volvió a defender la aplicación del producto Coragen, que fue señalado como el que puede tener efectos negativos para la salud, y sostuvo que esta pulverización es "una campaña sin precedentes en el país, donde se cubren 140 mil hectáreas y se llega a casi 9000 productores al mismo tiempo para erradicar una de las peores plagas".

La legisladora Patricia Fadel (PJ) criticó que no se haya informado correctamente sobre esta práctica y afirmó que hubo "una falta de comunicación expresa". "Si ingresa un producto nuevo con el que se va a fumigar y Mendoza no está acostumbrada, la comunicación tiene que ser muy exacta y explícita para que la comunidad no se alerte".

Al respecto, Molero comentó que "puede ser que haya habido falta de comunicación" pero que tanto la postura en contra del Inta como la de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo "son por diferencias internas y no son expresiones oficiales de las entidades".

"Ha habido una militancia de la política en esto, en ambas instituciones hay cuestiones políticas por lo que tuvimos que darles más información y reunir las partes. Sino recibieron la correcta información de sus superiores, nosotros no nos podemos hacer cargo", agregó Molero.

En relación al Coragen, el exsenador dijo que es inocuo y que esta pulverización es lo que mejor podían hacer para combatir la plaga: "Es lo que se está utilizando en el mundo. Los productores lo aplican hace años. La molécula con la que se va a trabajar en Mendoza es una molécula desarrollada hace 10 años con más de 400 millones de dólares, con una particularidad: es una bacteria que afecta el tracto digestivo solamente de esta polilla no de otro tipo de insecto", aseguró el presidente del instituto provincial.

 

Los pasos a seguir

Desde el lado legislativo, Patricia Fadel aseguró que esperarán al informe escrito para dar una respuesta: "Le hemos pedido al director de Iscamen que nos haga llegar el informe por escrito con su explicación y la determinación con este producto (Coragen), que por internet se dice que es nocivo. La explicación de ellos es que para Mendoza ha sido modificado y no sería nocivo, para eso necesitamos una notificación y luego tomaremos una decisión. No queremos perder los recursos nacionales para combatir la lobesia, que son 400 millones de pesos ", afirmó Fadel.

El Iscamen, por su parte, a través de su titular, señaló que "las autoridades de los departamentos que no permitan la pulverización tendrán que hacerse cargo de las pérdidas que genere esta plaga. Hay un 50 % en pérdidas en racimo en Mendoza por la polilla de la vid. Tienen que dejar de lado las motivaciones políticas amañadas que militan el miedo".

Molero se refiere a los amparos que presentaron las municipalidades de Maipú y San Carlos. Alejandro Bermejo, el intendente maipucino, días atrás firmó un decreto suspendiendo las pulverizaciones en todo el territorio municipal hasta tanto exista "consenso técnico" sobre las mismas, al igual que el departamento sancarlino. y horas después, el Concejo Deliberante ratificó por unanimidad la decisión del Ejecutivo.

En este sentido, Molero dijo: "Desconozco si hoy lunes se confirmó la ordenanza en Maipú. En San Carlos, hoy hay técnicos realizando las reformas a esas ordenanzas en contra. El amparo de la organización ambiental Oikos está en la Justicia, el juez está resolviendo si le corresponde a fueros nacionales y no provinciales, ya que el amparo es al Cenasa que es un organismo nacional".

Asimismo señaló que están "evaluando una contracautela por daños que se puedan generar en el medio ambiente y en lo productivo por impedir la aplicación profesional, técnica y científicamente" que "está comprobada que es la menos nociva para todos".

 

 

 

sociedad polilla de la vid lobesia botrana pulverización iscamen alejandro molero patricia fadel