Premian investigación de la UNCUYO que busca revolucionar la extracción de sales de litio

Por su novedoso método de extracción de litio, Gustavo Daniel Rosales, Alexander Resentera y Mario Rodríguez obtuvieron el máximo reconocimiento en el Concurso Nacional de Innovaciones.

Premian investigación de la UNCUYO que busca revolucionar la extracción de sales de litio

Foto: gentileza Daniel Rosales

Investigación

Unidiversidad

Emilio Murgo

Publicado el 26 DE OCTUBRE DE 2022

Científicos de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO) obtuvieron un reconocimiento de Innovar, el Concurso Nacional de Innovaciones que organiza el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. Su investigación se basó en el “proceso de extracción de litio desde espodumeno mediante fluoración por vía seca”. Los docentes e investigadores pertenecen a la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN), del Instituto Interdisciplinario de Ciencias Básicas (ICB, Conicet-UNCUYO) y del Laboratorio de Metalurgia Extractiva y Síntesis de Materiales (MESiMat).

La propuesta de Gustavo Daniel Rosales, Alexander Resentera y Mario Rodríguez trabaja en el desarrollo de un nuevo proceso de extracción de litio más amigable con el medio ambiente. Este método genera productos y subproductos de amplia aplicación industrial, disminuye el consumo de energía y la contaminación ambiental.

Básicamente, la mejor manera de explicar este método de extracción de litio es comparándolo con los procesos que existen en la actualidad. Es importante destacar que los investigadores trabajan con el mineral en su forma de roca. De esta manera, se diferencia de lo que es más conocido por la sociedad, que es la extracción a través de los salares.

Unidiversidad dialogó con Daniel Rosales, investigador y docente de Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y del IBC-Conicet-UNCUYO, para que detalle cómo se realiza este revolucionario método de extracción y por qué es más sustentable.

“En este caso, el proceso industrial (convencional) que se usa para sacar el litio desde la roca necesita temperaturas muy altas –alrededor de 1100 grados–; el mineral se calcina, se calienta en un horno y después es tratado con ácido sulfúrico a 250 grados, o sea, es un proceso que requiere mucha energía. En nuestro caso, no utilizamos agua en una primera instancia, por lo que trabajamos con otro tipo de sal. Esta se hace a través de un proceso de reacción sólido-sólido, es decir, esta sal se junta con el mineral molido y se calcina también, pero a una temperatura más baja que la del proceso industrial (una temperatura de 700 grados, aproximadamente). De esta forma, nosotros bajamos muchísimo el consumo energético, por lo que esto tiene implicaciones no solamente económicas, sino también desde el medio ambiente”, destacó Rosales.

Luego, en la segunda etapa, esta mezcla, que fue calentada en el horno, es separada por una serie de lavados y se separa el sólido del litio. En el líquido queda el litio para después utilizarlo como una sal comercial. Lo fundamental que tiene este proceso es que el mineral (la roca) solamente tiene el 5 % de litio, mientras que el otro 95 % serían metales que normalmente no se aprovechan. “En nuestro caso, lo que hemos propuesto y desarrollado es un proceso en el que no solamente sacamos el litio, sino que también aprovechamos el resto de los metales que tiene; en este caso, son aluminio y silicio. De esta manera, los elementos sólidos restantes se utilizan para fabricar un aluminosilicato, en este caso de potasio, que sirve para distintos tipos de aplicaciones, ya sea como cerámico, para la fabricación de implantes dentarios, como fertilizante, etcétera”, afirmó el investigador y docente de la UNCUYO.

“Para la siguiente etapa de la investigación, tenemos pensado pasar a una escala mayor de procesamiento. O sea, pasar de los 100 o 500 gramos que hemos logrado a kilogramos de mineral. Para ello, la idea es hacerlo un poquito más sistemático y probar cómo se comporta el sistema cuando trabajamos a una mayor escala”, señaló Rosales.

Asimismo, el científico aclaró que este es un reconocimiento muy importante, ya que de los más de mil proyectos que se presentaron, solo quedaron seleccionados trescientos. Entre ellos se encuentra su proyecto, ganador en la categoría “Investigación Aplicada” y que además obtuvo el “Gran distinción Innovar”, máximo galardón del certamen.

 

La investigación

“Petróleo del futuro” y “oro blanco” son algunos de los nombres que recibe el litio, material que juega un papel fundamental en el desarrollo de dispositivos tecnológicos para la conservación, almacenamiento y transmisión de energía, por lo que es un metal estratégico a nivel mundial. Sin embargo, se cree que su producción resultará insuficiente para satisfacer la demanda cerca del 2030, por lo que ha sido clasificado como un elemento crítico de energía. Esta condición requiere del procesamiento eficiente y cuidado de los recursos naturales, como salmueras y yacimientos minerales, y su transformación en productos industriales de alto valor agregado.

Ante esta perspectiva, investigadores del Instituto Interdisciplinario de Ciencias Básicas (ICB-Conicet) y de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN-UNCUYO) trabajan hace más de una década en el desarrollo de métodos que permitan reducir el consumo energético e impacto ambiental de los procesos tradicionales y, a la vez, maximizar la extracción de elementos y realizar un aprovechamiento integral de la materia prima utilizada.

 

Sobre el Concurso Innovar Edición 2022

Con más de 17 años de trayectoria, el Concurso Nacional de Innovaciones Innovar es la iniciativa pionera que fomenta la innovación y premia a quienes se atreven a inventar, crear y mejorar productos y servicios, a nivel federal. Los proyectos son distinguidos con el objetivo de impulsar y promover invenciones de alto impacto social y comercial; potenciar emprendimientos de base tecnológica; dar visibilidad a procesos, productos patentados o patentables en Argentina y/o el exterior, y servicios que conlleven una demostrada generación de valor, y continuar fortaleciendo el desarrollo de una cultura innovadora nacional.

Fuente: Prensa UNCUYO

premios innovar investigadores uncuyo litio