Tecnología e inteligencia artificial: qué tan lejos estamos de la Industria 4.0

Hablamos de un nuevo concepto relacionado con la cuarta revolución industrial y que está marcado por la introducción de IA, digitalización y "big data". En la primera revolución industrial, la máquina de vapor fue la protagonista; en la segunda, la electricidad, y en la tercera, la automatización.

Tecnología e inteligencia artificial: qué tan lejos estamos de la Industria 4.0

Foto: ilustrativa

Tecnología

Tecnología y sociedad

Unidiversidad

Emilio Murgo

Publicado el 28 DE MARZO DE 2022

El concepto de industria 4.0 refiere a una aparición de la Cuarta Revolución Industrial, que se encarga de producir mediante la adopción e implementación de la tecnología 4.0 (robótica, inteligencia artificial, digitalización, big data, etc.). Su enfoque es trabajar las empresas bajo plantas de producción “inteligentes” en las que se integran componentes físicos y de software para lograr procesos productivos más eficientes y una mejor asignación de los recursos.

“La industria 4.0 es un concepto, un conjunto de ideas que tienden a cambiar y evolucionar en lo relacionado con los procesos productivos. Está muy ligada a la industria, pero también se expande a lo relacionado con el comercio, la administración pública, etc.”, destacó a Unidiversidad Roque D’Anna, coordinador de Vinculación Tecnológica y Socioproductiva en la UNCUYO.

“Tiene que ver con la integración en las cadenas de valores y la implementación de lo digital en los procesos de producción, es decir, todos los pasos a seguir desde que un producto es materia prima, se suman insumos, se producen, se almacenan, se transportan y se venden, lo que permite generar un paso con el otro a través de la tecnología para lograr procesos de automatización inteligentes”, continuó.

En nuestro país, es muy irregular la implementación de la tecnología, la inteligencia artificial y el big data, ya que las condiciones económicas de nuestras empresas dificultan la ejecución y planificación de la industria 4.0. “A veces, nos encontramos con empresas que todavía no tienen un sistema computarizado en su fábrica y todos los datos son tomados a mano. No es algo homogéneo la implementación de la industria 4.0. Hay empresas que están en el 2.0; otras, en camino al 3.0 (lo que nosotros denominamos como 2.8), y otras que podrían acercarse al 3.5 con la implementación de la robótica”, agregó.

“Si bien cuando pensamos en la implementación de la robótica y la IA en las empresas nos imaginamos grandes maquinarias que reemplazarán a las personas, la realidad marca que no suelen perderse puestos de trabajo, sino que estos son reconvertidos y, en definitiva, transforman estos puestos en trabajos de mejor calidad y mejor formados”, afirmó D'Anna.

Para qué sirve la industria 4.0

El desafío de la industria 4.0 contempla entornos productivos interconectados, entre ellos, la captura, comunicación, transmisión y gestión de datos; el análisis inteligente de la información; las cadenas de producción autogestionables y las instalaciones cada vez más autónomas. Así, la industria 4.0 implica una mayor individualización de la oferta y mayor flexibilidad de los procesos de producción. “Esta implementación, involucra la integración de lo digital y lo físico, genera una transformación radical para todas las industrias, emprendimientos y organizaciones. Esta transformación contempla toda la cadena de valor, incluyendo los procesos de elaboración, la gestión empresarial, las relaciones con los clientes y proveedores e inclusive, los modelos de negocio”, concluyó D'Anna.

 

Implicancia de la Industria 4.0

  • Mejora la productividad y eficiencia en el uso de recursos;
  • Genera información útil para la toma de decisiones en tiempo real y la planificación a mediano y largo plazo;
  • Permite la creación de nuevos productos y servicios que mejoren la experiencia de los usuarios a partir de esta información recolectada;
  • Integra de manera eficiente a todos los actores que intervienen en el proceso de fabricación.

Para D'Anna, la incorporación de las industria 4.0 debe ser progresiva: se debe iniciar un proceso de incorporación gradual de distintos componentes tecnológicos novedosos, provenientes de los dominios digital y físico. Por ejemplo:

  • Inteligencia artificial
  • Internet de las cosas
  • Robótica
  • Impresión 3D
  • Servicios en la nube
  • Ciberseguridad

Beneficios de la Industria 4.0

  • Mayor productividad y una mejor gestión de los recursos;
  • Toma de decisiones más eficiente basada en información real;
  • Procesos productivos óptimos e integrados;
  • Aumento de la flexibilidad para lograr una producción masiva y personalizada en tiempo real;
  • Comunicación directa entre los clientes y las organizaciones, lo que implica que podremos conocer mejor lo que necesitan los clientes;
  • Reducción de tiempo de fabricación, tanto en los diseños de nuevos productos como en su comercialización;
  • Reducción del porcentaje de defectos o merma en las fábricas, ya que será posible probar los prototipos de forma virtual y se optimizarán las cadenas de montaje

La evolución de la Industria, de 1.0 a 4.0

Antes de indagar más a fondo sobre el qué, el por qué y el cómo de la Industria 4.0, es beneficioso comprender primero cómo ha evolucionado exactamente este concepto a lo largo de los años. Hay cuatro revoluciones industriales importantes que el mundo ha experimentado o continúa experimentando hoy.

La primera revolución industrial

La primera revolución industrial sucedió entre fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Durante este período, la industria evolucionó desde un enfoque en el trabajo manual realizado por personas y con ayuda de animales de trabajo a una forma optimizada de trabajo, realizado por personas a través del uso de motores que funcionaban a base de agua o vapor y otros tipos de herramientas y maquinarias.

La segunda revolución industrial

A principios del siglo XX, el mundo entró en una segunda revolución industrial con la introducción del acero y el empleo de electricidad en las fábricas. La introducción de la electricidad permitió que las empresas manufactureras aumentaran la eficiencia e hizo que la maquinaria de las fábricas fuese más dinámica. Fue durante esta fase que los conceptos de producción en masa, como línea de montaje, se introdujeron como una manera de aumentar la productividad.

La tercera revolución industrial

Con su comienzo al final de la década de los cincuenta, la tercera revolución industrial comenzó a emerger, ya que las empresas manufactureras comenzaron a incorporar más tecnología electrónica –y finalmente, las computadoras– en sus fábricas. Durante este período, las empresas manufactureras comenzaron a experimentar un cambio que ponía menos énfasis en una tecnología analógica y mecánica y más en la tecnología digital y el software de automatización.

La cuarta revolución industrial, o Industria 4.0

En las últimas décadas, ha surgido una cuarta revolución industrial, conocida como la Industria 4.0. Esta hace énfasis en la tecnología digital de las décadas recientes y la lleva a un nivel totalmente nuevo con la ayuda de la interconectividad a través de la Internet de las Cosas (internet of things, IoT), el acceso a datos en tiempo real y la introducción de los sistemas ciberfísicos. Conecta lo físico con lo digital, y permite una mejor colaboración y acceso para todos los departamentos, socios, proveedores, productos y personas.

Fuente: Argentina.gob.ar / Clase10.com / Epicor

qué es la industria 40 para qué sirve la industria 40 inteligencia artificial big data tecnología y sociedad