Entre la física y la música

Esos son los dos mundos que habitan al científico Alberto Rojo. En esta charla el científico explica cómo se interconectan.

Entre la física y la música

El físico, músico y divulgador científico dará una conferencia el martes 14, en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCUYO.Foto: argentina.gob.ar

Sociedad Especiales Física cuántica y arte / por Verónica Gordillo / Publicado el 10 DE MAYO 2019

Alberto Rojo en Señal U: el arte de saber conjugar la física y la música

El reconocido científico pasó por el canal de la UNCUYO y dio algunos consejos para los estudiantes de ciencias.

Alberto Rojo es una rara avis: físico, músico y divulgador; una conjunción de mundos que a primera vista no tienen conexión. Como buen científico, él descree de las primeras impresiones y dice que, por el contrario, sus dos pasiones son actividades espirituales, porque una le permite tratar de entender cómo funciona el mundo y la otra le ayuda a sentirse bien con él mismo y con los demás.

Rojo vive y trabaja en Estados Unidos, donde es profesor del Departamento de Física de la Universidad de Oakland, pero desde hace unos días está en Argentina para brindar una serie de conferencias, entre ellas la de Mendoza. En comunicación telefónica con Unidiversidad, confiesa que le entusiasma volver a la UNCUYO, ya que se recibió en el Instituto Balseiro, al que define como una de las mejores instituciones educativas del mundo.

Científicos Industria Argentina - Borges y su adelanto a la física cuántica

A 30 años del fallecimiento del gran escritor Jorge Luis Borges, en Científicos Industria Argentina, le rendimos homenaje para saber qué tiene para decir la ciencia sobre él. El doctor en física Alberto Rojo nos habla sobre su libro "Borges y la física cuántica", que aborda los aportes de uno los más grandes escritores del Siglo XX y de la literatura universal a esta ciencia.

El origen

Rojo ubica el origen de esas dos pasiones en su casa de la infancia, en Tucumán. Su mamá y, especialmente su papá, estimularon siempre su curiosidad por entender cómo funcionaban las cosas que lo rodeaban, mientras sonaba de fondo una mezcla entre la música clásica que adoraba su padre y las chacareras, que sus tías escuchaban con devoción.

En base a esos estímulos, Rojo forjó lo que define como una identidad combinada, simplemente porque no deja de ser físico cuando hace música, y no deja de ser músico cuando hace física. Dice que esos dos mundos se ayudan -y lo ayudan- en muchos sentidos.

Siempre se movió entre esas pasiones. Estudió física en el Instituto Balseiro, lo que considera un privilegio, porque agradece la educación pública, y un orgullo, porque asegura que el centro ubicado en Bariloche es una de las mejores instituciones educativas del planeta.

Alberto Rojo Trio - Que Bonito

Alberto Rojo - Guitar and Voice Jordan Schug - Bass Michael Gould - Drums

Su producción -en ambos mundos- es enorme. Siguió distintas líneas de investigación dentro de la física cuántica, editó discos, grabó con músicos de la talla de Mercedes Sosa y Pedro Aznar y escribió libros, entre ellos “Borges y la Física Cuántica” y “El azar en la vida cotidiana”. A eso sumó su actividad como divulgador científico y estrenó hace muy poco en la TV pública el programa “Mozo, hay un físico en mi sopa”. Y sigue, quiere estudiar los problemas matemáticos de la inteligencia artificial, retoca una obra que cuenta la historia de la física en 20 canciones, que ya estrenó en una universidad de Boston y que espera presentar en Argentina el próximo año, y planea continuar con el programa de tele y trasladar esa experiencia a un libro.

Desde hace años Rojo vive y trabaja en Estados Unidos, pero pasa algunos meses en el país, donde realiza tareas de divulgación científica. Para él, no es tan importante vivir en Argentina como que Argentina viva en él, y dice que eso lo consigue siempre. Justamente por esa conexión, es que conoce los problemas que enfrenta el país, entre ellos los recortes presupuestarios al sector científico. “Noto que no hay una valoración del Gobierno hacia la ciencia y hay que entender que es necesaria y fundamental para cualquier país, es uno de los motores, un pilar central, como lo es la economía, el arte, por eso creo que hay que reconsiderar ese punto”, fueron sus palabras.

¡Mozo! Hay un físico en mi sopa: El movimiento (capítulo 1) - Canal Encuentro

¿Cuánto influye el movimiento planetario en nuestros movimientos corporales? Un musical en el que vamos a comprobar cómo, al girar cual bailarines, sus leyes se reproducen. Además, constatamos el giro de la Tierra y experiencias cotidianas transformadas por la física.

Divulgación igual a inspiración

El profesor cuenta que en el coloquio que brindará en la UNCUYO compartirá su visión respecto de esa conexión íntima entre el arte y la ciencia en general, y entre la física y la música, en particular, todo acompañado por canciones de su autoría.

Define en unas pocas palabras qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de divulgar ciencia. “El desafío es definir qué es lo importante y ahí también hay un trabajo artístico, en el sentido que cuando alguien dibuja, cuando representa algo, tiene que eliminar los detalles y dejar lo esencial. El objetivo aquí es que se interesen por el tema y traten de entender más, básicamente el trabajo de divulgación es de inspiración”.

Para el científico, ese es el objetivo central de la divulgación: la inspiración. Dice que su máxima aspiración es que entre los oyentes se encienda una luz con distintos grados de intensidad, que unos se interesen por la ciencia, otros por la música, o por ambos, como le sucedió a él, que desde hace 59 años habita entre esos dos mundos.

física cuántica | música | alberto rojo