Una cementera mexicana construirá el muro que propone Trump

Se trata de una empresa que se ofreció para construir el paredón que plantea levantar el electo presidente estadounidense en la frontera entre Estados Unidos y México.

Una cementera mexicana construirá el muro que propone Trump

"Cementos Chihuahua", construirá el muro de Trump. Foto: Univisión.

Internacionales Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: El País / Publicado el 23 DE NOVIEMBRE 2016

Con la intención de combatir la llegada de inmigrantes mexicanos a EE.UU., el magnate y político Donald Trump propuso edificar un "gran muro" en la frontera entre los dos países, ya que considera que su país se convirtió en un "basurero de todos los problemas de los demás".   

El director general de Cementos Chihuahua, Enrique Escalante Ochoa, hizo caso omiso del menosprecio, la humillación o los insultos racistas de Trump y no dudó en ofrecer su compañía para la construcción del muro que se pretende levantar en la frontera. Escalante Ochoa aseveró que nada debe interponerse nunca a los negocios. “No podemos ser selectivos. Tenemos que respetar a nuestros clientes en ambos lados”, expresó el ejecutivo. 

Agregó que para el negocio en el que ellos se desarrollan, Trump es un candidato que favorece bastante la industria, refiriéndose a los otros proyectos anunciados por el presidente en infraestructura, carreteras, aeropuertos o energía en plantas de petróleo y de electricidad.  

La cementera, que cuenta con el 70 % de su negocio en EE. UU. y el 30 % en México, es especialista en concreto, morteros y cemento de alta resistencia. Pensando en sus intereses propios, convendría más que finalmente cumpliese su promesa y la barrera fuera alta, gruesa y de hormigón armado.  

La compañía, por estar ubicada en el estado fronterizo de Chihuahua, toma la oportunidad de concretar el lema tan declamado durante los últimos meses por los seguidores del magnate republicano: "Build that wall" ("Construye esa pared"). Pese a que un tercio de los 3000 kilómetros de frontera entre ambos países ya cuenta con una barrera de placas metálicas, levantada durante los años de gobierno de Bill Clinton –esposo de la rival de Trump en las presidenciales–, son muchos más los kilómetros que resta instalar. 

El desierto fronterizo de Chihuahua es precisamente una de las zonas donde no hay pared. Los 50 grados de la llanura desértica sirven de impedimento natural. Se estima que unos 8000 migrantes han muerto en los últimos 20 años al intentar cruzar este paso. 

Además, Cementos Chihuahua, que cotiza en bolsa pero no entra en la lista de las 10 principales cementeras mexicanas, está participada en un 23 % por Cemex, la dominadora absoluta del mercado. Esta compañía multinacional de la construcción anunció un plan de desinversión, que ya dio su primer paso este mes con la venta de activos por 306 millones de dólares en estados fronterizos con EE. UU.

trump | muro | eeuu | mexico