Un nuevo denunciante se sumará al caso Próvolo

Lo confirmó el abogado Oscar Barrera. Dijo que es un varón, mayor de edad, sordo, que testificará la próxima semana.

Un nuevo denunciante se sumará al caso Próvolo

Nicola Corradi, uno de los sacerdotes acusados de abuso sexual. Foto: Axel Lloret

Sociedad

Abusos en el Instituto Próvolo

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 23 DE JUNIO DE 2017

Un nuevo denunciante se sumará a la investigación por los abusos sexuales en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo. Es un varón, mayor de edad, que declarará la próxima semana y que fue nombrado en varios de los testimonios de otros chicos y chicas como uno de sus compañeros del centro educativo.

La novedad, publicada por diario Los Andes, fue confirmada a Unidiversidad por el abogado de la Defensoría de Personas con Discapacidad, Oscar Barrera.

El letrado explicó que varios de los denunciantes de abusos en el Próvolo nombraron a este joven como uno de sus compañeros, por lo que la Defensoría comenzó a buscarlo. Finalmente, dieron con él y el hombre decidió testificar y sumar así otro nuevo hecho a las denuncias ya existentes, que suman 27.

Barrera, que ya es querellante por cinco víctimas, explicó que el joven declarará la próxima semana, que lo más probable es que lo haga bajo el método de la cámara Gessel y que están analizando si lo hace bajo la figura de testigo reservado.

El abogado explicó que desde que lograron ubicar al joven, la Defensoría puso a su disposición asistencia psicológica para acompañarlo. También informó que ya notificaron sobre el nuevo denunciante al fiscal que lleva adelante la investigación, Gustavo Stroppiana.

De Benedectis: No hay espíritu de ocultar

El vocero del Arzobispado habló sobre las acusaciones de abusos sexuales a sacerdotes en el Próvolo. Dijo que quieren Justicia y aseguró que en ningún momento pretendieron entorpecer la causa.

 

La causa madre y las derivadas

Stroppiana explicó a Unidiversidad que la prioridad es concluir la investigación de la causa madre por los abusos en el Próvolo, la que ya tiene diez cuerpos y donde los exalumnos ya concretaron 27 denuncias.

En esta causa central están imputados y cumpliendo prisión preventiva los sacerdotes Nicola Corradi, Horacio Corbacho y los empleados José Luis Ojeda, José Bordón y Armando Gómez. El único que cumple detención domiciliaria es el cura italiano por su edad (tiene 82 años), y su estado de salud.

De esta causa madre se desprendieron otras: una en la que está imputada y detenida la religiosa japonesa Kosaka Kumiko, otra contra un jardinero del Instituto, que está imputado por abuso sexual simple (tocamientos) por lo que continuará el proceso en libertad, y una tercera que aún no tiene avances, que busca investigar la actuación de directivos, docentes y empleados del instituto.

En este último sentido, el fiscal Hernán Ríos archivó una causa contra dos directivos de la institución por entender que al no ser funcionarios no les cabe el delito de omisión. De todas formas, la defensa de las víctimas analiza la situación, teniendo en cuenta que las leyes vigentes subrayan el interés superior del niño y la responsabilidad de las personas que tienen su guarda.

Pese al archivo de esta causa, en la que sólo se solicitaba analizar la actuación de dos directivos del Instituto, Stroppiana tiene abierta otra investigación que incluye a todos los empleados, aunque aún no existen avances.

Stroppiana explicó que hasta el momento todas las oposiciones y recusaciones que realizaron los abogados defensores de los imputados, especialmente el de los dos sacerdotes, Pablo Kletz, fueron a favor, es decir que dejaron en firme lo dispuesto por la fiscalía y los jueces de Garantías. Pese a esto, aún queda que la Justicia defina la apelación a la prisión preventiva de la monja Kumiko, que presentó su abogado Carlos Varela Álvarez. 

sociedad abusos en el instituto próvolo iglesia católica sacerdotes corradi víctimas la plata verona mendoza