Una semana para el boicot a los plásticos de un solo uso

Una iniciativa mundial busca que los consumidores tomen conciencia y que durante esta semana rechacen y no compren los productos envueltos en plásticos innecesarios.

Una semana para el boicot a los plásticos de un solo uso

Foto publicda en www.fundacionbasura.org

Sociedad Unidiversidad Medio ambiente / por Laura Zulián / Publicado el 05 DE JUNIO 2019

“Una semana sin plástico para salvar al planeta”, reza el eslogan de la campaña que un grupo de ecologistas lanzó en España pero que, rápidamente, se hizo viral para el resto del mundo. Un boicot a las bandejas y al film que envuelve a las manzanas en las góndolas de los supermercados, a las bolsas de nylon que guardan un kilo de papas y a las bolsitas que sólo llevan 100 gramos de orégano. La idea de esta semana es tomar conciencia y rechazar todos esos plásticos de un solo uso.

Nicolás Fuchs Facht, cofundador de Sentido Circular, una tienda dedicada a la venta de productos reutilizables sin plástico en donde también realizan educación y concientización para lograr una vida sin residuos (popularmente conocido como “zero waste”), habló con Unidiversidad y opinó que estos movimientos internacionales son importantes porque en la actualidad hay un gran problema con el plástico que tiene que ver con su materialidad, que no es biodegradable.

“Su reciclabilidad es muy baja y después de varios ciclos no se puede volver a reciclar. Por eso es importante ir a la verdulería, consumir alimentos integrales, no usar tantos químicos a través de la cosmética y la higiene, todos los productos empiezan a ser más naturales y uno empieza a vivir en armonía con la naturaleza”, comentó en ambientalista.

En su página Sentido Circular, publicaron una guía para dar algunas pautas sobre cómo comenzar la transición hacia una vida más sustentable en donde explican en una pirámide verde que el primer paso es repensar, luego rechazar, después reducir, más tarde reutilizar y, por último, reciclar.

“Falta conciencia de todos, de las empresas, de los individuos, de los gobiernos, es algo que tenemos que hacer todos juntos, cada uno desde su lugar tiene que ir empujando a que la causa se haga presente. Tiene que ver con que cada vez más hablemos de esto con la familia, con los amigos, con la gente del club y hacerlos entender desde distintos ángulos, que la solución está en nuestras manos”, agregó.

Una de las claves y de los primeros pasos para ir hacia una reducción de los plásticos de un sólo uso es, por ejemplo, comprar suelto, a granel y llevar los propios envases o bolsas. Alejandro Roby, de Índigo, un almacén de productos orgánicos y centro de yoga en pleno centro de Mendoza, dijo que son varios los clientes que tienen ese tipo de prácticas pero que aún hay muchos que les piden bolsas, sólo por pedirlas.

“Tenemos bolsas recicladas que son compostables hechas a base de maíz y otras fibras que entre 60 y 90 días se degradan y empiezan a formar parte de la tierra. Para lo que no tenemos solución todavía es para las cosas pequeñas, por ejemplo si alguien nos pide 100 gramos de almendras para ese contenedor no tenemos una solución más ecológica todavía”, comentó Alejandro quien contó que él, por ejemplo, reutiliza las bolsas que le dan en algún comercio. Reutilizar es otra de las claves contra el plástico.

La contaminación del aire causa siete millones de muertes por año

Así lo alertó la ONU en el Día Mundial del Medio Ambiente. Además, un estudio puso el foco en los microplásticos y en la necesidad de investigar su impacto en la salud.

Valentín, de Mística Natural, una tienda de alimentos sustentables en Godoy Cruz, contó que si bien los clientes que llevan sus envases para comprar suelto son los menos, ellos insisten en que los lleven. “Suele pasar más con los productos que vendemos en frascos y botellas, ya que les reconocemos el dinero del envase descontandolo de su compra si lo trae”, comentó.

“Muchos clientes todavía están cómodos con poder ver el producto, cosa que no pasa cuando el envase es de papel, o clientes que no quieren llevarse frascos o botellas y prefieren la bolsita de plástico. Falta mas conciencia para lograr que vengan con sus propias bolsas, telas, tuppers, a hacer sus compras”, contó.

Los envases de shampoos, acondicionadores, cremas y otros productos cosméticos, son otros de los grandes grupos de plásticos de un solo uso. De ahí que algunos emprendedores realizan un viraje hacia productos naturales y sin envases como puede ser shampoos sólidos o líquidos pero con la posibilidad de rellenar esos envases.

Verónica Góngora, creadora de Ecoplatónica, una marca de productos de cosmética natural mendocina, contó que comenzaron con el emprendimiento por una necesidad propia al no encontrar propuestas de este tipo en el mercado. “Hay un poco más de conciencia, pero la gran mayoría no se da cuenta lamentablemente lo que genera el plástico”, opina.

Uno de slogans de su marca es “Menos es más”. “Eso significa que priorizamos la ecología ante todo, aunque podríamos hacer envoltorios y packaging más atractivos, nos inclinamos por lo más amigable al medio ambiente 100% eco friendly, como papeles reciclados sellos y tintas vegetales”, explicó.

Una guía para ser zero waste

 

 

Cuentas para seguir

Para saber más, aprender y poner en práctica, hay en Instagram varios activistas que enseñan y guían hacia una vida con menos plásticos, les dejamos algunas.

La Loca del Taper

Sentido Circular

Verde y Consciente

Go Green Argentina

 

 
 
 

 

 

plasticos | medio ambiente | ecologia | reciclaje