Todos contra Trump: Merkel dijo que no confía en Estados Unidos

Después de la cumbre del G7, la canciller alemana apuntó contra el presidente norteamericano por sus insultos hacia los alemanes y por su rechazo al acuerdo de París por el cambio climático.

Todos contra Trump: Merkel dijo que no confía en Estados Unidos

En la Fiesta de la Cerveza de Munich, Merkel llamó a los países de la Unión Europea a reforzar la unión continental. Foto: AFP.

Internacionales

Unidiversidad

Unidiversidad / Fuente: El País y BBC

Publicado el 29 DE MAYO DE 2017

“Los europeos tenemos que pelear por nuestro propio destino”, afirmó la canciller alemana Ángela Merkel, y rompió relaciones con su otrora aliado Estados Unidos. La líder de Alemania pidió trabajar en la unidad europea, tras la resistencia de Donald Trump a comprometerse a los esfuerzos globales por el cambio climático.

Alemania quiere construir una Europa más fuerte, que ejerza de contrapeso a las derivas nacionalistas y proteccionistas que florecen en Estados Unidos y Reino Unido, a ambos lados del Atlántico.

"Los tiempos en los que podríamos confiar completamente en otros están quedando atrás”, lanzó Angela Merkel en la Fiesta de la Cerveza, en plena campaña política de cara a los comicios de septiembre. Al sur de Munich, la canciller aseguró que los europeos tienen que pelear por su propio destino, en un evidente mensaje de fuerza territorial.

Merkel sostuvo que “los puentes se han roto y ahora toca mirar hacia dentro” y que el objetivo principal será “buscar la fuerza en la unidad europea, con el eje franco-alemán como motor”.

La tensión entre Europa y Estados Unidos se arrastra desde la cumbre de los siete países más industrializados –Francia, Italia, Alemania, Japón, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido–, celebrada la semana pasada en Italia, y la cumbre de la OTAN, en Bruselas, donde hubo resultados decepcionantes para los europeos.

Es que en su primera gira internacional, el presidente Donald Trump se resistió a sumarse a los esfuerzos globales para combatir el cambio climático, discrepó de los europeos en asilo y refugio, e insultó a los alemanes por su superávit comercial.

“El acuerdo de París es tan importante que no debe haber cesiones”, respondió Merkel tras la cumbre del G7, en alusión al pacto alcanzado hace dos años para frenar el calentamiento global y poner límite a las emisiones de contaminantes de efecto invernadero.

Por otra parte, según trascendió en los medios extranjeros, el presidente Trump dijo que “los alemanes son malos, muy malos”, en referencia al superávit comercial alemán, que tanto irrita en Washington.

“Fíjense en los millones de coches que [los alemanes] venden a Estados Unidos. Es terrible. Hay que pararlo”, expresó Trump, y desató la furia de Alemania.

El asesor económico de la Casa Blanca, Gary Cohn, minimizó las declaraciones del presidente y aseguró que los alemanes “son malos en comercio”, pero que “no tiene problemas con los alemanes en general”. En tanto, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, negó que Trump usara esas palabras y acusó a la prensa de exagerar.

internacional alemania angela merkel donald trump unión europea europa estados unidos g7