La OMS pidió reducir intervenciones médicas en el parto

La organización publicó 26 recomendaciones y estableció estándares de atención a las mujeres en todo el mundo, con el objetivo de reducir procedimientos que considera innecesarios.

La OMS pidió reducir intervenciones médicas en el parto

La OMS informó que en los últimos 20 años crecieron las intervenciones médicas innecesarias durante el parto. Foto: Victoria Gaitán.

Internacionales Unidiversidad Salud / por Unidiversidad / Télam / Publicado el 16 DE FEBRERO 2018

Que la mujer decida si quiere o no anestesia o la posición en la que va a parir, que no se le haga un enema ni sea rasurada y que no se aspire al bebé si es sano son algunas de las 26 recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó para establecer estándares y reducir intervenciones médicas innecesarias en el parto.  

La agencia Télam difundió las nuevas recomendaciones que el organismo internacional publicó con el título Cuidados intraparto para una experiencia positiva de parto. En el informe de la OMS se destaca que en los últimos 20 años, los médicos aumentaron el uso de intervenciones que anteriormente solo se utilizaban para evitar riesgos o tratar complicaciones, como la infusión de oxitocina para acelerar el parto o las cesáreas.

"Queremos que las mujeres den a luz en un ambiente seguro, con parteras calificadas en instalaciones bien equipadas. Sin embargo, la creciente medicalización de los procesos normales de parto está socavando la capacidad de una mujer para dar a luz e impacta negativamente en su experiencia", indicó Princess Nothemba Simelela, subdirectora general de la OMS para Familia, Mujeres, Niños y Adolescentes.

La profesional recalcó que "si el trabajo de parto progresa normalmente, y la mujer y su bebé están en buenas condiciones, no es necesario que reciban intervenciones adicionales para acelerar el parto".

La violencia invisible de las maternidades

Los profesionales de la salud ejercen violencia obstétrica sobre cientos de mujeres, tanto en hospitales públicos como privados. Un problema que los médicos no advierten y que está naturalizado.

 

Las recomendaciones

Entre las recomendaciones, la OMS incluyó tener un acompañante de elección durante el parto; garantizar una atención respetuosa y una buena comunicación entre las mujeres y los proveedores de servicios de salud; mantener la privacidad y la confidencialidad, así como permitir que tomen decisiones sobre el manejo del dolor, el trabajo y las posiciones de parto, entre otras.  

En la lista, que diferencia las distintas etapas del trabajo de parto, el alumbramiento y los cuidados posteriores de la mujer y el bebé, el organismo realizó recomendaciones específicas reconociendo que "cada trabajo de parto y parto es único y que la duración de la primera etapa activa del parto varía de una mujer a otra".

Para reducir las intervenciones médicas innecesarias, la OMS no recomendó para las mujeres cuyo trabajo de parto se desencadenó naturalmente utilizar la variable de progresión de 1 cm por hora de dilatación como indicador de riesgo.

En este sentido, la guía enfatiza que una tasa de dilatación cervical más lenta por sí sola no debe ser una indicación de rutina para acelerar el parto y fija con claridad que "no es recomendable una intervención médica (ya sea oxitocina o cesárea) antes de los 5 cm de dilatación, "siempre que las condiciones de la madre y el bebé sean normales".

Tampoco recomienda la medición de la pelvis, la cardiotocografía (un método de evaluación fetal), la realización de un enema a la mujer ni el rasurado pélvico, la limpieza vaginal con clorhexidina, la rotura de bolsa artificial (amniotomía) o la aplicación de oxitocina ni de ninguna otra droga para acortar el trabajo de parto. 

El organismo sí sugiere la auscultación con un dispositivo de ultrasonido doppler o pinard fetal y el suministro de anestesia epidural u opioides (como fentanilo, diamorfina y petidina) si la mujer requiere alivio de dolor y de acuerdo con su preferencia, así como otras técnicas naturales de relajación.  

Desde que se completa la dilatación hasta que el bebé sale, que la OMS define como segunda etapa del trabajo de parto, el organismo recomienda que la mujer siga su propio impulso de empujar y, por el contrario, no sugiere el uso de la episeptomía (corte en la vagina) ni la presión manual del fondo uterino.

La Nación reglamentó la ley de \parto humanizado\

La ley 25929, de parto humanizado, fue reglamentada por el Ejecutivo Nacional. Dicha ley había sido aprobada en 2004 y la provincia había adherido en 2009.

 

Los cuidados del bebé

Las recomendaciones, que publicó Télam, también contemplan aspectos del recién nacido, como no aspirar a los niños que respiran por sí solos y nacen en líquido amniótico claro, y dejar al bebé en contacto con la piel de la madre al menos una hora para fomentar la lactancia y prevenir la hipotermia (a menos que el recién nacido tenga problemas de salud); luego debe suministrárseles a todos los recién nacidos un miligramo de vitamina K.

Según la OMS, alrededor de 830 mujeres mueren a diario por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto en todo el mundo. La mayoría de estas muertes podría prevenirse con una atención de alta calidad durante el embarazo y el parto.

parto | recomendaciones | oms | salud | mujer | embarazo | bebé