Próvolo: trasladaron al hombre al que declararon inimputable

Su defensor, Víctor Banco, confirmó que el exempleado viajó a una provincia norteña. Vive con los únicos parientes con los que mantuvo contacto desde su niñez.

Próvolo: trasladaron al hombre al que declararon inimputable

El hombre ingresó al Próvolo de La Plata a los cuatro años. Cuando el sacerdote Corradi fue trasladado a Mendoza, lo trajo con él. Foto: Axel Lloret.

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Verónica Gordillo / Publicado el 25 DE ABRIL 2018

El acusado de abuso sexual en el Próvolo que fue declarado inimputable ya fue trasladado a una provincia norteña donde vivirá con los únicos parientes con los que mantuvo contacto durante su larga institucionalización, que comenzó cuando tenía cuatro años e ingresó a la sede del instituto en La Plata, luego de la muerte de sus padres. Así lo confirmó quien fue su defensor, Víctor Banco.

El profesional dejó en claro que será la Justicia de Familia de la provincia norteña la que llevará adelante el proceso de determinación de incapacidad, lo que implicará controles a lo largo de toda la vida del exempleado.

El hombre fue uno de los primeros cinco imputados en la causa que se inició en 2016 junto con los sacerdotes Nicola Corradi, Horacio Corbacho, Armando Gómez y José Bordón. Estos últimos continúan acusados por abusos, pero el exempleado del instituto fue declarado inimputable sobre la base de informes de profesionales del Cuerpo Médico Forense.

 

Víctima de abuso

Desde que asumió la defensa, Banco planteó que la situación del exempleado era muy distinta a la del resto de los imputados, ya que si bien fue acusado de abuso, también se lo consideró una víctima sobre la base de un informe que realizaron integrantes del Programa Nacional de Asistencia a las Personas con Discapacidad en sus relaciones con la Administración de la Justicia (Adajus), que determinó que el hombre fue víctima de abuso sexual en su niñez, que respondía a una constitución vincular de sometimiento, que no puede valorar si el abuso está bien o mal (tanto si es víctima como victimario), que tiene una barrera comunicacional porque no sabe darse a entender por escrito (escribe palabras sueltas) y que no mostró indicadores de comprender la criminalidad de los actos que se le imputaban.

Banco sumó a este informe el testimonio de una persona que declaró en la causa que se inició en La Plata, quien aseguró que al exempleado “le arruinaron la vida”, ya que también fue abusado.

El letrado insistió ante la Justicia mendocina para solicitar que declararan la inimputabilidad de su defendido. En febrero, la jueza de Garantías, Alejandra Alonso, dejó sin efecto la prisión preventiva y ordenó una medida de seguridad por dos años y su traslado al hospital El Sauce, pero poco después lo declaró inimputable y determinó su traslado a la provincia norteña, donde tiene los únicos parientes con los que mantuvo contacto durante su larga institucionalización.

Próvolo: envían a El Sauce a un acusado

La jueza de Garantías, Alejandra Alonso, determinó el levantamiento de la prisión preventiva de uno de los imputados y ordenó una medida de seguridad por dos años. Sigue involucrado en la causa.

Banco recalcó que, pese a vivir en el Próvolo la mayor parte de su vida, el hombre siempre mantuvo contacto con sus parientes y que pasaba las fiestas con ellos. Incluso comentó que fue su tía quien se puso en contacto con él al leer las noticias sobre la investigación en la que estaba implicado.

 

La causa

A raíz de la investigación por abusos en el Próvolo hay quince personas imputadas: dos sacerdotes, dos religiosas, exdirectivos y trabajadores del instituto ubicado en Luján de Cuyo.

A fines de mayo se vence el plazo para concluir la investigación en la primera causa (donde están imputados Corradi, Corbacho, Gómez y Bordón), por lo que el fiscal, Gustavo Stroppiana, está concluyendo el escrito donde solicitará la elevación a juicio.

Mientras tanto, continúa la investigación en la que están implicados los demás imputados, ya que el fiscal aún tiene plazo para avanzar con el proceso antes de decidir si solicitará la elevación a juicio.