Murió una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo

Margarita Guerrero de Barrera Oro falleció este viernes por problemas de salud, a los 93 años. La referente mendocina por los derechos humanos nunca dejó de buscar a su hijo secuestrado por la dictadura militar. Fue distinguida en la provincia por su lucha.

Murió una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo

Margarita nunca dejó de buscar a su hijo, secuestrado por la dictadura de 1976. Foto: Los Andes.

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Publicado el 17 DE AGOSTO 2018

Se trata de Margarita Guerrero de Barrera Oro, quien falleció este viernes 17 de agosto a sus 93 años, según confirmó su nieto Sacha Barrera Oro a Unidiversidad. Fue una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo y luchó más de 40 años por encontrar a su hijo Jaime Barrera Oro, secuestrado en Buenos Aires durante la dictadura cívico-militar argentina de 1976-1983.

Según informó Los Andes, en los ultimos meses Margarita había dejado de participar en las conocidas rondas de las madres por su estado de salud. Por otro lado, Diario Uno publicó que será velada hasta las 18 en Mangione, ubicado en calle Ozamis 673, de Maipú.

Durante 2016, luego de cumplirse 40 años del golpe de Estado, las Madres fundadoras, entre ellas Margarita, María Assof de Domínguez y Agustina Elcira Corvalán de Vera, fueron distinguidas por la Legislatura por su lucha en búsqueda de memoria, verdad y justicia.

En el mismo año, el Instituto de Estudios de Género y Mujeres (Idegem), en colaboración con el Área de Derechos Humanos y Género de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional de Cuyo, entregaron una membresía honoraria a las Madres de Plaza de Mayo de Mendoza por su trayectoria a favor de los derechos humanos y del movimiento de mujeres de América Latina.

En aquel acto, Margarita compartió unas palabras desde su sentir y aseguró que la memoria hay que mantenerla viva para que “no vuelva a pasar nunca más”, en referencia a la dictadura cívico-militar, e insisitió en que “la lucha siempre se disfruta porque es por algo que uno quiere”.

Luego de que secuestraran a su hijo Jaime, ella se encargó de la crianza de su nieto Sacha, quien quedó huérfano desde muy pequeño. Según Los Andes, Sacha se despidió de su abuela a través de las redes sociales con la frase: "Si existe un más allá, mi abuela Margarita ya está con mi padre".

margarita guerrero de barrera oro | murio | madres de la plaza de mayo de mendoza | reconocida | lucha | dictadura | hijo | secuestro | memoria