La dote: más niñas y adolescentes se casan y conviven a cambio de educación

La escena es cada vez más frecuente en el país y en el siglo XXI. Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM) explicó por qué las menores de edad quedan embarazadas rápidamente y terminan abandonando los estudios. Crece el riesgo de explotación laboral y sexual.

La dote: más niñas y adolescentes se casan y conviven a cambio de educación

Sociedad Radio U Sobrevivientes del verano 2017 / / Publicado el 24 DE ENERO 2017

Según el último censo nacional, en el país hay más de 340 mil adolescentes de 14 a 19 años en matrimonio o convivencia, de los cuales 230 mil son niñas y adolescentes mujeres. El dato es importante, ya que muestra una escena que en general se cree desaparecida en la Argentina: el matrimonio infantil.

El problema del matrimonio infantil, al igual que las uniones convivenciales tempranas, está intrínsecamente ligado a las desigualdades de género y tiene consecuencias negativas sobre la vida y la salud de las niñas. También constituye una violación a sus derechos fundamentales: a la educación, a una vida libre de violencia, a la salud –en especial, los derechos sexuales y reproductivos–, a expresar sus opiniones, al juego y al tiempo libre. El casamiento o la convivencia infantil son violencia de género.

Así lo explicó en Radio Universidad la especialista en temas de género, Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM). Tras un minucioso estudio que realizó esa entidad, salió a la luz que las uniones de convivencia (con o sin papeles) entre adultos y niñas de 14 a 17 años suele ser moneda corriente, sobre todo en la población más humilde de la Argentina.

Bianco explicó que se trata de la vieja y reconocida "dote" que se realizaba siglos atrás en la Argentina entre la clase de alta alcurnia. En este siglo, esta modalidad cobra otro tinte: esta vez, los padres "entregan" a sus hijas a hombres generalmente 10 años mayores que simplemente garanticen la comida diaria y la finalización de los estudios primarios o secundarios de la niña y/o adolescente.
 

"El embarazo infantojuvenil sigue creciendo y es un círculo vicioso"

Mabel Bianco recordó que el embarazo adolescente en la Argentina, lejos de mermar, sigue creciendo desde hace 20 años. "Ese es un factor crucial para el matrimonio o convivencia a temprana edad. Esto genera consecuencias negativas, porque la gran mayoría de esas mujeres no sólo abandona sus estudios, sino que suele ser víctima de la explotación laboral y/o sexual".

Bianco explicó que muchas veces las mujeres menores de edad que se casan suelen hacerlo con un señor que tiene mayores recursos que ellas. Sea como fuere, la maternidad previa a finalizar estudios deja a la adolescente sin los recursos suficientes para ganarse la vida dignamente a largo plazo.

Según la presidenta de FEIM, las zonas donde más se generan este tipo de uniones entre menores son el NOA y el NEA (Tucumán, Salta, Jujuy, Formosa y Chaco, sobre todo). Sin embargo, aseguró que en zonas del Gran Buenos Aires la situación a nivel cultural no está tan aceitada pero que la cantidad de convivientes menores de edad ha crecido, según demostró el censo 2010.

audios

  • Entrevista a Mabel Bianco.

    Entrevista a Mabel Bianco, presidenta de FEIM

sociedad | sobrevivientes del verano | género | matrimonio y convivencia infantil