Wikileaks revela apoyo del Vaticano a derrocamiento de Salvador Allende

Una nueva e importante revelación realizó WikiLeaks respecto de la diplomacia de Estados Unidos. En esta oportunidad, el Vaticano expresa su respaldo al golpe militar en Chile. En un cable de octubre de 1973, el secretario de Estado Vaticano sustituto, Giovanni Benelli, señalaba a EE.UU. “su grave preocupación, y la del Papa Pablo VI, sobre la exitosa campaña internacional izquierdista para falsear las realidades de la situación chilena”.

Wikileaks revela apoyo del Vaticano a derrocamiento de Salvador Allende

Retrato del Cardenal Giovanni Benelli (1922-1982)

Internacionales

Unidiversidad

Cristián Zúñiga Pozo para Diario Electrónico de la Universidad de Chile

Publicado el 08 DE ABRIL DE 2013

Una nueva e importante revelación realizó WikiLeaks respecto de la diplomacia de Estados Unidos. En esta oportunidad, el Vaticano expresa su respaldo al golpe militar que derrocó el gobierno constitucional del Presidente Salvador Allende en 1973.

Se trata de un cable fechado el 18 de octubre de 1973, en el que Giovanni Benelli, sustituto en la Secretaría de Estado del Vaticano, señalaba a diplomáticos estadounidenses “su grave preocupación, y la del Papa Pablo VI, sobre la exitosa campaña internacional izquierdista para falsear completamente las realidades de la situación chilena”, según el diario español Publico.es.

La información, revelada primero por el diario italiano La Repubblica, afirma que “Benelli tildó la exagerada cobertura de los acontecimientos en Chile como, posiblemente, el mayor éxito de la propaganda comunista, y subrayó el hecho de que incluso los círculos moderados y conservadores parecían muy dispuestos a creer las mentiras más burdas sobre los excesos de la Junta chilena”.

Giovanni Benelli trabajó estrechamente durante diez años con Pablo VI, posición en la que se ganó el apodo de “Kissinger del Vaticano” por su agresiva gestión al frente de la diplomacia del Vaticano.

Giovanni Benelli era tan gravitante en la Santa Sede que él en persona recibió al Presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, cuando llegó en helicóptero a la Plaza de San Pedro en 1969, para sellar la alianza anticomunista entre la Casa Blanca y el Vaticano.

El documento, titulado como “Altísimo nivel de preocupación de El Vaticano sobre la propaganda en Chile”, consignado bajo la identificación ROME10729 y con el código EXDIS de “máxima reserva”, toma otras reflexiones transcritas por los diplomáticos.

En una parte del texto revelado por WikiLeaks se indica: “Al darse cuenta de que la caída de Allende era uno de los mayores reveses para la causa comunista, dijo Benelli, las fuerzas izquierdistas han minimizado ampliamente los daños al convencer al mundo de que la caída de Allende fue debida exclusivamente a fuerzas fascistas y externas, en vez de a los fallos de su propia gestión política, como realmente ocurrió”.

Los dichos de Benelli sobre el golpe militar en Chile eran categóricos para desmentir cualquier tipo de persecución política al señalar que “como es natural, desafortunadamente, tras un golpe de Estado, hay que admitir que ha habido algún derramamiento de sangre en las operaciones de limpieza en Chile, pero la Nunciatura en Santiago, el cardenal Silva y el Episcopado chileno en general han asegurado al Papa Pablo que la Junta está haciendo todo lo posible para que la situación vuelva a la normalidad y que las historias de los medios internacionales que hablan de una represión brutal no tienen fundamento”.

Incluso el Secretario de Estado Benelli afirmaba que “el Vaticano está convencido, y la Nunciatura ha confirmado, que durante los últimos meses del Gobierno de Allende, la Embajada de Cuba estaba sirviendo como arsenal para distribuir armas fabricadas en Europa del Este a los obreros chilenos”.

wikileaks vaticano dictadura chile