¿Qué nos dejó el 2020 en materia de movilidad sustentable y ciclismo urbano?

Según autoridades provinciales, el control vial es positivo. De 87 768 actas viales, 45 fueron realizadas a ciclistas. Para la Asociación Luchemos por la Vida creció el ciclismo urbano pero sin control, sólo 4 de cada 10 ciclistas usan casco y casi ninguna bicicleta está equipada como establece la Ley 9024 de Seguridad Vial.

¿Qué nos dejó el 2020 en materia de movilidad sustentable y ciclismo urbano?

Foto: Publicada por Infobae

Sociedad Unidiversidad Seguridad / por Unidiversidad / Ernesto Gutiérrez / Publicado el 31 DE DICIEMBRE 2020

Desde hace algunos años y sobre todo en tiempos de pandemia, Mendoza viene desarrollando, como política de Estado, la promoción de la movilidad sustentable y del ciclismo urbano pero, según asociaciones que se dedican a la a prevención de accidentes de tránsito, el crecimiento en el uso de la vía pública no se vio acompañado por campañas de educación en el respeto por las normas de circulación.

De hecho, las exigencias que marca la nueva Ley provincial de Seguridad Vial 9024 como el uso de  cascos de seguridad homologados, llevar instalada en la parte delantera una luz blanca y otra roja atrás y ropa refractaria de noche, no se respetan en Mendoza.

Según el informe 2020, de la Jefatura de Policía Vial de la Dirección de Seguridad Vial de Mendoza, se detalla que desde enero a diciembre se realizaron  87 768 actas viales en toda la provincia, sólo 45 de ellas fueron realizadas a ciclistas, es decir un 0,05% de ese total.

El dato además arroja que los tipos de actas se deben a la falta de luces y señalización de los rodados  y a la ausencia de cascos homologados, según detalla la ley de Seguridad Vial 9024 de Mendoza.

De un total de 102 fallecidos en toda la provincia, según puntualiza el informe,  7 fueron ciclistas, esto es, un 7% durante el 2020.

Además, cabe aclarar que el informe no incluye las infracciones efectuadas por los preventores municipales. Al respecto, este medio, intentó dialogar con las autoridades correspondientes pero no obtuvo respuesta alguna.

Por otra parte, la Asociación Civil Luchemos por la Vida realizó otra investigación durante el 2019- 2020. Sobre un total de 1800 bicicletas y detectó que el 73% no usa casco, el 74% no posee luces y el 47% circula sin reflectantes. Del estudio también se desprende que el 99% de los ciclistas no respeta la prioridad del peatón ni hace señas con los brazos para avisar sus maniobras.

“Este informe fue desarrollado en las principales ciudades del país: Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. Fue durante los primeros tres meses de este año sumando los meses en los que arranco la fase de DISPO (Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio)”, expresó el presidente de la Asociación Luchemos por la vida Alberto Silveira.

“A pesar de que poca gente transitaba por esos días debido a la pandemia, las cifras expresan que la mayoría de los ciclistas circulaban y, aún lo hacen, sin respetar las normas básicas del tránsito, tanto en lo relativo a la circulación (sentido del tránsito, respeto al semáforo), como también en cuanto a las disposiciones sobre el vehículo para poder circular (luces, reflectantes) y la mayoría no usa cascos protectores con grave riesgo para sus vidas pese a su obligatoriedad'', señaló Silveira.

“En Mendoza sabemos de todo el potencial que se está incorporando en materia de seguridad vial, pero aún existe más bicis fuera de las ciclovías, sobre todo a los alrededores de Capital y Godoy Cruz. Fuera de ellos, la red entra en una meseta y además no están conectadas. Se habla de lo importante que son la ciclovías en materia de infraestructura, no solamente en Mendoza sino en varias provincia del país, pero no se habla de lo esencial: que los ciclistas, al igual que el resto de la población, casi no ha recibido educación vial de ninguna clase, tampoco para conducir bicicletas”, expresó Silveira y agregó: “No comprenden que, en tanto circulan por la calzada, deben, como conductores, conocer y respetar las reglas del tránsito''.

Ciclistas: los más vulnerables

Sin embargo, dentro de las calles, los usuarios de bicicletas son el sector más vulnerable y, aun cuando existen ciclovías y bicisendas, la mayoría circula por la calzada junto a automovilistas que no respetan ni cuidan su fragilidad.

“Con el crecimiento exponencial de los últimos años y más aún por la pandemia, el mayor tránsito de ciclistas ocurre fuera de las ciclovías, porque no hay una red que conecte a los municipios, incluso existen lugares en donde no hay veredas. El uso de las calles y avenidas tiene que ver con que es el camino más directo para el ciclista, pero también tiene que ver con el desconocimiento de la red de ciclovías'', señaló Alberto Silveira.

Para el presidente de la Asociación, en los últimos tiempos se ha visto incrementada la concientización del uso de cascos y ropa refractante sobre todo en el ciclismo de ruta y montaña. “Estaría bueno que, así como la gente que hace ciclismo de montaña y ruta usa correctamente lo que exige la ley 9024, lo hiciera la gente que se traslada todos los días por las calles de Mendoza. Que utilice luces traseras y delanteras, casco homologado, espejos retrovisores, bocina y un chaleco refractante si sale de noche. No saben lo importante que es para nosotros ver a gente que se traslada correctamente y sobre todo respetando las señales de tránsito”, concluyó Alberto. 

Normas de tránsito

Según el presidente de Luchemos por la vida, el uso de cascos y elementos de seguridad no pueden ser impuestos por medio de la aplicación de multas y sanciones, sino por medio de la educación, por la toma de conciencia de los usuarios de bicicletas, que son los más vulnerables en la calle.

“Dentro de una carrocería y en un área urbana, tengo garantizado que no voy a salir lastimado si cumplo con las normas de tránsito. No pasa lo mismo si voy caminando o en bicicleta. Si queremos que la violencia vial baje, hay que empezar por la fuente de mayor riesgo, que es una carrocería de 1.200 kilos. Personas indolentes hay en todos lados, pero un indolente en bicicleta es menos peligroso que uno que va en coche, porque puede lastimar al otro'', expresó.

“Nosotros insistimos en que la gente use cascos y respete las normas viales, pero si mañana todos los ciclistas lo usaran, la tasa de siniestralidad ni se movería un ápice, porque la forma de conducir en Mendoza y en el país, es violenta. Ahora cuando vos sufrís un golpe en la cabeza, vos sos el 100 por ciento de la estadística, por eso te tengo que decir que uses casco. Pero otra cosas es la política general para bajar de siniestralidad vial: empezar por hacerle multas al que no lleva casco no es el mejor camino'', señaló el presidente.

“Somos ciudadanos de este entorno y de este país y tenemos una idiosincrasia marcada por la falta de apego a las normas. El ciclista es este ciudadano, pero convengamos que la capacidad que uno tiene de generar daño arriba de una bicicleta es escasa si se compara con la de los otros vehículos'', concluyó Silveira.

Mendoza avanza en el proyecto para regular el uso de bicicletas

En noviembre de 2019, la Cámara de Senadores daba sanción inicial al proyecto que busca crear en Mendoza un Registro Voluntario de Bicicletas. Para recordar,  apunta a que exista un registro en el que, el dueño de cada rodado que circula por las calles de la provincia y que al mismo tiempo hayan sido robadas estén grabadas con número de serie para demostrar la propiedad del rodado.

El autor del proyecto, es el senador Ernesto Mancinelli, de Libres del Sur, quien destacó, a este medio, que el objetivo principal del mismo es bajar la cantidad de robos y evitando que los ladrones saquen de la provincia con tanta facilidad las bicicletas robadas. "Presumimos que un porcentaje importante de bicis de alta y media gama que son robadas aquí salen por esa vía y sus componentes se venden por separado", argumentó el senador.

De convertirse en ley, los usuarios de bicicletas podrán registrar de forma voluntaria sus rodados. Para eso contempla que se realice un trámite online y al mismo tiempo se graben las partes de la bicicleta en locales habilitados para ello. "Es una herramienta para demostrar la propiedad del rodado. Buscamos sobre todo que se pida en controles provinciales e interprovinciales", subrayó Mancinelli.

El senador además aclaró que el registro sería muy útil para distintas situaciones. No solo para poder demostrar la titularidad del rodado en caso de que lo exigiera la policía sino también, por ejemplo, para casos en los que las fuerzas de seguridad encuentran elementos robados. "Muchas veces en allanamientos se recuperan elementos y es difícil dar con los dueños porque en muchos casos ni se hacen las denuncias. Si están grabadas las piezas, se pueden devolver rápidamente a su dueño", justificó el  senador.

El proyecto contempla que podrán registrar sus bicicletas las personas mayores de 16 años. En el caso de menores de edad, la inscripción se realizará por los padres. Para hacerlo se deberá presentar DNI, declarar domicilio y teléfono de contacto. El cambio en la condición de titular del rodado deberá ser comunicado en el Registro para que actualicen los datos a pedido del nuevo propietario, a quien se le entregará una tarjeta actualizada como titular.

“En caso de robo, el propietario deberá realizar la denuncia correspondiente, haciendo constar el número del Registro Voluntario de Bicicletas, que consta en la tarjeta entregada por la autoridad de aplicación”, cerró Mancinelli.

En concreto, el proyecto establece tres instancias de identificación de las bicicletas:

1) Registro: se realizará a través de una página web, creando una base de datos con fotos de las bicicletas y una descripción de sus características principales. Cada rodado tendrá un código alfanumérico intransferible que individualiza al vehículo.

2) Grabado: en los lugares y con el método determinado por la autoridad de aplicación.

3) Verificación: en los centros de verificación que determine la autoridad de aplicación, donde se procederá a verificar el grabado y hacer entrega del carnet al titular.

Al día de hoy, el proyecto tiene solo 27 votos positivos y dos negativos por lo que pasó a la Cámara de Diputados, el cual está en revisión. Podría ser tratado en 2021.

Red de ciclovías en Mendoza

Con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se dio comienzo a la licitación para la construcción de la 1º etapa de la Red de Ciclovías del Área Metropolitana. La misma contempla la construcción de 81 km, con la ampliación de 29 km, que dará un total de 110 km en esta primera instancia. Se integrará a las ciclovías existentes aumentando significativamente la red metropolitana de transporte en bicicleta.

En dialogo con Graciela Marty, la coordinadora Provincial del Unicipio afirmó a Unidiversidad que la apertura de sobres de la red de ciclovias será el 20 de enero próximo. “La misma contempla que, cada 5 cuadras, los ciudadanos tendrán acceso a una ciclovía, más la implementación de 1000 bicicleteros (estacionamientos) en edificios públicos y con seguridad para que el usuario pueda dejar su bicicleta de manera segura”, expresó la funcionaria.

El financiamiento lo realiza el BID. Los fondos que recibirá Mendoza para la construcción de las Ciclovías tienen carácter de No Reembolsable y cubren el 75% de los costos de inversión, mientras que la provincia aportara el 25% restante con rentas generales.”, aclaró Marty tras informar que se estima que las obras se concreten en aproximadamente 18 meses. “El inicio está previsto para marzo del año que viene”, agregó Marty.

“Es un proyecto vital para la calidad de vida de la población y el medio ambiente. Además, ahora en este contexto de pandemia, el uso de las bicicletas es una forma de traslado más segura que el transporte público”, selló la coordinadora Provincial del Unicipio.

VER TAMBIÉN: Boom de ventas de bicicletas en cuarentena, pese al fuerte aumento de sus precios

Programa En la Bici y más

En los últimos años, el gobierno de la ciudad de Mendoza, para reducir los problemas asociados al uso desmedido del automóvil, ha emprendido acciones para impulsar el caminar y el uso de la bicicleta mediante diferente tipos de políticas y proyectos.

Uno de esos proyectos, que sigue creciendo, es el programa “En la bici”. Nacido en 2015 por las comunas de Capital y Godoy Cruz para fortalecer la vinculación entre ambos departamentos en lo que se refiere a movilidad y tránsito. Y siempre con la bicicleta como hilo conductor y columna vertebral.

A 5 años del inicio del programa, son más de 30.000 los usuarios registrados y 480 las bicicletas que integran la red.

 “Desde hace 5 años venimos buscado incentivar la operatividad de la ciclovía sobre las avenida, parques y calles de la ciudad. Generar las mejores condiciones de equidad social y ayuda a enfrentar los impactos ambientales. En un estudio que se realizó comprobamos que el uso de la bicicleta puede representar la mitigación de 6.4 toneladas de CO2 por kilómetro al día, además de tener un potencial importante para mejorar la salud de la ciudadanía”, señaló el coordinador de Movilidad Sustentable de la Municipalidad de Capital, Javier Passera.

Sin embargo, por cuestiones sanitarias relacionadas al COVID-19, el programa estuvo suspendido, pero a partir de julio volvió y puso a disposición de los usuarios las bicicletas públicas bajo estrictas medidas de seguridad de sus operadores, para mitigar el riesgo de contagio del COVID-19.

Las medidas serán adoptadas como prácticas estándar para la prevención de infecciones respiratorias tales como gripe, coronavirus, entre otras, que se transmiten por gotas de saliva al hablar, toser y estornudar; y que contaminan superficies y objetos en un área de circunferencia de aproximadamente 1,5 metros.

“Debemos aclarar que cada vez que alguien la retira, tiene una hora de uso de bicicleta hasta que la devuelve a alguna de las otras estaciones. Si se pasa de esa hora, se lo sanciona con 'días de no uso', en los cuales no podrá retirar bicicletas”, explicó Passera.

Además del uso de tapabocas en todo momento, los responsables de entregar y recibir las bicis han sido instruidos con todos los protocolos sanitarios pertinentes de higiene tanto personal como del ambiente de la estación de trabajo. “Más allá de la distancia, la limpieza y las precauciones de público conocimiento, también se impedirá el ingreso de los usuarios para poder mantener sanitizadas en todo momento las estaciones, las cuales serán ventiladas con regularidad”, aclaró el coordinador.

Y sumó: “Las estaciones manuales estarán abiertas de 9 a 19, donde las bicicletas serán sanitizadas antes y después de cada viaje, afuera de la estación, poniendo especial atención sobre puños, frenos, manubrio, timbre, espejos, asientos y puntos de contacto en general. Serán rociadas con una solución de 70% de alcohol y 30% de agua o con el desinfectante provisto por la municipalidad”.

El equipo de logística y distribución de bicicletas realizará el procedimiento en las estaciones automáticas cada 24 horas, las bicicletas que se encuentren ancladas también se someterán a tratamiento químico. Además, serán sanitizadas cada vez que ingresen o salgan del taller de reparaciones.

Parque Deportivo de Montaña

Para los amantes del aire libre y el deporte de montaña, dentro del programa En la Bici, la municipalidad de Capital creó el Parque Deportivo de Montaña. Se trata de un terreno de 0,721 km² y 4 km de perímetro que tiene como finalidad dar uso a la práctica de actividades deportivas. Dicho predio se encuentra entre la subida al Teatro Griego Frank Romero Day y la avenida San Francisco de Asís, dentro del Parque General San Martín.

"La pandemia por COVID-19 nos marcó la importancia de promover esquemas de movilidad alternativos con la finalidad de prevenir el contagio colectivo, disminuir el estrés o la incertidumbre generada por el riesgo de contraer la enfermedad. Por eso decidimos crear el Parque Deportivo de Montaña, una manera recomendada para contrarrestar los efectos mencionados y mejorar la salud, con algunas horas de activación física en bicicleta”, expresó Passera.

Además, según Passera, es un espacio con seguridad y servicios de emergencias médicas. También cuenta con un espacio para estacionamiento, bebedero, sanitario y kiosco donde se podrán comprar bebidas y distintos alimentos.

Playas de estacionamiento para bicicletas

Con la ordenanza N°4018, la población de Mendoza podrá disponer de estacionamiento de bicicletas en las playas de estacionamiento. A partir del 1 de enero del 2021, se espera disponer en la Ciudad cerca de 1500 estacionamientos para bicicletas en playas.

Se dispondrán los lugares para bicicletas según la capacidad de las playas, de la siguiente manera:

  • Opcional, de 1 a 20 plazas vehiculares – 5 lugares de estacionamiento de bicicletas.

  • 21 a 50 plazas vehiculares – 5 lugares de estacionamiento de bicicletas.

  • 51 a 100 plazas vehiculares – 10 lugares de estacionamiento de bicicletas.

  • 101 o más plazas vehiculares – 15 lugares de estacionamiento de bicicletas.

De esta manera, se dispuso la obligatoriedad en el ámbito de la Ciudad de Mendoza. Estas y otras medidas deberán adoptar las playas de estacionamiento, según la cantidad de plazas vehiculares de las que disponga cada predio. Algunas de las pautas establecidas:

  • Medida opcional para las playas de estacionamiento más pequeñas (hasta 20 plazas vehiculares).

  • Se contempla una eximición del 10% de los derechos de comercio para las playas una vez que incorporen los bicicleteros.

  • Se otorgará un bono fiscal a los titulares de playas de estacionamiento que acrediten inversión en infraestructura para la guarda de bicicletas que sea realizada en talleres de la Ciudad.

  • El sector de guarda de bicicletas podrá ser dispuesto por el titular de la playa, sin necesidad de ocupar un lugar destinado a un auto, ya que pueden generar un espacio nuevo para bicicletas.

  • Deberá estar demarcado y resguardado.

  • Los elementos que provean de seguridad al rodado como a sus accesorios, deberán ser provistos por los usuarios de la bicicleta y corre bajo su exclusiva responsabilidad.

Los titulares de playas de estacionamiento ya habilitadas, deberán presentar adecuación de las mismas para su evaluación y aprobación, y las nuevas habilitaciones deberán presentarse conforme lo establecido en la presente Ordenanza para su aprobación técnica.

La tarifa por hora o por turno a cobrar para el estacionamiento de bicicletas no deberá superar el 25% de la abonada por auto

mendoza | seguridad vial | informe | luchemos por la vida | bicicletas | siniestros | programa en la bici | ciudad | unicipio |