Una lucha que cobró sentido 127 veces

María Assof de Domínguez, referente de Madres de Plaza de Mayo en Mendoza, celebró la recuperación de otra nieta. La mujer, de 86 años, dijo que la noticia le da fuerzas para seguir.

Una lucha que cobró sentido 127 veces

A sus 86 años, María dice que seguirá buscando a los nietas y las nietas que aún desconocen su identidad. Foto Victoria Gaitán.

Sociedad

Nieta 127

Unidiversidad

Verónica Gordillo

Publicado el 29 DE DICIEMBRE DE 2017

Ya le pasó 127 veces y espera que le pase muchas más. Cada vez que le avisan que recuperaron a una nieta, María Assof de Domíguez, la referente de Madres de Plaza de Mayo en Mendoza, siente que cobra sentido la lucha que emprendió hace cuarenta años. El jueves 28 de diciembre le sucedió otra vez: ese día anunciaron la recuperación de una joven que nació en la ESMA y es hija de la mendocina María del Carmen Moyano y Carlos Poblete. A sus 86 años, María dice que la noticia le da fuerza para seguir, para marchar todos los jueves, para buscar a todos esos chicos y chicas que aún no conocen su verdadera identidad.

María recibe a Unidiversidad en el patio de su casa, en San José, Guaymallén. Es la misma casa que compartió durante años con su esposo, Osiris Domínguez, y donde crió a sus dos hijos: Walter y Osiris, como su padre.

Estaba en esa misma casa la madrugada del 9 de diciembre de 1977, cuando se enteró de que habían secuestrado a su hijo Walter y a su nuera, Gladys Castro, de su hogar de Godoy Cruz. La mujer estaba embarazada de seis meses.

María no tuvo opción. Salió de su casa para buscar respuestas, para tratar de saber dónde estaban su hijo y su nuera y qué había pasado con el nieto que esperaba. Se convirtió en la referente de Madres de Plaza de Mayo, porque en ese momento era la única abuela que buscaba a su nieto; después llegaron otras. Esperó 37 años para encontrar respuestas: en 2015, la voz de Estela de Carlotto le confirmó que encontraron a su nieta, Claudia, a quien conoció días después y con la que mantiene una relación cercana.

 

Poblete: \Estamos felices de encontrar a nuestra sobrina\

Luego de que Abuelas de Plaza de Mayo diera a conocer la noticia del hallazgo de la nieta 127, Unidiversidad dialogó en profundidad con su tía paterna. Ansiado encuentro.

 

Otra vez, la 127

María confiesa que estaba amargada después de saber que la Justicia habíaa concedido la prisión domiciliaria al exjefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía Bonaerense, Miguel Osvaldo Etchecolatz, condenado por crímenes de lesa humanidad. Sin embargo, esa sensación de amargura desapareció de inmediato cuando se enteró de la aparición de otra nieta, la 127, hija de una mendocina.

La referente cuenta que no conoce a familiares de la nieta recuperada, pero aseguró que algunos expresos políticos se emocionaron con la noticia porque fueron compañeros de militancia en el trabajo barrial que hacían los padres de la mujer, Carmen Moyano y Carlos Poblete, junto al padre Llorens.

María asegura que las Abuelas seguirán en la lucha porque todavía les quedan muchos nietos por recuperar. Dijo que hay jóvenes que tienen dudas sobre su identidad y que es importante que se animen a hacerse la prueba de ADN para conocer la verdad.

Para la referente de Madres de Plaza de Mayo es importante acompañar a los jóvenes luego de que conocen su identidad, así como darles tiempo para que puedan procesar la noticia. “Así como uno se pregunta con quién se va a encontrar, ellos piensan lo mismo: vaya a saber con qué familia me encuentro. En mi caso, desde que mi nieta se contactó con nosotros (con María y con la otra abuela, Angelina Catterino), nunca más dejamos de tener contacto, se ve que le gustamos”, dice María y sonríe.

Ya le pasó 127 veces. Cada vez que se entera de la recuperación de una nieta, María Domínguez siente que la lucha que inició hace cuarenta años junto a otras madres cobra sentido. Ya le pasó 127 veces y ella espera que le pase muchas más.

abuelas plaza mayo recupera nieta desaparecido secuestro