Bebidas sin alcohol: se viró hacia las segundas marcas por la crisis

Así lo revela un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES). Además, se plantea que la elaboración bajó el 8,3 % interanual durante este año, mientras que las exportaciones subieron el 11 % por la devaluación.

Bebidas sin alcohol: se viró hacia las segundas marcas por la crisis

Foto: Jujuy Registrado

Sociedad Unidiversidad Consumo / por Fuente: Télam / Publicado el 28 DE MAYO 2019

Cae la producción de bebidas sin alcohol por la baja en el consumo interno, aunque al mismo tiempo suben las exportaciones por la devaluación, ya que los productos de menor valor ahora son muy competitivos para el mercado externo. Así lo reflejó el último informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

 Además, allí se plantea que la elaboración de bebidas bajó el 8,3 % interanual en el primer trimestre de 2019 por la menor demanda interna, mientras que las exportaciones crecieron el 11 % debido a la devaluación.

Un dato clave del informe es que esta coyuntura, de pérdida de capacidad de compra de la ciudadanía, "reforzó el patrón que deriva el consumo hacia las segundas marcas de bebidas, lo que beneficia a las pymes del sector, por lo que crecen a expensas de las grandes empresas, que verifican despidos ante el menor volumen de operaciones y magros resultados financieros", señala el documento de IES.

En el primer trimestre de 2019, remarcó IES, el segmento de bebidas sin alcohol es el que exhibe la mayor contracción al registrar un consumo anualizado similar al de 2005, seguido por el segmento cervecero, que también tuvo una caída en su volumen de ventas con menor rentabilidad. 

 

El vino, en picada 

Por su parte, el segmento vitivinícola parece haber encontrado un piso en sus ventas internas, tras caer consecutivamente en los últimos tres años, alcanzar el menor consumo per cápita histórico en 2018 y verificar, a la vez, un fuerte repunte de las exportaciones, amplió el trabajo.  Tras retroceder el 4,4 % en 2018 (y alcanzar el menor volumen en trece años), el consumo total de bebidas (en hectolitros) exhibió una profundización de su descenso, al caer el 12,5 % en el primer trimestre del año, con solo 16,3 millones de hectolitros.

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores, “las perspectivas para el sector de bebidas son desalentadoras desde el punto de vista del consumo para la primera mitad de 2019, ya que la base de consumo interno fue elevada a principios de 2018”.

En el caso de las exportaciones, en el primer trimestre de 2019 totalizaron USD 212,3 millones, con una caída del 4,3 %, mientras que 103,4 millones de litros despachados representaron un crecimiento del 11 % en relación con igual período de 2018, ya que, debido a la devaluación, se volvieron a exportar productos de menor valor (ahora competitivos). Por su parte, las importaciones totalizaron USD 25,1 millones, lo que significó una fuerte baja interanual del 33,8 %, mientras que en volúmenes cayeron el 40 % con 17,9 millones de litros.

sociedad | consumo | ies | informe | bebidas