Un estudio afirma que, en el mundo laboral, las personas sin hijos e hijas tienen menos beneficios

Un trabajo de ResumeLab dio cuenta de que trabajadoras y trabajadores en relación de dependencia perciben un trato injusto: ascensos, aumentos de sueldo y flexibilidad horaria para quienes son padres y madres, y horas extra para quienes no lo son.

Un estudio afirma que, en el mundo laboral, las personas sin hijos e hijas tienen menos beneficios

Foto: Widsomlabs

Sociedad

Unidiversidad

Julia López

Publicado el 04 DE AGOSTO DE 2022

Son cada vez más fuertes las voces de trabajadoras y trabajadores sin hijos e hijas sobre el trato injusto por parte de las empresas. En relación con este tema, ResumeLab –una plataforma web para crear currículums y cartas de presentación– hizo un estudio en 2022 mediante un sondeo en línea con 938 personas empleadas que trabajan en relación de dependencia: hombres y mujeres, padres y madres o no, con y sin título de grado. 

El 80 % de quienes respondieron son padres o madres y, aun así, tres cuartas partes del total creen que, en general, en el trabajo son mejor tratadas las personas con hijos e hijas. Esto es significativo, ya que, según un informe de 2021 del Centro de Investigación Pew, el 44 % de las personas entre 18 y 49 años que no tienen hijas o hijos tampoco los tendrán en el futuro. La proporción va en aumento: es el 7 % más que en 2018. Las razones son múltiples: simplemente no quieren, existe alguna cuestión médica o la situación financiera es desfavorable.

¿Qué desigualdad en el trato percibieron con trabajadores y trabajadoras sin hijas e hijos al menos una vez? El 63 % de estas personas creen que les negaron el tiempo libre; el 69 %, que tuvieron que trabajar horas extra; el 70 %, que les dieron trabajo adicional.

 

Captura ResumeLab

Las personas que no tienen niñas y niños “son incomprendidas, sus necesidades son marginadas, y sus actividades y responsabilidades fuera del trabajo son desconcertantes. ¿Por qué? Porque no tienen hijos. Entonces, está claro que no tienen nada que hacer después del trabajo, ¿verdad? Pues... no”, dicen desde ResumeLab. Y agregan: “Tienen aficiones, un segundo trabajo o padres enfermos a los que tienen que cuidar. Participan en cursos y estudios de postgrado o acuden a fisioterapia. Lo que sea. Pero saben cómo pasar su tiempo personal después del trabajo”. 

El estudio intenta dar una explicación. Durante mucho tiempo, sostienen, la sociedad vio en la reproducción una prioridad o un mandato innegable. A la carrera profesional y otras actividades se les dio una importancia de carácter secundario. “Por tanto, los beneficios solo para los padres no son un mito”, explicaron. 

Pero, si en el contexto actual, aumenta la cantidad de quienes no lo son, en el mundo laboral empiezan a preguntarse por sus ventajas: “¿Alguien ha oído hablar alguna vez de beneficios solo para los empleados sin hijos?”. De hecho, a pesar de que 8 de cada 10 personas que respondieron la encuesta son padres y madres, el 87 % acuerda con que en el trabajo tienen más beneficios: aumentos de sueldo, ascensos, prioridad para tomar vacaciones o solicitar días libres

“Este enfoque centrado en los niños puede abrumar a los que no son padres. Especialmente a las mujeres sin hijos, a las que les puede preocupar que estas políticas laborales ‘favorables a la familia’ estén ‘minando la identidad de la mujer con la maternidad’”, según el estudio.

Captura ResumeLab

Es una realidad que maternar/paternar es un trabajo de tiempo completo. Quien tiene hijas e hijos tiene la responsabilidad de su cuidado y supervivencia las 24 horas del día. El estudio indica que, para el 81 %, los motivos de ausencia en el trabajo relacionados con sus niñas y niños son más importantes para la empresa que las razones de quienes no tienen infancias a su cargo.

Sin embargo, descuidar a quienes no las tienen trae consecuencias. Lo sucedido con Facebook y Twitter ilustra el caso: durante la pandemia de COVID-19, padres y madres recibieron beneficios que provocaron un malestar que se mantuvo a pesar de que las empresas remendaron el error. 

Sucede que esta desigualdad de trato es, para algunas personas, consecuencia de una elección, pero, para otras, es producto de una imposibilidad: el 48 % de las parejas admite tener dificultades para concebir y, según la OMS, la infertilidad afecta al 15 % de la población. Sin embargo, según la encuesta, el 65 % no ve “ningún problema en preguntar a las personas sin hijos por qué no los tienen”. Esa consulta, además, tiene un claro dejo sexista: no se pregunta igual, ni en la misma medida, a hombres que a mujeres.

Desde ResumeLab ponen el foco en las empresas e instituciones. La gran mayoría de quienes respondieron la encuesta cree que todo el personal debería ser tratado con igualdad en relación con el trabajo flexible, las expectativas, el modo de desempeñarse, la carga laboral y el tiempo libre.

“La conversación es vital. Es fácil acusar a las personas sin hijos de ser egoístas o a los padres de merecerse esos derechos. Pero hay una tercera parte en esta disputa que debería actuar como un juez: el empresario. Su trabajo es apoyar a todos los trabajadores y garantizar la igualdad”, sostuvieron desde la plataforma.

Fuente: ResumeLab

desigualdad laboral tiempo libre beneficios para madres y padres