Qué son los humedales y por qué son tan importantes en el ecosistema de Mendoza

Gabriela Lúquez, docente y secretaria General del Instituto de Ciencias Ambientales, explicó que estos fenómenos naturales son zonas donde el agua es el principal controlador del medio, la vida vegetal y animal.

Sociedad Señal U Atardecid@s / Medio ambiente / por Unidiversidad / Publicado el 04 DE MARZO 2021

Los humedales en nuestra provincia son zonas donde el agua es el principal controlador del medio, la vida vegetal y animal. El cuidado y su mantenimiento a través del tiempo, depende de la conciencia del ser humano.

Gabriela Lúquez, docente y secretaria general del Instituto de Ciencias Ambientales, dialogó con Atardecidos sobre la importancia que tiene el cuidado del medio ambiente en general, la existencia de lagunas secas y cómo nos afecta el cambio climático.

Los sitios Ramsar son humedales con mucha biodiversidad y existen 2.400 en todo el mundo. En Argentina hay 23  y Mendoza cuenta con 3 de ellos. Su desarrollo y preservación depende del cuidado que le dan las personas a esos espacios.

“Los mendocinos debemos entender que a pesar de vivir en zona árida dependemos de los humedales”, remarcó la licenciada Gabriela Lúquez.

TAMBIÉN PODÉS LEER: "Día Mundial de los Humedales: cuántos hay en Mendoza"

En primer lugar, Gabriela Lúquez se refirió la conciencia ambiental que existe en la provincia: “en general, creo que los mendocinos y mendocinas tenemos conciencia ambiental. Tenemos una larga historia desde lo legal, lo administrativo, lo científico y también respecto a nuestro hábitat, a nuestros recursos naturales y nuestras prácticas. Tener conciencia significa saber qué está bien y qué está mal. De ahí en más, ser un ciudadano o ciudadana responsable y con conciencia ciudadana es otra cosa”.

Por otra parte, Lúquez habló de su experiencia profesional y personal: “Mi desarrollo fue surcando distintos caminos pero siempre con un mismo objetivo. Lo primero que recuerdo en mi carrera es esto de explorar y entender cómo funcionaba la naturaleza, con la irrupción del ser humano”.

En ese sentido, la secretaria  general del Instituto de Ciencias Ambientales resaltó las distintas situaciones que se viven en distintas partes del mundo, como consecuencia del accionar del ser humano en la naturaleza, e hizo hincapié en el caso puntual de los humedales de Mendoza: “Nos quedan muchas cosas por resolver y por indagar como sociedad e individualmente, sobre todo, respecto a nuestras costumbres y nuestros consumos.  El consumo moviliza a todo un aparato económico, que implica la necesidad de recursos naturales, que a un ritmo desmesurado hacen que la naturaleza no tenga posibilidad de regenerarse”.

Y agregó: “los mendocinos  y mendocinas al vivir en una zona árida, tenemos la sensación que hablar de humedales es algo lejano, raro. Y la realidad marca lo contrario, ya que estamos rodeados de humedales, los cuales representan una importancia fundamental ecosistémica, no solo para la preservación de aves o diversidad de flora y fauna, sino para comunidades que basan su funcionamiento en los servicios ecositémicos que brindan los humedales”.

En ese sentido, la especialista en ciencias ambientales soslayó que “los humedales representan espacios de recreación, de tursimo y, sobre todo, son espacios donde se produce un aporte clave desde lo ambiental, fundamentalmente por la riqueza de la diversidad biológica que pueden albergar y el equilibrio de los ecosistemas que pueden sostener. El humedal más famoso de Mendoza es la Laguna de Llancanelo”.

Finalmente, Gabriela Lúquez insistió con la importancia de los sitios Ramsar en el país y pidió a las personas que viven en la provincia “que tomen conciencia de lo que significan y cuiden los 3 que tenemos en nuestras tierras”.