Yo aborto, tú abortas, todxs callamos

Este es el nombre de la película dirigida por Carolina Reinoso: un largometraje documental que busca informar y romper con mitos acerca de la temática del aborto. Cine del bueno y militante por los derechos de las mujeres.

Yo aborto, tú abortas, todxs callamos

Foto: Pagina web

Sociedad

Unidiversidad

Analía Martín

Publicado el 09 DE ENERO DE 2013

Cinco mujeres, incluida la directora del documental –Carolina Reinoso-, provenientes de distintas clases socioculturales, reflexionan y se hermanan en una lucha por visibilizar una problemática que involucra a 500 mil mujeres al año sólo en Argentina: el aborto clandestino.

Todas vivieron esa experiencia en sus cuerpos, todas fueron criminalizadas, pero el calvario de las mujeres pobres se destaca sobre el de las demás.

Mediante la propia reflexión, el encuentro y el debate con la clase política, agentes de salud y especialistas, indagan sobre las razones por las que un tema de salud pública y justicia social es criminalizado, dejando a tantas ciudadanas expuestas a mercenarios de la salud que atentan contra sus vidas y sus derechos.

En una entrevista con Edición Cuyo, Carolina Reinoso, directora de “Yo aborto, tú abortas, todxs callamos” nos cuenta acerca de este film militante.

“Desde que se empezó a escribir al guión a esta parte, hace ya más de tres años, y hace un año y medio que estamos filmando, hacemos hincapié en que, lógicamente, las más afectadas son las mujeres más pobres” dice Reinoso.

Cinco mujeres diferentes entre sí, cuentan su testimonio de haber atravesado en sus propios cuerpos una situación de aborto. “A través de esos testimonios, lo que se intenta hacer es derribar ciertos mitos en relación al aborto. Por ejemplo, el hecho de que sean mujeres de diferentes lugares del país, que tengan diferentes edades, que algunas tengan compañeros, otras no, como para romper los mitos de que las mujeres que abortan son jóvenes o tienen determinada actividad sexual”, explicaba la directora oriunda de Punta Alta, ciudad cerca de Bahía Blanca, al sur de Buenos Aires.

“La idea es ir relacionándose con diferentes organizaciones que nos puedan dar una mano con la proyección y difusión del largometraje. Por lo pronto, debido a lo que decía recién, tendremos la posibilidad de estrenar esta película en los espacios INCAA. En Bs. As,  la idea es estrenarlo en un espacio INCAA importante como lo es el Gaumont, pero también en organizaciones, escuelas, en lugares más pequeños y en el resto del país. Suponemos que el estreno oficial será alrededor de marzo del 2013”.

Hacerse cargo

El dinero necesario para poder costear la producción de este trabajo, provino del Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). “Es una película que está subvencionada por el INCAA. Nosotros aplicamos como proyecto, primero al desarrollo del guión y después por la producción de la película. Nos eligieron, así es que se pudo hacer la película que queríamos hacer gracias a eso. Es muy importante que el Estado como política cultural, apoye un proyecto así”, reflexiona Reinoso.

El cine, la militancia y la coyuntura

“La batalla por la lucha del aborto está en un momento muy especial, es un momento de cruzada cultural. Yo siento que se está hablando el tema, a pesar de que aún hay mucha resistencia, que la Iglesia tiene mucho poder sobre ciertas temáticas que no debería tenerlas porque para nosotros el tema del aborto es un tema de salud pública y justicia social”, argumenta Carolina respecto a la importancia de este film en la sociedad de hoy. “En Argentina tenemos alrededor de 500 mil abortos por año. La mujer que decide abortar lo va a hacer a pesar de lo que le digan, a pesar de ir presa, a pesar de que corra riesgo su vida, entonces esto se trata de una cuestión de salud pública y justicia social. En lo privado, cada uno, o cada una, pueden elegir lo que quiera”, agrega más tarde.

“Nos parece muy importante poder estrenar esta película y llegar a grupos que no son aquellos que luchan específicamente por la legalización del aborto. Poder editar este material, que sirva para debatir y que conjugue con la militancia. Nosotros creemos que nuestra película es de cine militante” sostiene la directora.

El contenido está íntimamente relacionado con la estética, dos condiciones que parecen estar muy presentes en las cabezas creativas de este equipo de realizadores. “Queremos que aquellos que quieran saber del tema puedan ir a verla, pero también queremos que sea una buena película, con buen contenido, una forma cuidada, con una estética pensada en relación al contenido”.

Para conocer acerca del desarrollo de “Yo aborto, tú abortas, todxs callamos” se puede ingresar en www.yoabortotuabortastodxscallamos.blogspot.com. La vía de contacto es yoabortofilm@gmail.com o bien a través de las redes sociales de Facebook y Twitter.

aborto callar carolina reinoso documental largometraje