Una hoja en blanco se convirtió en el símbolo de las inéditas protestas en China

Las movilizaciones en el gigante asiático se propagaron ante el retorno del confinamiento por nuevos casos de COVID-19. Por qué los manifestantes enarbolan trozos de papel.

Una hoja en blanco se convirtió en el símbolo de las inéditas protestas en China

Internacionales

Unidiversidad

Publicado el 28 DE NOVIEMBRE DE 2022

Con frecuencia un objeto simboliza todo un movimiento de protesta. En China, ese objeto es un humilde trozo de papel en blanco.

Al anochecer del domingo en Shanghái, algunos de los que se reunieron en una vigilia para recordar a las víctimas de un incendio ocurrido el jueves en un bloque de apartamentos (en Urumqi, capital de la región autónoma uigur de Xinjiang) que desencadenó las protestas contra las restricciones por la covid en China lo hicieron portando hojas de papel en blanco.

De manera similar, en la capital, Pekín, los manifestantes acudieron armados con trozos de papel a una manifestación en la prestigiosa Universidad Tsinghua de Pekín, en la que en su día estudió el presidente Xi Jinping.

Mientras tanto, en otra marcha se pudo ver a una joven caminando por las calles de Wuzhen, ciudad de la provincia oriental de Zhejiang, con cadenas en las muñecas y cinta adhesiva en la boca, agarrando con sus manos una hoja de papel en blanco impoluta.

Esta tendencia tiene sus raíces en las manifestaciones de Hong Kong de 2020, en las que los habitantes sostenían papeles en blanco para protestar contra las nuevas leyes draconianas de seguridad nacional de la ciudad. Los activistas mantuvieron el papel en alto después de que las autoridades prohibieran los eslóganes y las frases asociadas al movimiento de protesta masiva de 2019, que vio cómo la ciudad se paralizaba y los funcionarios reprimían violentamente a los manifestantes.

Algunos han argumentado que el gesto no es solo una declaración sobre el silenciamiento de la disidencia, sino también un desafío a las autoridades, como si dijeran: "¿Vas a arrestarme por sostener un cartel que no dice nada?"

"Definitivamente, no había nada en el papel, pero sabemos lo que hay", dijo a la BBC una mujer que se unió a las protestas en Shanghái. Johnny, un manifestante de 26 años en Pekín, declaró a la agencia de noticias Reuters sobre la función que ha adquirido el papel: "Representar todo lo que queremos decir, pero no podemos".

Kerry Allen, analista de medios de comunicación de China en la BBC, observó que los funcionarios chinos encargados de la censura en el país se han puesto en marcha para controlar las plataformas de medios sociales del país después de que las protestas contra el gobierno se extendieran por varias de sus grandes ciudades a raíz del incendio ocurrido la semana pasada. Parte de la población ha interpretado que las víctimas mortales del incendio podrían haberse salvado si no se hubieran aplicado las medidas sanitarias que mantenían la zona semiconfinada y protegida con barreras que impidieron a los bomberos llegar a tiempo.

Fuente: Télam

china hoja en blanco