Tiempos enredados

La mujer detenida por no poder probar que pagó su pasaje y la desaparición de Santiago Maldonado evidenciaron la solidaridad ciudadana, pero también la falta de empatía de las autoridades.

Tiempos enredados

Captura de pantalla tn.com.ar

Sociedad

Unidiversidad

Unidiversidad

Publicado el 28 DE AGOSTO DE 2017

Dos sucesos determinan las diferencias entre la clase dirigente y los dirigidos, es decir, entre representantes y representados, entre quienes manejan el Estado y quienes les han conferido a los primeros la confianza de la administración de la cosa pública.

Primero, la solidaridad de los usuarios que se mostraron comprensivos con la pasajera que estuvo detenida durante siete horas por no poder comprobar el pago de su viaje, y la consecuente crítica al sistema de control y del percibido abuso contra la mujer.

Segundo, llamó la atención la reacción del gobernador Alfredo Cornejo ante el caso de la pasajera, a quien no le creyó y la señaló como una fiscal de Protectora, y no como una víctima de la todavía insuficiente provisión de carga de la tarjeta Red Bus. Así mostró su faz más auténtica, como un hombre dedicado a la política partidaria que detenta el poder por mérito de los votos obtenidos en 2015. Pero, a la vez, esa posición tan enjundiosa de Alfredo Cornejo lo deja al filo de la falta de capacidad de ponerse en lugar de sus representados.    

Tercero, la multiplicación por las redes sociales del clamor por la aparición de Santiago Maldonado puso en evidencia no sólo el #DondeEstaSantiago, sino también el descreimiento de los usuarios. La profusión del mensaje hizo que el reclamo por el caso se sextuplicara en una semana por la viralización del planteo desde los perfiles de Facebook, Twitter e Instagram. “¿Es posible que la movilización social 2.0 por Maldonado haya incidido en la agenda mediática? Probablemente”, dice Esteban Zunino, investigador del Conicet desde su observatorio de medios, a través de su muro en Facebook. En ese posteo muestra un gráfico donde se advierte la tendencia ascendente del posicionamiento del caso, admitiendo que ayudó a que eso sucediera el programa del sábado por la noche de Mirtha Legrand, en el que estuvo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. La medición de Zunino es sobre los sitios y portales online de noticias de Mendoza Los Andes, UNO, El Sol, Sitio Andino, MDZ, los porteños La Nación, Página/12, Crónica, el rosarino La Capital y el cordobés La Voz del Interior.

Cuarto: el Gobierno nacional sintió este remezón y se la vio debilitada a Bullrich, que se quejaba de las acusaciones que se multiplican contra la Gendarmería y contra ella misma por la responsabilidad del destino del joven desaparecido en Chubut en una protesta de la comunidad mapuche. En las últimas horas, la mujer llegó a deslizar que estaba dispuesta a renunciar si era necesario para solucionar el entuerto.

Quinto: a la par, Jorge Lanata volvió a transformarse en un ariete oficialista con una posición contraria a la tendencia para demostrar su poder de fuego mediático. Según el conductor de PPT, el caso se ha ido de rosca después de mostrar una entrevista con el lonko Facundo Jones Huala, el líder mapuche preso en la cárcel de Trelew. Para el periodista, se ha desvirtuado el principio de desaparición forzada de persona, tal como está caratulado el expediente del caso Maldonado.

sociedad análisis santiago maldonado patricia bullrich redes sociales redbus solidaridad alfredo cornejo