Qué es el juicio por jurado

Esta modalidad, que, por ejemplo, declaró culpable al empresario Fernando Farré por el femicidio de su esposa, demuestra cómo es la participación ciudadana en la administración de justicia.

Qué es el juicio por jurado

Los juicios por jurado comenzaron en Buenos Aires en 2015. Foto: La Nación.

Sociedad

Femicidios

Unidiversidad

Unidiversidad / Ricardo Sánchez Rico

Publicado el 07 DE JUNIO DE 2017

El empresario Fernando Farré fue encontrado culpable del femicidio de su esposa, Claudia Schaefer, asesinada a puñaladas en su propia casa. El veredicto lo determinó de forma unánime un jurado “popular” conformado por 12 personas: seis mujeres y seis hombres.

Si bien la modalidad de juicios por jurado se utiliza en la provincia de Buenos Aires desde 2015, la mediaticidad del asesinato de Schaefer puso en primera plana nacional el método por el cual ciudadanos participan del proceso de administración de justicia.

Según explica en un artículo La Nación, el juicio por jurado bonaerense es opcional y la elección depende de la decisión del acusado y su defensa. Además, la aplicación de dicha modalidad es para aquellos casos en los que los delitos juzgados puedan ser penados con más de 15 años de prisión, excepto los vinculados con la corrupción.

La selección de los ciudadanos que ejercerán el rol de jurados comienza con la conformación de un pequeño padrón con base en un sorteo en el cual quedan seleccionados y citados 48 ciudadanos (24 mujeres y 24 hombres) para el día del inicio del juicio. Dichas personas están entre los 21 y 75 años de edad y son sometidas a un filtro que excluye a aquellos que tienen vínculos con la víctima, con el imputado o con el fiscal.

Tampoco pueden ejercer como jurado los abogados, quienes tengan cargos públicos por elección popular y quienes estén en servicio activo o sean retirados de las fuerzas de seguridad.

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA

Colección Histrica de Acuerdos y Sentencias Suprema Corte

El Tribunal de Jurados está conformado por los doce ciudadanos designados como jurados más el juez, que será el responsable de decidir qué leyes se aplican al caso, además de explicarles esas leyes a los miembros de dicho jurado.

Los ciudadanos escogidos deberán presenciar absolutamente todas las jornadas del debate y la prueba que se produzca durante él. Tendrán que decidir el efecto y valor de dicha prueba para luego aplicar la ley a los hechos que consideren probados, detallaron desde el Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires.

Por su parte, el diario porteño explica que el veredicto de culpabilidad exige como mínimo diez votos, salvo que el delito que se juzgue tenga prevista la pena de prisión perpetua, en cuyo caso el fallo deberá darse por unanimidad. Así ocurrió en el caso de Farré.

Si los jurados no llegan a un acuerdo, se debatirá y se volverá a votar hasta tres veces. Si la situación no cambia, el veredicto será de no culpabilidad, salvo que se hubieran obtenido más de ocho votos afirmativos, en cuyo caso el jurado se declarará estancado.

Si eso sucede, el juez le preguntará al fiscal si quiere continuar con el ejercicio de la acusación. En caso negativo, el juez absolverá al acusado, salvo que el particular damnificado sostenga la acusación.

En caso afirmativo, el jurado volverá a deliberar y votar las cuestiones. Si el jurado continuase estancado, se procederá a su disolución y se dispondrá la realización del juicio con otro jurado, determina la normativa. Si el nuevo jurado también se declarase estancado, el veredicto será de no culpabilidad, cierra La Nación.

 

sociedad femicidios juicios por jurado farré