Qué es un NFT y por qué está cambiando el arte contemporáneo

El token no fungible es una tecnología basada en el blockchain que permite certificar como original una pieza digital. Dos especialistas explican su funcionamiento. ¿Tiene futuro?

Qué es un NFT y por qué está cambiando el arte contemporáneo

"Los primeros 5000 días", el collage de Beeple que se vendió por USD 69 millones en Christie's. Fuente: Beeple

Tecnología Unidiversidad Token no fungible / por Mariano Rivas / Publicado el 12 DE MAYO 2021

Las nuevas tecnologías están cambiando el mundo más rápido de lo que podemos apreciar y, en medio de este vaivén de novedades, un dato llamó la atención en los últimos meses: se están vendiendo obras de arte digitales por miles e incluso millones de dólares. Este fenómeno responde a los tokens no fungibles (NFT), una tecnología que permite autentificar obras creadas en el plano digital.

Así como el mundo sabe que existe el lienzo original de La Gioconda con los trazos de Leonardo Da Vinci, con el NFT se puede tener constancia de que una pieza digital está certificada como única y original: pueden hacerse copias, pero hay una sola que será la original. Eso es lo que le otorga el valor.

La comunidad del arte no para de hablar de las criptomonedas y los NFT (token no fungible) desde que en marzo pasado el artista estadounidense Beeple vendiera por USD 69 millones una obra digital de su autoría a través de la tradicional casa de subastas Christie's, que por primera vez en su historia decidió aceptar criptomonedas como medio de pago para esa transacción.

A fines de abril se sumó otro hito: la venta por medio millón de dólares de la famosa imagen de una niña parada ante una casa en llamas, conocida popularmente como Disaster girl. La parte vendedora en la transacción fue la misma protagonista del meme, una joven estadounidense llamada Zoë Roth que ahora tiene 21 años.

El término

Un elemento fungible, en este contexto, es algo que puede ser reproducido de forma idéntica y cuyas distintas copias pueden mezclarse, puesto que no hay diferencia alguna entre ellas.

Alberto Conti, especialista en criptomonedas, lo explicó a través del dinero: “Imaginá que yo te entrego a vos un billete de $ 100, y vos me lo tenés que devolver mañana. Vos mañana me vas a dar otro billete de $ 100. No va a ser exactamente el mismo que te di yo, sino uno que te dieron de vuelto en una compra, y no hay problema, porque los pesos son fungibles”.

Esto significa que todos los billetes tienen las mismas características y el mismo valor que los demás, siempre y cuando el valor nominal sea el mismo. Lo que viene a traer de nuevo el NFT es que ahora las piezas digitales pueden ser verificadas como originales. No importa que uno posea una copia de ellas, porque la original está certificada como tal y de ese hecho proviene su valor.

 

Cómo funciona

“La estructura de un NFT (ID del token, dirección del contrato de NFT, dirección del creador y el historial de transacciones) hace que sea imposible que se vea duplicado, por lo tanto es único. Es como si tu artista preferido lanzara 50 posters de su tour y vos compraras uno: es auténtico y es uno de los 50, nadie más va a tener esa pieza”, remarcó la comunicadora y especialista en industria musical Luciana Balbi. El potencial de los NFT, sostuvo Balbi, está en los derechos de autenticidad y saber quién los posee. “Son títulos de propiedad sobre arte”, los definió.

 

La discusión sobre el valor

No es habitual pensar en que el plano digital, en el que es muy fácil copiar y pegar archivos, pueda ser un formato en el que se pueda hacer una diferenciación entre dos archivos que contienen la misma información. La tecnología NFT posibilita certificar algo que pasa a cobrar valor, y así abre todo un nuevo campo para explotar económicamente por artistas.

Para Balbi, los NFT constituyen una tecnología que ayuda a artistas a vender su arte, con el plus de "controlar y saber de primera mano y de forma descentralizada cuáles son sus derechos y ganancias, además de saber quiénes compran sus trabajos".

Esto, sin embargo, no hace desaparecer la piratería ni evita la proliferación de copias en la red. “Yo puedo tener el NFT de cualquier obra de Picasso, pero eso no quita que cualquier persona puede tener otra copia digital de la misma, sobre todo porque estamos hablando de elementos digitales, que son totalmente copiables infinidad de veces”, opinó Conti. Entonces, ¿son los NFT una burbuja con riesgo de estallar? Balbi dijo que hay que tener cuidado: "El mundo de las criptomonedas tiene un mercado muy especulativo. Por ejemplo, cuando Elon Musk puso en su perfil de Twitter 'Bitcoin', el Bitcoin se disparó a los USD 35 mil. Este personaje le dio a la criptomoneda la confianza que necesitaba para escalar. Este mercado también puede perder la confianza y desvanecerse. Por lo tanto, está bueno explorarlo, educarse y usarlo conscientemente".