El transporte en la economía

Por Esther Sánchez, decana de la Facultad de Ciencias Económicas.

El transporte en la economía

Esther Sánchez, decana de Ciencias Económicas. Foto: Victoria Gaitán

Sociedad Edición U #32 - Chapa y pintura / por Esther Sánchez / Publicado el 07 DE OCTUBRE 2018

Existen dos grandes ramas del sector transporte: de personas y de cargas. Cada una de ellas se mueve con una lógica propia. La geografía de la zona es determinante para este rubro, ya que define su costo e incluso limita las modalidades.

En ambos casos, el transporte es un servicio ligado al desarrollo de otras actividades. La demanda por este servicio proviene de lo que sucede en esas actividades finales a las cuales el transporte sirve.

El transporte de personas sirve básicamente a turismo y negocios. Esta demanda seguirá la suerte de lo que suceda con los rubros a los que sirve. En el transporte de cargas, lo que importa es lo que sucede con los sectores productivos donde se producen las cargas a ser trasladadas.

El transporte de carga en Mendoza presenta una particularidad, y es que se trata de un lugar de origen y destino de cargas, pero también de un lugar de paso, en vista de su situación geográfica en el corredor Paraguay-Uruguay-Brasil-Argentina-Chile-Asia, que irá cobrando cada vez más relevancia.

El sector Transporte en su conjunto, dentro de la economía nacional, representa el 4,7 % del PBI, participación superior al valor agregado de la provincia de Mendoza, que representa el 4 % del total nacional. El transporte terrestre de cargas hacia y desde el país muestra algunas particularidades que tienen que ver con los flujos de exportaciones e importaciones.   En el Producto Bruto Geográfico de Mendoza, el sector se encuentra unido al de Almacenamiento y Comunicaciones, y representa el 6 % del total. Hace diez años podía considerarse que, dentro de ese conjunto, el transporte era lo más importante, pero con el boom de las comunicaciones, eso ha cambiado y Comunicaciones claramente explica al sector.

Dado que el transporte y la movilidad se encuentran implícitos en casi todas las actividades, es relevante definir un buen marco regulatorio que responda a una visión sobre el conjunto de problemas que importa esta actividad  y que permita satisfacer las necesidades de carácter colectivo, teniendo en cuenta la planificación territorial, el uso sostenible del suelo, la accesibilidad al sistema, la sustentabilidad del mismo y la expansión de las áreas urbanas.

sociedad | edición u32 | transporte público | transporte | servicio | usuario | colectivos



Chapa y pintura

La Ley de Movilidad quiere más pasajeros en el transporte público y menos autos en las calles. Las ...