Recuperada de COVID-19: “Uno se siente responsable de lo que le pueda pasar al otro"

Es la vivencia de Estefanía Nasisi, una médica de Mendoza que contrajo la enfermedad. Dijo que no sintió discriminación, sino acompañamiento y cariño.

Recuperada de COVID-19: "Uno se siente responsable de lo que le pueda pasar al otro"

Foto Facebook

Sociedad

Recuperarse de COVID-19

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 27 DE AGOSTO DE 2020

La médica Estefanía Nasisi (34 años) se recuperó de COVID-19. Dijo que en los primeros momentos, la preocupación fue por los demás, porque aunque no tuvo contacto con su familia directa, vio a una amiga y se sintió responsable, culpable de lo que les podía pasar a otros.

“Había visto a una amiga antes de las 48 horas de mi inicio de síntomas y ella estaba asustada. Por ser médica, me preguntaban qué tenían que hacer, pero es una enfermedad que desconocemos, todo es nuevo, dinámico, cambia día a día. Me pedían respuestas que no tenía y la verdad es que uno se siente responsable, culpable de lo que le pueda pasar al otro. Fuera de eso, no tuve grandes preocupaciones”, fueron sus palabras.

Estefanía cursó la enfermedad sin complicaciones y volvió a trabajar luego de permanecer catorce días aislada, los diez primeros en la habitación de una clínica y los cuatro restantes en su casa, donde vive con su marido. Durante ese período, advirtió las modificaciones en los protocolos que determina el Ministerio de Salud, ya que cuando se enfermó, aún no había circulación comunitaria del virus, una situación que cambió poco después.

La médica trabaja en dos sanatorios de Mendoza, específicamente en las áreas de terapia intensiva y en seguimiento, en clínica médica.

En detalle: cómo es el nuevo criterio para casos positivos e internación domiciliaria

Mendoza pondrá en marcha dos estrategias nuevas para enfrentar la pandemia de Covid 19: modificó los criterios para considerar como caso positivo a personas que no fueron hisopadas, e incluyó la posibilidad de que algunos enfermos cumplan internación domiciliaria, siempre que responsan a una serie de criterios tanto médicos como de infraestructura de su casa.

 

En aislamiento

La profesional contó a Universidad que fue contacto estrecho de una persona que dio positivo de COVID-19, por lo que informó la situación y se aisló en su domicilio, ya que en ese momento así lo indicaba el protocolo.

Aunque en esos días la reglamentación determinaba que no era necesario el hisopado, se lo hizo por ser personal de salud. Acordó un turno programado y acudió a la Clínica de Cuyo, donde le hicieron el examen y una tomografía, y la dejaron internada por precaución. En ese momento aparecieron los síntomas: fuertes dolores musculares, como si hubiera hecho mucho ejercicio; dolor en las articulaciones; decaimiento generalizado, como en una gripe fuerte, y febrícula, además de pérdida del olfato y el gusto. A las 24 horas, le dieron el resultado positivo de COVID-19.

La Paz y San Rafael extreman medidas ante la aparición y el aumento de casos de COVID-19

La lucha contra el coronavirus no da tregua en ninguna parte del país y Mendoza no es la excepción. En las últimas semanas, la situación sanitaria se agravó en la provincia y, como consecuencia de ello, algunas comunas tomaron nuevas medidas restrictivas para evitar la propagación del virus.

En ese momento, la mujer comenzó su aislamiento de diez días en una habitación de la clínica. Contó que fueron difíciles por no poder ver a nadie de su familia, pero superó el proceso sin complicaciones. Pasado ese período, le hicieron otro hisopado que volvió a dar positivo, por lo que continuó en aislamiento en su casa, porque en ese momento no era necesario un examen negativo para regresar a su vivienda.

Estefanía no tuvo secuelas. El único síntoma que tardó en desaparecer fue la pérdida del olfato, que recuperó hace unos días. Pasado el período de aislamiento, volvió a trabajar y a hacer ejercicios sin sentir ninguna molestia.

 

 Acompañamiento y apoyo

La médica aseguró que en ningún momento sintió discriminación por parte de su entorno, ni de sus amistades ni de sus colegas, que la recibieron con muestras de cariño cuando volvió a sus labores. “Respecto del entorno de amigos, colegas y familia, tuve mucho apoyo, estaban muy pendiente de mí, de si necesitaba algo. Después, cuando volví a trabajar, nunca sentí rechazo, discriminación, todos me trataron muy bien, me sentí muy cuidada”, fueron sus palabras.

covid recuperados sintomas secuelas aislamiento medica