Suarez se reúne con Fernández para evaluar la situación epidemiológica local

Junto al mandatario mendocino, estarán otros gobernadores del país. Preocupa el aumento de casos de COVID-19 de los últimos días. Qué medidas se esperan para Mendoza.

Suarez se reúne con Fernández para evaluar la situación epidemiológica local

Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Provincial Unidiversidad Rebrote COVID / por Unidiversidad / Fuentes: Sitio Andino y Los Andes / Publicado el 20 DE MAYO 2021

Mientras las provincias y CABA definen mayores restricciones frente al aumento general de casos de COVID-19, lo que sucederá en Mendoza después del viernes –cuando venza el último DNU nacional– por ahora es difuso. Posiblemente haya mayores definiciones este jueves, luego de la reunión que mantendrá el presidente Alberto Fernández con Rodolfo Suarez, Horacio Rodríguez Larreta y otros diez gobernadores. Por el momento, la única certeza es que el mandatario provincial ya adelantó que, antes de fijar medidas, esperará a que salga el decreto nacional.

El encuentro es la continuación de la reunión que encabezó el jefe de Estado este miércoles con la otra mitad de mandatarios. En ese meeting, Fernández volvió a pedir mayores restricciones a las provincias para disminuir la circulación social y graficó el complejo panorama sanitario que le expuso horas antes el equipo de especialistas que lo asesora.

Los gobernadores –en su mayoría– coincidieron con la visión de Casa Rosada respecto de la necesidad de endurecer medidas y dieron a conocer el estado de situación de sus territorios. Solo los dirigentes de Salta, Jujuy y Misiones anticiparon que no intensificarán por ahora las restricciones. El resto se comprometió a acompañar a la Nación en su decisión.

 

Qué pasará en Mendoza

Ante la consulta sobre qué pasará en Mendoza, la respuesta se repite desde el Gobierno provincial: "Esperaremos el decreto de Nación y, con base en lo que se disponga, se adoptarán medidas".

A priori, en Casa de Gobierno son más proclives a ajustar las medidas que ya rigen antes que pensar en establecer una fase más restrictiva. Fue a comienzos de mayo cuando se tomaron restricciones en la salida para compras por terminación del documento, que fueron reforzadas el jueves pasado.

La baja en la clasificación epidemiológica (de alarma a zona de alto riesgo) por parte de la Nación fue leída por el Gobierno como una confirmación de que: "la veracidad de los datos, elementos y evidencia con los que nos estamos moviendo son los correctos", como indicó el ministro Víctor Ibañez.

Por videoconferencia, estarán conectados y conectadas, además del gobernador Rodolfo Suarez, los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires); Mariano Arcioni (Chubut); Sergio Ziliotto (La Pampa); Omar Gutiérrez (Neuquén); Arabela Carreras (Río Negro); Sergio Uñac (San Juan); Alberto Rodriguez Saá (San Luis); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Gustavo Melella (Tierra Del Fuego); el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicegobernador de Córdoba, Manuel Calvo.

“Todo se está analizando”, señalan desde Casa de Gobierno, aunque argumentan que ya no hay tanto margen para actuar con medidas que no impliquen afectar de sobremanera a la economía. Lo que está en la mesa del Gobernador, y que piensan varios intendentes –al menos los del Gran Mendoza–, es mover el horario de restricciones. Actualmente, la alerta sanitaria rige de 23.30 a 5.30.

Según indican, restringir la circulación por algunas horas más en la tarde-noche es una de las opciones. También se baraja que la medida pueda aplicarse en un primer momento en el fin de semana, días en los que la circulación es un poco más fuerte que en días hábiles en esos horarios. 

Sin embargo, los datos que maneja el Ministerio de Salud marcan que la incidencia de esa posible restricción no sería tan eficaz para bajar los contagios, mientras que lo que sí se sabe es que perjudicaría al sector gastronómico. Por otro lado, limitar la circulación por el número de documento “solo funcionaría si no hay presencialidad en las escuelas”.

De igual manera, Suarez se tomará estas horas para terminar de evaluar el comportamiento de los casos en Mendoza, con la positividad y porcentaje de camas. Eventualmente, se espera también algún contacto con los intendentes para terminar de moldear la estrategia provincial para las próximas semanas.

Sobre el tema educativo, la postura del Gobierno parece inamovible, aunque no se descarta que quizás el nivel medio (secundaria) –que representa mayor movilidad de docentes entre escuelas– pueda sufrir cambios y pasar a la virtualidad plena. Los niveles inicial, primaria y especial seguirían como hasta hoy: con presencialidad con sistema de "burbujas".

El alto nivel de ocupación de camas de terapia intensiva y los preocupantes números en cuanto a contagios y, sobre todo, fallecimientos podrían jugar un papel preponderante en esta ocasión, mucho más teniendo en cuenta que se vienen los meses más duros, según la dinámica que ha presentado el virus alrededor del planeta. Así, el nuevo decreto provincial se diagramará luego de la interpretación que se haga del publicado a nivel nacional (y el margen que les otorgue a las jurisdicciones), y después de la reunión habitual que el Gobernador y miembros de su gabinete lleven adelante junto a los intendentes, algunos de los cuales ya han tomado algunas medidas por su cuenta. Sin embargo, otros y otras jefas comunales esperan por estrategias más duras que, justamente, necesitan pasar el filtro del Ejecutivo provincial.