Chernobyl: qué pasó y cómo sucedió el accidente

Un especialista explicó cómo fueron los hechos que llevaron a que ocurriera el desastre nuclear y cómo fueron resolviéndose, aunque nadie sabía a ciencia cierta qué hacer.

Chernobyl: qué pasó y cómo sucedió el accidente

Imagen real de cómo quedó la planta nuclear tras la explosión.

Sociedad Unidiversidad por Por Laura Zulián / Publicado el 07 DE JUNIO 2019

El 26 de abril de 2016 se cumplieron 30 años del accidente nuclear en la central de Chernobyl (actual territorio ucraniano), considerado el mayor de la historia. En ese momento, hace tres años, quizás sólo algunas personas interesadas en el tema se enteraron de ese aniversario, pero ahora, gracias a sólo cinco capítulos de una serie de televisión, miles de miradas tienen su atención sobre lo que pasó.

Uno de los que sí recordó las tres décadas del accidente fue el doctor en Física, Enrique Miranda, quien realizó en ese momento un seminario sobre lo que sucedió. Miranda es investigador del Conicet y profesor de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNCUYO y, a raíz del fenómeno de la serie explicó a Unidiversidad qué fue lo que pasó en el accidente.

“Estaban haciendo un experimento para estudiar la seguridad del reactor, era justamente para testear qué tan seguro era el reactor en caso de que se cortara la electricidad, el que hacía el experimento era una persona muy experimentada de apellido Dyatlov, un ingeniero nuclear de los mejores que tenía la Unión Soviética y era un tipo de un carácter muy fuerte, era difícil oponerse a él”, explica Miranda.

El investigador cuenta que Dyatlov era una persona extremadamente prestigiosa que en algún momento tomó la decisión de saltarse algunos protocolos de seguridad. “La gente que estaba en la sala de control, que eran muchachos jóvenes de menos de 30 años, estaba ateniéndose a las reglas de manual y supusieron que algo estaba mal, pero como el otro tenía mucho prestigio y un carácter fuerte, finalmente se impuso este hombre”, recuerda el investigador, quien cuenta que, además, había mucha presión política para que este experimento se llevara a cabo.

Furor por Chernobyl: una explosión, miles de liquidadores y varias dudas

Unidiversidad habló con un doctor en Física que explicó, a raíz de la popular serie de HBO, lo que todos queremos saber sobre el mayor accidente nuclear de la historia.

Dyatlov violó una norma de seguridad importante y, según explica el especialista, también se sabía de antes, pero no estaba documentado, que este tipo de reactores tenía algún tipo de inestabilidad cuando estaba a muy baja potencia. “Lo que pasa es que eso no estaba escrito porque era reconocer oficialmente un error y el régimen soviético había puesto mucho énfasis y estaba muy orgulloso de su desarrollo nuclear y reconocer que este reactor tenía un defecto de diseño no quedaba bien, entonces se sabía que había algo mal que estaba en el aire, pero no estaba documentado”, aclara Miranda.

“Se juntó mucho vapor y eso hizo que volara el techo y la tapa del reactor, posteriormente todo se prendió fuego y eso generó un incendio que desparramó material radiactivo por toda Europa. Hubo un intento de cubrir esto, porque Chernobyl era la planta de energía más grande de Europa, era un orgullo de la tecnología soviética, entonces trataron de ocultar un accidente serio”, cuenta el investigador.

El accidente se descubrió porque el humo del grafito que se prendió fuego empezó a mandar muchísimo material radiactivo a la atmósfera, el viento llevó ese material hacia una isla sueca donde detectaron que hubo un aumento enorme de la radioactividad y la Unión Soviética tuvo que reconocer que hubo un accidente. “Las primeras 48 horas no dijeron nada, y tardaron como 36 horas en evacuar la ciudad, cuando tendrían que haberlo hecho antes”, afirma Miranda.

“La verdad es que no había mucha idea de cómo manejar las cosas y de la seriedad que tenía, porque al principio mandaron a bomberos de una estación de policía normal, sin ningún tipo de protección, los pobres hombres lo combatieron con sus mangueras que no hacían nada. No sabían que estaban haciendo, no estaban capacitados. Después de que tomaron conciencia de la magnitud del accidente, ahí mandaron gente capacitada pero realmente era algo inédito, nunca se había producido algo de esta magnitud”, explica el especialista.

Nunca en la historia de la humanidad había explotado un reactor y había quedado a cielo abierto, nunca nadie pensó que fuera a explotar la tapa de un reactor, hasta ese momento nunca había pasado nada parecido.

Lava de uranio

Una vez que lograron apagar el fuego, los problemas en Chernobyl siguieron. Enrique Miranda cuenta, lo que también se muestra en la serie, el peligro que implicó que el reactor comenzara a fundirse por el calor que generaban los materiales radiactivos.

“Todo eso formó una especie de magma, de lava de grafito y uranio, que se fue fundiendo y empezó a penetrar el piso, fue extremadamente radiactivo y se corría el riesgo de que llegara a un reservorio de agua abajo de la planta, por eso se convocó a mineros que tuvieron que hacer un túnel para llenarla de cemento y evitar que esa lava llegara al agua subterránea porque eso podría haber producido otra explosión que podría haber sido peor”, explica el físico.

Los mineros realizaron el trabajo prácticamente sin protección contra radiación que, calculan, fue el equivalente a unas 500 bombas de Hiroshima.

Luego de que evitaron la explosión térmica por la lava de residuos radiactivos, tuvieron que empezar a limpiar el techo de la planta que estaba cubierto por pedazos del grafito que había en el reactor y que volaron con la explosión y que, como todo lo que tocó ese accidente, eran tremendamente radiactivos.

Para limpiar ese desastre, que seguía emitiendo radiación, primero intentaron hacerlo con robots, pero no funcionó. “La electrónica en estado sólido, cuando tenés mucho nivel de radiación deja de funcionar, entonces a estos robots no andaban y mandaron a lo que llamaron biorobots, que eran personas”, recuerda Miranda.

Fueron más de 500.000 hombres a los que se los conoce como “los liquidadores”, los que barrieron durante 90 segundos cada uno, los escombros radioactivos. “Se puede comparar con lo que pasó en Normandía, en el desembarco, el oficial que los mandó sabía que en las primeras oleadas iba a morir mucha gente, sabía que estaba mandando gente a morir. Pero acá no había otra forma, entonces mandaron a estos hombres que fueron expuestos a  niveles de radioactividad que son inimaginables y sólo podían estar unos minutos porque eran enorme las cantidades de radiación a las que se exponían, se les dio el título de héroes de la Unión Soviética y se lo merecen, no sé si esta gente estaba tan informada de que las consecuencias las iban a pagar el resto de su vida”, cuenta Miranda.

Luego, enviaron gente a construir el sarcófago que tapó al reactor y que  estuvo listo en octubre, 6 meses después. “Nunca se ha sabido, no hay estudios serios de cuál fue el destino de todas esas personas”, cierra el especialista.

 

chernobyl | nuclear | explosi