El vacío existencial

Una tesis de psicología aplicada a los héroes de la guerra.

El vacío existencial

Imagen de los soldados de Malvinas tomada durante de la guerra de 1982. Foto extraida de Infobae.

Sociedad Unidiversidad Especial Jóvenes por Malvinas / por Milagros Martín Varela / Publicado el 31 DE MARZO 2017

“El loco de la guerra” o “el loco de Malvinas” fueron dos maneras muy similares que tuvimos los argentinos de dirigirnos a los excombatientes que fueron y volvieron de la guerra de 1982. Así fue como luego de haber pasado por una situación sumamente traumática para cualquier ser humano, tuvieron que soportar el olvido y el proceso de desmalvinización. Algunos no lo soportaron y se quitaron la vida, con lo cual son casi 500 los casos de suicidio.

La pregunta que se planteó la futura psicóloga de 29 años Elena Segreti es qué motivó a los excombatientes a seguir, a pesar de todo el sufrimiento por el que pasaron. “Duele más la indiferencia de tu gente, que la bala más voraz del enemigo”, canta Andrés “Ciro” Martínez.

Así fue como Segreti decidió realizar su tesis de grado sobre el existencialismo en los veteranos de guerra. Es decir, “midiendo” con un test de la rama de la logoterapia el estado de plenitud existencial actual en los excombatientes. Qué, cómo y por qué pudieron superar lo que han vivido a 35 años de haber estado en el frente de guerra.

Segreti tomó la escala existencial a 32 excombatientes. La aplicación de esa escala consiste en una serie de preguntas para homogeneizar la muestra, porque la franja etaria de esta iba de los 50 a los 75 años. Entre esas preguntas estaban, por ejemplo, qué tipo de actividades realizaban, si tenían o no trabajo, si tenían o no familia, si participaban de actividades de las asociaciones de excombatientes y veteranos o no, entre otras.

Al contrario de lo que esperaba la referente, el resultado no fue positivo, ya que tuvo un índice de vacío existencial en el 92,9 % de la muestra, es decir en 28 o 29 de los 32 seleccionados. La sorpresa de Segreti fue porque en su primera hipótesis ella había supuesto que no tenían vacío existencial, sino todo lo contrario, que eran seres muy plenos; ya que muchos de ellos tienen familia, trabajo y sobre todo una devoción inefable por la Causa Malvinas.

La referente no dejó de recalcar que estos resultados son sólo aplicables a la muestra representativa que ella tomó de esos sujetos y que las conclusiones no se pueden extender. Para ella, lo que los llevó a esta situación fue el olvido, tras verse obligados a callar al volver de la guerra en junio de 1982. Eran tratados como una vergüenza para el país, que no pudieron ganar una guerra ni recuperar los territorios ocupados y defendidos por una potencia mundial económica como es Gran Bretaña.

“Tenemos ese complejo de argentino superior que si perdemos algo, se tapa. No se habla de algo triste, que es normal. Pero son héroes. Dieron sus vidas por nosotros y por una causa que para ellos es increíble”, aseguró Segreti. “Y no se murieron solamente los 649 allá. Cuando volvieron hubo uno de los índices de suicidio más alto a nivel mundial”, agregó.

Por lo tanto, la pregunta que impulsó a esta futura psicóloga a su investigación, sigue sin respuesta. Pero para ella, no cabe duda alguna de que los excombatientes tienen una fortaleza admirable y se demuestra en la pasión y devoción con la que cada 2 de abril -y cada día del año- organizan eventos, actos y actividades para que las Malvinas no queden en el olvido.