Qué puede pasar en la Tierra ante una intensa tormenta solar

Un astrónomo señaló que las consecuencias son difíciles de calcular. El antecedente de la tormenta que se registró en 1859, que hizo fallar las líneas de telégrafo de Europa y Estados Unidos.

Qué puede pasar en la Tierra ante una intensa tormenta solar

Ciencia y tecnología

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 12 DE OCTUBRE DE 2021

Meteorólogos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EE. UU. revelaron que, entre este lunes 11 y martes 12, la Tierra estaría afectada por una tormenta geomagnética. También conocido como tormenta solar, no se descarta que uno de estos fenómenos pueda llegar a dañar las líneas de alta tensión y los satélites que orbitan el planeta, según afirmó un astrónomo. Además, remarcó que si se produjese “un evento realmente grande”, los efectos que podría tener en las telecomunicaciones son difíciles de mensurar.

Hace algunos días, especialistas de la agencia estadounidense siguieron la trayectoria de la eyección de una masa coronal que se dirige a la Tierra. Revelaron que probablemente llegaría a nuestro planeta este lunes 11 de octubre y provocaría una tormenta geomagnética.

“Un análisis de los eventos y los resultados del modelo indican que CME llega a la mitad del día el 11 de octubre, con efectos que continúan hasta el 12 de octubre”, sostuvieron desde dicha organización.

 

Qué es una tormenta geomagnética

Las tormentas geomagnéticas o tormentas solares son perturbaciones del campo magnético de la Tierra, provocadas por explosiones masivas de radiación electromagnética, plasma y partículas cargadas en la atmósfera exterior del Sol. Estas explosiones se desencadenan por la liberación de energía almacenada en los campos magnéticos que se producen alrededor de las manchas solares visibles.

Se producen por la llegada a la Tierra de viento solar: la estrella –epicentro de nuestro sistema planetario– expulsa miles de millones de partículas que alcanzan nuestro planeta en pocos días en forma de viento. El campo magnético de nuestro planeta "amortigua" los efectos de esa llegada y, gracias a eso, no se producen catástrofes.

Las tormentas solares pueden durar horas o incluso días, y pueden provocar daños en la electrónica de naves espaciales, sobrecargas de la red eléctrica, transferencias en las señales de radio, pérdida de la señal GPS, dificultades para la navegación aérea, daños en el cableado terrestre y mala conectividad en cables submarinos.De todas formas, la tormenta solar que afecta a la Tierra desde el lunes no incidirá de forma grave en nuestro planeta. Eric González, astrónomo del Observatorio Félix Aguilar (San Juan), sostuvo ante el programa El Interactivo, de Mendoza, lo explicó: “Nuestra ionósfera, la capa más externa, nos protege bastante bien”.

Foto: Shutterstock

 

Cómo nos complicaría una tormenta más grande

El astrónomo dijo que, en el caso de que se produzca una tormenta de una mayor magnitud, se desconoce a qué nivel nos va a "complicar la vida”, ya que la última vez que se dio un evento realmente grande, que fue la tormenta solar de 1859, terminó afectando a los cables de telégrafos que estaban recién tendidos y que comunicaban a Estados Unidos con Europa.

“Las telecomunicaciones que existían en aquella época, que era eso, fueron completamente aniquiladas. (…). Como nunca hemos tenido un evento grande, no sabemos qué puede pasar”, concluyó González.

 

Fuentes: El Interactivo y Diario Perfil

que es una tormenta solar qué consecuencias tiene una tormenta solar qué es una tormenta geomagnética