Vivir radioactivos: los riesgos de estar expuestos todos los días

Cómo disminuir la exposición que tenemos diariamente utilizando electrodomésticos, celulares y antenas.

Vivir radioactivos: los riesgos de estar expuestos todos los días

Foto: Etienne Laurent.

Sociedad

Unidiversidad

Florencia Martínez del Río

Publicado el 04 DE OCTUBRE DE 2019

Los riesgos para la salud de estar expuestos a la radiación constante de los electrodomésticos, los teléfonos y las antenas no son un mito. Hablar por celular por largos períodos de tiempo o usarlos dentro de un vehículo puede generar patologías a lo largo del tiempo, así como también acercarse al horno microondas mientras este está funcionando. Cómo disminuir la exposición.

Las emisiones de radiación de nuestros teléfonos y electrodomésticos son constantes y continuas, sin embargo, son imperceptibles. Ahora bien ¿qué consecuencias para la salud tiene estar expuestos a lo largo de toda nuestra vida a estos campos electromagnéticos? Ese fue el tema de la jornada que se realizó en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCUYO, llamada Impacto de las Radiaciones No Ionizantes en la Salud y el Medioambiente: Controversias y Verdades.

Osvaldo Mateo Spinelli, médico y profesor en la Universidad Nacional de La Plata, explicó que hay dos tipos de radiaciones, una ionizante y otra no ionizante. Esta última -donde la energía no es suficiente para ionizar la materia extrayendo los electrones de sus estados ligados al átomo pero sí de hacerlos vibrar- es la que caracteriza a los satélites, las antenas de radio, los celulares, los teléfonos inalámbricos, los hornos microondas o el router del wifi.

Estas radiaciones posiblemente desarrollen células cancerógenas en las personas, dijo el último estudio realizado por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer​ (IARC), órgano perteneciente a la Organización Mundial de la Salud. Al respecto Spinelli detalló: “El proceso de producción de cáncer de una célula lleva tiempo, no es de un día para otro, puede llevar años o décadas. La clasificación que obtuvieron estos aparatos no es la misma que la del tabaco, por ejemplo, está totalmente comprobado que fumar da cáncer, sino que la investigación indicó que posiblemente sea carcinógeno para el ser humano y hay casos en el mundo que lo demuestran”. 

El médico explicó que los efectos de la exposición a las radiaciones pueden ser térmicos, es decir cuando el aparato toma temperatura, pero también existen los no térmicos.

“No han sido probados en su totalidad pero todos alguna vez sentimos alguno. Como dolor de cabeza, fatiga, deterioro de la memoria, tinnitus, mareos o irritabilidad. No están relacionados con el calor, tienen que ver con una hipersensibilidad electromagnética, un fenómeno caracterizado por la aparición de síntomas despúes de la exposición de personas a campos electromagnéticos generados por una variedad de dispositivos de uso común”, comentó el especialista.

A su vez, el tener el celular en la oreja por largos períodos de tiempo puede generar un neurinoma acústico en el nervio auditivo; al tener el dispositivo tan cerca del cebrero se puede producir un glioma en ese órgano y en la médula espinal; o también, por usar el smartphone en el rostro, una neoplasia de las glándulas salivales, expusó Spinelli y también dijo que esta exposición puede disminuir la fertilidad.

Los niños son los que tienen mayor susceptibilidad ya que su cerebro y sistema nervioso está en desarrollo. En ellos, la penetración de la radiación de radiofrecuencia es mayor en relación con el tamaño de la cabeza. Es por esto que recomendó no darle a los chicos el celular para mantenerlos entretenidos, lo que el Spinelli llamó "chupete electrónico".

¿La radiación está en todos lados?: derribamos algunos mitos

La ingeniera Lourdes Torres visitó Like a las 10 para contar en qué consiste la radiación, cómo afecta a las personas diariamente y dejó algunos tips para mejorar nuestras costumbres. Además, la investigadora del CNEA diferenció la radiación de la radioactividad y explicó los alcances de cada una.

“El cumplimiento de los límites de exposición recomendados por organismos nacionales e internacionales ayuda a controlar los riesgos de la exposición a que puede ser dañina a la salud humana. Hay que regular la exposición y minimizar los riesgos. Nadie quiere meterse con este tema, pero creo que va a llegar un momento que esto se va a tener que legislar”, expresó el médico quien además contó que en la Universidad Nacional de La Plata están armando el primer Observatorio Nacional de Radiación No Ionizante para la Salud y el Medioambiente.

En la misma línea, Miguel Ángel Staiano, el ingeniero en Telecomunicaciones señaló que estar conectados por radiofrecuencia se convirtió en una forma de vida que hasta genera abstinencia en muchas personas cuando no están con el celular y por eso la importancia de medis su impacto. "Hoy se trabaja con los celulares, en un remis un chofer pasa 12 horas con la antena muy cerca, un horno microondas puede emitir más radiación de la que creemos".

Recomendaciones para reducir la exposición

-No tener el celular al lado de la cama durante la noche.

-Evitar su uso dentro de un vehículo para no producir lo que se llama el efecto "jaula de Faraday" que maximiza el impacto de la radiación.

-No permitir que los niños usen el celular.

-Hacer llamadas que no duren más de 5 o 6 minutos, o hacerlo con auriculares para tener alejado el dispositivo.

-Evitar usar el teléfono cuando la persona tenga un objeto metálico dentro o sobre su cabeza.

-Poseer preferiblemente un celular con la calificación SAR, tasa de absorción específica, más baja posible (aparece en el manual).

-Apagar el router del Wifi cuando no se está usando.

-No acercarce al horno microondas mientras este está funcionando.

-Aconsejar a las embarazadas no usar el celular ya que la radiación es fácilmente absorbida por el líquido amniótico.

 

sociedad radiación electromagnética electrodomésticos celulares